AVANCES EN LEY DE MEDICAMENTOS Y AGENCIA DE EVALUACIÓN DE LA SSS

Esta semana se realizará el último taller convocado para discutir una nueva Ley de Medicamentos convocado por el Ministerio de Salud y la ANMAT.  Es un  proyecto a mediano plazo. En cambio la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias ya ha comenzado a funcionar de oficio en la Superintendencia de Servicios de Salud.

Los talleres de discusión de la nueva Ley de Medicamentos se realizaron en la Academia Nacional de Medicina, que fue el ámbito académico apropiado para el debate. 

Los coordinadores de los talleres fueron la ANMAT con una activa participación de su titular, Carlos  Chiale, y el grupo Medeos, al que pertenece el ministro de Salud, Jorge Lemus. 

De los debates participaron las cámaras farmacéuticas,  incluida la de medicamentos genéricos, distribuidores, la cámara de farmacias Facaf, la Superintendencia de Servicios de Salud  (SSS), los colegios médicos y farmacéuticos  a través de FEFARA y el Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal  La COFA en cambio no asistió.

En principio hubo consensos entre las cámaras farmacéuticas, excepto en la cuestión de la bioequivalencia que enfrentó a los nacionales con CAEME.

De los talleres ya surgió un borrador que los coordinadores de las ponencias califican de “muy técnico” o sea de una lectura reservada para expertos y que se concentra especialmente en la biotecnología y la bioequivalencia.

Todos reconocen en ese borrador la inspiración de Carlos Chiale que aportó los insumos para la discusión.

El texto definitivo será consensuado en una reunión plenaria prevista para septiembre también en la Academia Nacional de Medicina y  luego será elevado al Ministerio de Salud que deberá seguir buscando consensos, ya no técnicos ni académicos, sino políticos. 

Y si bien existe la voluntad política de avanzar con  una nueva Ley de Medicamentos,  se descuenta que recién el año próximo irá al Congreso Nacional.

La última Ley de Medicamentos promulgada por el Congreso argentino fue la famosa (por sus secuelas políticas) de Arturo Oñativia en 1964 aunque cientos de leyes y resoluciones  posteriores  han ido conformando un cúmulo de normas no siempre precisas y hasta contradictorias, que ahora se intenta ordenar.

En cambio, va se vislumbra en el horizonte la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, que impulsa  la SSS  y que ha comenzado a actuar de “oficio” para fijar los precios de los nuevos tratamientos y medicamentos.

La SSS en su portal anunció un acuerdo con el laboratorio Biogen para reducir en un 20 por ciento el costo del medicamento Nusinersen para la atrofia muscular espinal

“Cabe destacar que esta estrategia definida por el Superintendente de Servicios de Salud, Dr. Luis Scervino, y desarrollada por el Coordinador Operativo de la Superintendencia de Servicios de Salud, Dr. David Aruachán, significa un ahorro para el país de más de 600 millones de pesos en el primer año de tratamiento. De este modo el precio de esta costosa droga se equiparará al precio del producto en Europa”, señaló el comunicado.

La SSS en su portal incluyó la carta enviada por el CEO de Biogen para Argentina,  Chile y Uruguay,  Ramiro López Dibberns,  comprometiéndose a distribuir el medicamento a un costo de 89.600 euros, en vez de 125 mil dólares como era la cotización inicial.

“Desde la gestión actual de la Superintendencia se continúa trabajando en  la evaluación y definición de la eventual  modalidad de reintegro de este medicamento para las obras sociales del Sistema Nacional del Seguro de Salud”.

El comunicado resaltó que “asimismo, el Coordinador Operativo de este Organismo se encuentra negociando un Acuerdo de Riesgo Compartido con el Laboratorio, en relación directa con la eficacia de este tratamiento prolongado que padecen alrededor de 300 personas en nuestro país”.

“Este logro es el resultado de un trabajo que viene desarrollando la S.S.SALUD en forma conjunta con el laboratorio, los especialistas líderes de opinión nacional y la asociación de pacientes, en el marco de un consenso integral de abordaje de patologías poco frecuentes y de alto impacto económico”, completó la SSS.

Previo al acuerdo, la SSS había difundido que  “en una decisión político-institucional sin precedentes en la Argentina en materia de medición de impacto sanitario y de costos de medicamentos, el Superintendente de Servicios de Salud (S.S.SALUD), Dr. Luis Scervino, prepara un informe sobre la enfermedad terminal Atrofia Muscular Espinal, que padecen unas 300 personas en el país, y la utilización en el país de la droga Nusinersen, de muy alto costo”.

“La intención del proyecto a cargo del Coordinador Operativo del Organismo, Dr. David Aruachan, es sacar conclusiones que permitan establecer con claridad su eficacia, accesibilidad, cobertura y precio, a través del uso de la Tecnología Sanitaria que aplican los especialistas de la S.S.SALUD y de forma que llegue a los pacientes con la mayor seguridad posible y el precio adecuado”,  precisó la SSS, anticipando la metodología que se aplicará a partir de ahora y con el respaldo institucional de la Agencia Evaluadora,

Para ser más explícitos aún sobre lo que vendrá, la SSS señaló que “en los hechos, el estudio también muestra la eficacia de utilizar las herramientas que proporcionaría la  Agencia Nacional de Evaluación de Tecnología Sanitaria (AGNET), un proyecto de ley de la Superintendencia  y del  Ministerio de Salud, que tiene media sanción del Senado pero que todavía no fue aprobada por Diputados”.