MANZUR BUSCA LA PUERTA DE SALIDA

Visto: 1038

El ministro de Salud, Juan Manzur, ya tomó la decisión de dejar el cargo, sin esperar,  incluso, al 10 de diciembre, cuando podría producirse un recambio ministerial.  Cuando se aprestaba a recoger sus papeles y marcharse a Tucumán para concentrarse en la campaña a gobernador, sucedió la imprevisto: la enfermedad de la presidenta Cristina Fernández le obligó a posponer la partida.

“Manzur se quiere ir sí o sí y había tomado coraje para pedirle a la presidenta que lo libere del cargo. Pero la presidenta se enfermó y ahora tendrá que esperar que retorne a la actividad normal”, señalaron voceros del ministro a Pharmabaires.

La pregunta que ronda hoy en los despachos del ministerio es quien podría ser el sucesor.

Daniel Gollan, convertido en protagonista de los cambios en políticas de medicamentos impulsados en últimos tiempos desde el Ministerio de Salud y por los diputados oficialistas,  suena como posible sucesor, pero sin resonancias. Sin demasiado peso.

“Daniel se la pasa militando. Todos los días de la semana desde el Ministerio y los fines de semana viaja al interior para dar charlas sobre producción pública y genéricos”, aseguran.

Otro nombre que aparece en el escenario es el de Juan Carlos Nadalich, médico sanitarista, de confianza de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y que muchos consideran el “jefe político” de Gollan. Por lo menos ambos comparten el mismo espacio político.

Nadalich ya fue un fugaz ministro de Desarrollo Social entre diciembre de 2005 y diciembre de 2006 y actualmente es secretario de Gestión de Alicia Kirchner.

Mientras tanto, avanza la política de Gollan de “alinear los planetas” que es una metáfora sobre la necesidad de unificar las políticas de producción pública y genéricos, extendiéndose a todos los organismos de salud.

Después del desplazamiento de Carlos Chiale de la ANMAT, se vaticinan cambios en la segunda y tercera líneas en ese organismo y en el Iname. También hay movimientos en ciernes en la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) y en el Malbran.

Uno de los “planetas” que hay que alinear –aseguran en el Ministerio de Salud- es la utilización de genéricos en el PAMI, donde el presidente Luciano Di Cesare es refractario a los avances que se impulsan en otras áreas y en la Cámara de Diputados.

Pero la historia cambió en las últimas horas. “Después de dos tapas (La Nación y Clarín) quien puede pensar que la presidenta lo puede entregar”, señalan en el Ministerio de Salud  sobre la continuidad del funcionario que ingresaba –hasta la semana pasada- en los cambios que se vislumbraran en el horizonte.

Pero el allanamiento al PAMI ordenado por el juez Bonadio y las mencionadas tapas de los diarios, le han devuelto la vida.