Encuentro de Unitaid, Fondo Mundial y socios para explorar vías de entrada al mercado de salud global para empresas de América Latina

Visto: 59

El Foro de Innovación y Acceso a los Mercados de Salud Globales, organizado por Mundo Sano e Instituto Vita Nova, reunió durante dos días en Buenos Aires a representantes de la industria farmacéutica, la OMS, Fondo Global y Unitaid.

El Foro de Innovación y Acceso a los Mercados de Salud Globales, organizado por Mundo Sano e Instituto Vita Nova, reunió el 2 y el 3 de octubre en Buenos Aires a representantes de la industria farmacéutica regional, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo Mundial y Unitaid. El evento, que coincidió con el encuentro de ministros de salud del G-20, se propuso explorar vías de entrada al mercado de salud global para los fabricantes de América Latina.

El mercado de salud global asciende a unos 37.600 millones de dólares anuales, pero los proveedores de agencias públicas de compra se concentran en unos pocos países, incluyendo EE.UU., Alemania, Japón, Francia, India y China. Las empresas de América Latina apenas están presentes.

“Para lograr los objetivos de salud global, es crucial acelerar la entrada de nuevos proveedores con el fin de reducir el precio de los productos y hacerlos más asequibles para los países de renta baja y media-baja”, afirmó el director ejecutivo de Unitaid, Lelio Mármora.

“Aquí es donde los fabricantes de América Latina pueden entrar en juego, capturando parte del enorme mercado de salud global al tiempo que aumentan el acceso a productos innovadores en los países que más los necesitan”, añadió Mármora.

Uno de los objetivos del foro es ayudar a las empresas de América Latina a comprender el funcionamiento y las necesidades de los mercados públicos de compra, así como incentivar la coordinación entre las propias compañías.

“El foro brinda la posibilidad de trabajar alineados para contribuir a la salud pública y generar oportunidades y conexiones. Se trata de cerrar las brechas en respuesta a los principales desafíos de salud en el mundo”, expresó la presidente de Mundo Sano y fundadora de Grupo Insud, Silvia Gold.

El evento también abordó la importancia de la coordinación entre agencias las regulatorias regionales y mecanismos internacionales. Un ejemplo es el proceso de precalificación de la OMS –apoyado por Unitaid—, que garantiza que los productos son de alta calidad, asequibles y aptos para las agencias públicas de compra.

"Para poner fin a las epidemias es necesario un suministro estable y seguro de productos médicos y de salud asequibles, de calidad garantizada y entregados oportunamente," ha coincidido Françoise Vanni, directora de Relaciones Exteriores del Fondo Mundial, añadiendo que las compañías de América Latina tienen un papel importante que jugar en el suministro de tecnologías innovadoras. "Esto solo es posible si existe un mercado saludable, diverso y dinámico".

DIVERSOS ACTORES, UN MERCADO GLOBAL

Unitaid demuestra la eficacia de innovaciones en salud global y pone los fundamentos para que países y socios como El Fondo Mundial las implementen a gran escala con el fin de tratar enfermedades de forma más rápida, eficaz y asequible.

Como parte de este proceso, Unitaid analiza los obstáculos que impiden que las innovaciones lleguen a las comunidades y busca formas de superarlos. Si los precios son demasiado elevados, por ejemplo, acelera la entrada de nuevos proveedores para aumentar la competencia. También establece mecanismos para apoyar la demanda, aumentar el volumen de mercado y ayudar a los fabricantes a reducir sus costes de producción.

El foro ofreció a los participantes una oportunidad única de comprender cómo funciona este mercado de salud global de mano de expertos de Unitaid, Fondo Mundial y la OMS, que también les ayudarán a identificar sus fortalezas y aspectos a mejorar.

Foto: de izquierda a derecha- Marta Maurás, presidente de la junta directiva de UNITAID; Carlos Sánchez, del Instituto Vita Nova; Adolfo Rubinstein, secretario de Gobierno de Salud de la Nación; Silvia Gold, presidente de Mundo Sano;  y Ming Xu, director del Departamento para economías emergentes, Fondo Mundial).