ALIFAR Y LA UIA PREOCUPADAS POR ACUERDO SOBRE PI CON EEUU

La Asociación Latinoamericana de Industrias Farmacéuticas (ALIFAR) y la UIA comparten la preocupación de los laboratorios nacionales de Argentina por el reciente acuerdo sobre propiedad intelectual firmado por el INPI y la oficina de Patentes de Estados Unidos,  y expresarán en los próximos días su posición crítica sobre esta experiencia piloto en América Latina.

El argentino Rubén Abete, secretario general de ALIFAR, anticipó a Pharmabaires que el 14 de marzo en Brasilia se realizará una minicumbre de la entidad para tratar como temas prioritarios las negociaciones Mercosur y UE y ahora también el acuerdo “piloto” que firmaron el INPI de Argentina y su similar de Estados Unidos  entre gallos y medianoches, con el mayor sigilo y sin informar a los laboratorios nacionales.

Nosotros nos enteramos de esta acuerdo por la página de la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos (USPTO)  ya que el INPI no brindó ninguna información y nos preocupa no solo por su efecto en Argentina sino por extensión en América Latina”, reconoció Abete, anticipando que AILIFAR se propone redactar una declaración sobre el acuerdo durante la minicumbre de Brasilia.

Voceros de la UIA de Argentina  también anticiparon que el consejo directivo de la entidad analizará en breve el acuerdo bilateral firmado entre Argentina y Estados Unidos sobre propiedad  intelectual que está vigente desde el viernes 3 de marzo, por sus consecuencias para varios sectores productivos y no solo para los laboratorios nacionales que hasta ahora y públicamente han evitado la confrontación con el INPI.

El INPI ya le había aplicado un duro golpe por la espalda a esos laboratorios nacionales, cuando el año pasado emitió la resolución 56  admitiendo patentes extranjeras y eliminando las Guías de Patentabilidad locales  aunque esa resolución fue parcialmente corregida posteriormente por la 125 de diciembre pasado.

El titular del INPI, Dámaso Pardo, firmó ahora el acuerdo que “puentea”  al Congreso Argentino durante un viaje casi clandestino que realizó en febrero a Washington, donde rubricó el acuerdo con la USPTO.

El acuerdo  durante los próximos tres años permitirá aplicar el proceso acelerado conocido como Patent Prosecution Highway (PPH),  del que se sabe poco, salvo que es una vía acelerada para obtener patentes de cualquier tipo y sin someterse a exámenes rigurosos.

El nuevo escenario es absolutamente confuso para los industriales nacionales en general y en participar para los laboratorios nacionales, pues  entre la resolución 56, la aclaratoria 125 y el actual acuerdo bilateral con USPTO “esto se ha vuelto un berenjenal  en materia de propiedad intelectual y factible de reclamos judiciales”, pronosticaron directivos del sector.

En otras palabras, hay confusión sobre la legislación vigente en materia de propiedad intelectual. Y cada sector se puede amparar en la que le conviene. Incluida la que comenzó a regir a partir del 3 de marzo.

A su vez los directivos de la UIA encendieron las alarmas cuando fueron advertidos que el acuerdo con Estados Unidos  abriría un abanico de conflictos en otras actividades, especialmente en informática, productos químicos, fertilizantes y semillas. Medicamentos es la punta del iceberg.

El consejo directivo de la UIA tiene previsto analizar las secuelas del acuerdo en su próxima reunión plenaria e intentará acceder a una copia oficial del convenio bilateral que, hasta ahora, el INPI no ha divulgado.

“Este convenio es una autovía rápida para imponer las patentes y un proyecto piloto según explicó la  propia USPTO. Hasta donde sabemos ningún otro país fue invitado a firmarlo. Y justamente nos preocupa que pretendan avanzar con otros países  latinoamericanos”, reforzó Abete.

“Creemos que Argentina se ha convertido en  la cabeza de playa para imponer vías rápidas de patentamiento en la región”, pronosticó el secretario general de ALIFAR.

La entidad latinoamericana tiene previsto reunirse el 14 de marzo en Brasilia y en eltemario figura también el capítulo de propiedad intelectual de las negociaciones entre Mercosur y UE que se reanudarán entre el 20 y 21 de marzo.

La UE el año pasado intentó incorporar la demanda por patentes para avanzar en un acuerdo de libre comercio, pero fracasó porque al mismo tiempo no estaba dispuesta a discutir los subsidios agrícolas. Se supone que volverá con el mismo contenido.

El PPH y los acuerdos de libre comercio figurarán también durante la Asamblea Anual de ALIFAR prevista para mayo en Asunción.

El acuerdo firmado entre el INPI y la USPTO contempla la aplicación durante tres años del Programa Piloto de Patentes de Prospección (PPH).

El Observatorio Sudamericano de Patentes recordó que “a partir de julio de 2006, la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO) se ha asociado con varias otras oficinas en los programas de Patent Prosecution Highway (PPH).

La PPH permite que “un solicitante que recibe una sentencia positiva en reclamaciones de patentes de una oficina participante para solicitar la resolución acelerada de las solicitudes correspondientes en la otra oficina participante, lo que permite al solicitante obtener una decisión de patentabilidad en la segunda oficina más rápidamente”.

El 6 de enero de 2014, la USPTO comenzó a participar en los programas piloto PPH e IP5 PPH ("Global / IP5 PPH"), que consolidaron y reemplazaron numerosos programas PPH anteriores, simplificando y simplificando el proceso PPH tanto para los solicitantes como Global / IP5 PPH oficinas participantes.   

El INPI de Argentina no es actualmente una oficina participante de Global / IP5 PPH y se está asociando con la USPTO en el PPH sobre una base bilateral solamente, explicó el sitio web.

Sin embargo, una solicitud de PPH presentada en la USPTO basada en el producto de trabajo INPI-Argentina será tratada bajo los estándares de PPH globales / IP5.

El programa piloto de PPH comenzó a aplicarse en Argentina desde  el 3 de marzo pasado y durará un período de tres años que terminará el 2 de marzo de 2020.

El período de prueba se puede extender si es necesario para evaluar adecuadamente la viabilidad del programa PPH. Ambas oficinas evaluarán continuamente los resultados del programa piloto de PPH para determinar si y cómo se debe modificar el programa.

Las oficinas también pueden terminar el programa piloto de PPH con anticipación si el volumen de participación excede un nivel manejable, o por cualquier otro motivo.