CONVENIO PAMI: DURO, CADA VEZ MAS DURO

Las cámaras industriales farmacéuticas y el PAMI  reiniciarán esta semana la negociación por el nuevo convenio que fue prorrogado hasta fin de mes ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo. Negociación que viene “durísima” reconocieron voceros empresarios. Los colegios farmacéuticos salieron con los tapones de punta luego de una reunión con Regazzoni.

Sin perspectivas de superar las diferencias que hicieron fracasar las negociaciones en noviembre y diciembre,  nuevamente Regazzoni, el titular del PAMI recibirá a partir de esta semana a las cámaras que no esperan nada nuevo en el menú que el funcionario expondrá sobre la mesa.

La negociación viene dificilísima”, explicaron los voceros de las cámaras empresarias que conocen las  exigencias de Regazzoni y el tironeo que se repite desde noviembre:  el titular del PAMI  se quiere plantar en 2.500 millones de pesos mensuales de gasto en medicamentos.

La diferencia de entre 300 y 400 millones de pesos debería ser absorbida por la industria, hasta que el PAMI cumpla su  promesa de reducir el gasto de medicamentos a la cifra que pueda pagar.  

Promesa que ya hizo el año pasado cuando extendió el convenio hasta diciembre y la reducción fue mínima,  según los voceros empresarios.

Ahora vuelve a mencionar un ajuste en la resolución 337 que contempla la entrega de medicamentos gratis a los afiliados.

Regazzoni en los primeros días de enero recibió a la COFA, a FEFARA, a la Federación Argentina de  Cámaras de Farmacias y a la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales, quizás con la intención de suavizar el conflicto con este impensado frente de farmacéuticos y dueños de farmacias.

Pero el efecto fue todo lo contrario, pues al término de la reunión las cuatro entidades difundieron un comunicado advirtiendo que “lamentablemente nuestras necesidades nuevamente no fueron escuchadas por las autoridades del PAMI, no obteniendo soluciones de fondo a los problemas planteados, recordando que los mismos fueron abordados reiteradamente desde el 10 de diciembre de 2015”.

“Regazzoni está flojo de papeles”, sintetizó un dirigente de la COFA,  explicando que durante la reunión  “no obtuvimos respuestas que vislumbren una solución para la provisión de medicamentos ambulatorios ni tampoco para los medicamentos para diabéticos y tratamientos oncológicos”.

 “Solo estaría en consideración incorporar a las entidades en una Comisión de Seguimiento y ver alguna alternativa para disminuir la carga financiera que tiene el convenio para las farmacias prestadoras”, explicaron los dirigentes farmacéuticos de las cuatro entidades.

Regazzoni descartó que los farmacéuticos y las farmacias se sumen como la tercera pata del convenio al ofrecerle un papel secundario en una Comisión de Seguimiento, pero lo más grave es que “si no aceptamos las condiciones del nuevo convenio, como contrapropuesta Regazzoni plantea que eventualmente aceptaría una red (de expendio) propuesta por la industria farmacéutica”.

“Evidentemente esta decisión pone al jubilado en una situación de inaccesibilidad al medicamento, agregándole costos adicionales, tales como traslado del paciente buscando farmacias que tengan capacidad de sostener una prestación con condiciones asfixiantes para los prestadores, es decir prevaleciendo el sistema económico del mercado por encima de la condición de bien social del medicamento y acceso a éste tal lo recomienda la OMS y la OPS”  señalaron las entidades farmacéuticas.

Voceros de la industria negaron enfáticamente a Pharmabaires que le hubiesen propuesto a Regazzoni una red paralela para reemplazar la cadena actual de comercialización.

“No figura en nuestra agenda pelearnos con la COFA o las cámaras de farmacias. Ese es un apriete de Regazzoni a los farmacéuticos”, señalaron los voceros.

Por las dudas, las entidades farmacéuticas igualmente enviaron una carta a las tres cámaras empresarias del sector, para dejar en evidencia la presión de Regazzoni que pretende recurrir a CILFA, Cooperala y CAEME como Caballo de Troya.

“Un escenario de esta naturaleza, por fuera de las Instituciones farmacéuticas, pone a las farmacias en total estado de indefensión, no sabiendo cuando cobrará y quien le pagará, perdiendo la protección que genera la lucha gremial que llevan adelante nuestras entidades”, remarcó el comunicado.

La carta enviada a las cámaras empresarias al término de la reunión con Regazzoni es la siguiente:

Señores

CILFA – CAEME - COOPERALA

Presente

De nuestra Consideración:

Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. con motivo de la reciente prórroga del contrato suscripta entre el INSSJP (PAMI) y la Industria, cuya fecha de vencimiento operaria el 31/01/17, y la necesidad de acordar los términos y condiciones para la suscripción de un nuevo contrato.

A tal fin deseamos recordarles que las Instituciones Farmacéuticas abajo firmantes son las únicas representantes de la red nacional de farmacias, la cual resulta imprescindible para brindar una adecuada prestación de la dispensa, garantizando profesionalidad y uso racional del medicamento a favor de los afiliados al Instituto en todo el ámbito geográfico del país

Por lo dicho, consideramos imperioso que al momento de discutir los términos del nuevo convenio, se abstengan de comprometer ningún tipo de participación de las farmacias arrogándose la representación de las mismas, habida cuenta que tal función y representación queda reservada en forma exclusiva para las instituciones abajo firmantes

Sin otro particular y quedando como siempre a disposición para tratar temas de común interés, hacemos propicia la ocasión para saludarlos muy atentamente.

Farm. María Isabel REINOSO
Presidente – Confederación Farmacéutica Argentina
 
Farm. Miguel LOMBARDO
Presidente – Federación Argentina de Cámaras de Farmacia
 
Farm. Manuel AGOTEGARAY
Presidente – Federación Farmacéutica de la República  Argentina
 
Sr. Carlos VILLAGRA
Presidente – Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República  Argentina

Por su parte el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFyB) denunció en un comunicado que “PAMI impide la libre elección de laboratorios de análisis clínicos”.
 
“El PAMI acaba de publicitar que a partir del 2 de enero 2017, los afiliados ‘pueden elegir libremente en qué laboratorio de análisis clínicos realizarse sus estudios’, pero la verdad es muy distinta”, señaló la entidad.
 
El listado oficial publicado por PAMI (http://institucional.pami.org.ar/result.php?c=1-15-1&id_noticias=864&vm=1) contempla 36 laboratorios sobre un total de 410 habilitados. Si se excluyen los hospitales públicos, solo quedan 29 laboratorios para atender al casi millón de jubilados de la Ciudad de Buenos Aires, precisó el SAFyB.

La bioquímica Mariel Alejandre expresó que “es preocupante que el jubilado no pueda elegir libremente a su bioquímico y que los laboratorios de la Ciudad de Buenos Aires, que se están fundiendo, no pueden prestar servicio a una obra social pública”.

Matías Spotorno, Consejero del Colegio de Bioquímicos porteño, dijo “solicitamos la apertura del convenio de prestación PAMI a todos los colegiados, como ocurre en el resto del país.”