LOS FARMACÉUTICOS QUIEREN SER PARTE DE LA NEGOCIACIÓN

El director del PAMI, Sergio Cassinotti, se propone convocar a los colegios farmacéuticos durante la discusión del nuevo Convenio, pero la industria advirtió que bloqueará la posibilidad de que se constituyan en una de las patas de la mesa.

“Quizás anda buscando aliados”, analizó un dirigente de la COFA sobre la convocatoria que se avecina de Cassinotti, en el contexto de la dura disputa con la industria.

Voceros de las cámaras industriales confirmaron que existe la intención del director del PAMI de sumar en las negociaciones a los colegios farmacéuticos “pero eso es imposible, lo vamos a inhibir porque el convenio es entre la industria y la obra social”.

Los mismos voceros desmintieron una versión periodística sobre la opción de “medicamentos de segunda marca”, que habría propuesto Cassinotti para bajar los costos. “Eso es imposible el convenio no es de clase A o clase B”, refutaron desde la industria.

Los farmacéuticos se sienten “rehenes” o consideran que es el momento de desembarcar con los genéricos, según sus diferentes colegios y sindicatos.

Graciela Luján, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de La Plata, exigió que su sector “forme parte activa en la discusión del nuevo Convenio, que todos los medicamentos se entreguen únicamente en las farmacias y que se pauten condiciones contractuales lógicas”.

“Como grupo de farmacéuticos, profesionales de la salud y únicos especialistas en medicamentos, reclamamos formar parte del convenio”,  pidió Luján, reiterando una histórica demanda de la COFA.

Precisamente, Ricardo Pesenti,  miembro del consejo directivo de la COFA e histórico negociador con el PAMI,  señaló a Pharmabaires que “con este  modelo de convenio no estamos en condiciones de  ofrecer nada,  no pueden tocarnos nada  y menos la financiación”.

“Los farmacéuticos estamos financiando el convenio y a muchas farmacias ya no les da ninguna rentabilidad. Si ellos quieren bajar la caja, con este modelo de prestación la única opción es recortar en unidades”,  analizó Pesenti.

La COFA reunió este fin de semana su confederal en Pinamar  y precisamente el futuro del convenio y la condición de “rehén” o protagonista  centralizó el debate.

“El PAMI sigue fracasando con la atención farmacéutica porque sus autoridades no se atreven a un cambio verdadero” sostuvo el titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB), Marcelo Peretta.

El titular del SAFYB continuó que “el contrato de PAMI requiere una reingeniería que incluya incorporar receta electrónica, que los médicos prescriban remedios genéricos, y que los farmacéuticos realicen un seguimiento de la utilización de los fármacos.”

"Con la receta electrónica y la firma digital de los profesionales se termina la corrupción, y con un convenio directo con los prestadores farmacéuticos se acaban los intermediarios que encarecen lo que PAMI paga por los medicamentos que toman los jubilados", propuso Peretta.

PAMI "necesita un plan para racionalizar el uso de los fármacos: que se consuman cuando hacen falta; no porque su costo está cubierto”, completó Peretta.