PARITARIAS: TODO MAL Y COMERCIO NO RESPONDE

Visto: 1089

Las droguerías y el sindicato FATSA siguen trabados en una discusión paritaria en que los separa un abismo. Los laboratorios no consiguen que se les autorice el aumento de precios prometido para junio. Las droguerías le mandaron una carta documento al secretario de Comercio, Augusto Costa. Las cámaras farmacéuticas, menos contundentes, le acercaron una nota al funcionario solicitando una entrevista. Sin respuesta, no hay aumentos y los acuerdos paritarios se dilatan. Y todavía faltan laboratorios, clínicas, sanatorios y AAPM.

El conflicto entre FATSA/ATSA y las droguerías se mantiene en zona caliente que el Ministerio de Trabajo enfrío con una segunda conciliación obligatoria. Pero el tiempo se acaba y las negociaciones no encuentran un atisbo de acercamiento.

En ese contexto, la cámara de droguerías (ADEM) le pidió por carta documento una reunión al secretario de Comercio, Augusto Costa, a fines de la semana pasada. Es un recurso para pasarle la pelota al funcionario que, luego de casis 25 días, tampoco volvió a comunicarse con las tres cámaras farmacéuticas.

"Le pedimos una audiencia al Secretario de Comercio para explicarle la situación del sector", informó Darío Díaz, apoderado de la Asociación de Distribuidores de Especialidades Medicinales (ADEM). "Vamos a plantearle el problema de los distribuidores y mostrarle que estamos operando con un margen muy escaso", anticipó.

El pedido fue por carta documento por una cuestión de celeridad y a partir de la experiencia de las cámaras farmacéuticas que apelaron a una nota dirigida a Costa, jamás respondida.

Costa autorizó este año aumentos de precios de 3 a 4,5 por ciento a comienzos de año y prometió una actualización para fines de junio. A fines de la semana pasada habían pasado alrededor de 25 días sin novedades.

“Esta es una situación sin retorno. No se pueden incrementar los salarios el 34 por ciento cuando los medicamentos aumentaron entre 12 y 15 por ciento el año”, afirman, contundentes, los voceros empresarios que comienzan a sospechas que Costa (o el gobierno) tienen un problema “político” con el sector.

Difícil detectar que problema político puede existir cuando la principal cámara de los laboratorios nacionales está conducida actualmente por el empresario predilecto de la presidenta y que recientemente fue favorecido por una adjudicación directa del Ministerio de Salud para el suministro de vacunas por 114 millones de pesos.

La única paritaria que cerró este año es la del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB) que conduce Marcelo Peretta y que consiguió, precisamente,  el 34 por ciento de aumento para los directores técnicos de droguerías y laboratorios.

“ADEM se niega a aumentar dignamente el salario de sus trabajadores, siendo que recibió, junto a los laboratorios, autorización del gobierno para aumentar el precio de los medicamentos, tanto en 2014 como en 2015”, subrayó el sindicato que conduce Peretta.

Antes de conocerse la carta documento enviada a Costa, SAFYB había advertido en un comunicado: “Queremos alertar sobre la especulación de ADEM, que está dilatando la negociación, para forzar al secretario de Comercio, Augusto Costa, a autorizar un nuevo aumento de los remedios”.

El sindicato de los profesionales farmacéuticos y bioquímicos “no está de acuerdo que este aumento de salario termine subiendo el precio de los medicamentos, que de por sí son bastante caros en nuestro país”, reforzó el comunicado.

“La negociación sigue complicada porque los precios se mantienen en el mismo nivel y ese es el principal problema para no poder acercarnos a la pretensión salarial de los trabajadores", señaló el apoderado de ADEM. Pero si esta semana no consiguen cerrar un acuerdo, volverán los paros y el desabastecimiento de las farmacias.

Como si algo faltara, a partir de esta semana FATSA/ATSA comienza a discutir las paritarias con las clínicas y sanatorios privados y los voceros sindicales ya advirtieron a PharmaBaires que “vamos a un conflicto desde el inicio, porque nos mandaron a decir que no van a cerrar ningún acuerdo por encima del 30 por ciento de aumento”. 

Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical y habitual vocero del sector, anticipó la posición de las clínicas y sanatorios, que vinculan un aumento de las cuotas a un incremento salarial para su personal.

“El único recurso que tenemos para hacer frente a esta actualización es el que proviene de las cuotas que pagan nuestros asociados y cuyo incremento debe ser autorizado por el gobierno nacional", sostuvo Belocopitt. O sea, sin incremento de las tarifas de las prepagas no habrá acuerdo salarial.

Del otro lado, ATSA ratificó que para droguerías y clínicas exigen una mejora salarial por encima del 30%, y que en caso de no obtenerlo "se intensificarán las medidas de fuerza".

Y todavía falta el acuerdo paritario con los visitadores médicos que históricamente ha sido la paritaria más compleja y ríspida de todas. El próximo sábado será reelegido Ricardo Peidro como secretario general de la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM) al frente de una lista única y en julio comenzará la discusión con las cámaras farmacéuticas por un incremento paritario que el año pasado fue del 34 por ciento, sin necesidad de escraches a laboratorios o congreso médicos como en años precedentes.

Pero este año es distinto: “Vamos a salir con los tapones de punta desde el primer día, porque lo que está pasando con ATSA nos anticipa como viene la negociación este año”, señalaron voceros del sindicato afiliado a la CTA Autónoma (opositora).

Precisamente Pablo Micheli, el actual secretario general de la CTA opositora encabezará la lista de diputados nacionales de la candidata presidencial Margarita Stolbizer y Ricardo Peidro, actual adjunto, debería quedar en su lugar.