EN EEUU AVANZA UNA INVESTIGACIÓN CONTRA PFIZER Y OTRAS MULTINACIONALES

El Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga a los laboratorios Pfizer, Teva y a otras cuatro empresas farmacéuticas de ese país, por presunta colusión de precios.

Los laboratorios involucrados en “actos ilícitos” según el Departamento de Justicia además de Pfizer y Teva son Mylan, Endo Internacional Phamaceutical, Lannett  company y Perrigo compan, pero la lista podría ser ampliada, confirmaron voceros del organismo estatal.

La investigación apunta a la posible “manipulación de precios por parte de las  empresas farmacéuticas en el mercado de los medicamentos genéricos, de los cuales Teva, Endo, Lannet y Perrigo son importantes actores.

Pfizer admitió públicamente la semana pasada que la división antimonopolio del Departamento de Justicia comenzó a investigar su unidad de genéricos, Greenstone, el mes pasado.

Voceros del Departamento de Justicia, citados por el periódico El Financiero de México y Bloomberg TV, admitieron que la investigación “continúa ampliándose” y hay una docena de compañías farmacéuticas que han recibido citaciones,  además de las seis mencionadas.

En enero pasado, dos ex ejecutivos de la farmacéutica Heritage Pharmaceuticals Inc. se declararon culpables de confabulación con otras compañías para fijar precios.

La investigación contra Pfizer, Mylan y Teva, entre otros laboratorios, ya había trascendido el 3 de noviembre pasado y en esa oportunidad los voceros del Departamento de Justicia aseguraron que los presuntos “actos ilícitos” se remontaban a dos años atrás.

 La agencia Bloomberg  el 23 de diciembre pasado  difundió que  “alrededor de uno de cada 19 medicamentos genéricos vendidos en Estados Unidos durante los últimos tres años han registrado importantes incrementos en los precios que podrían deberse a una colusión, de acuerdo con una investigación del Departamento de Justicia sobre fijación de precios en el mercado farmacéutico”.

Fideres Partners LLP, una consultora con sede en Londres que trabaja con bufetes de abogados para presentar litigios contra empresas, reportó “patrones de precios anómalos” en varios medicamentos genéricos vendidos en Estados Unidos del 2013 al 2016.

 La investigación de la  consultora identificó  90 medicamentos cuyos precios aumentaron al menos 250% en el período de tres años y que fueron incrementados por al menos dos compañías farmacéuticas casi al mismo tiempo, a pesar de que no había una razón de mercado obvia para el alza.

Los fabricantes que realizaron el mayor número de aumentos sospechosos fueron Mylan NV con 30, Teva Pharmaceutical Industries Ltd. con 27 y Actavis Inc. con 22, detalló  Fideres. Actavis, ahora conocida como Allergan Plc, había vendido  su cartera genérica a Teva en agosto de 2016..

La División Antimonoplio del Departamento de Justicia ha investigado en los últimos dos años acusaciones de colusión entre los fabricantes de medicamentos. Hasta ahora, una docena de empresas han sido citadas y 24 fármacos específicos han sido investigados.

Pharmabaires ya había publicado a comienzos de este año que veinte Estados Federales de Estados Unidos habían iniciado una demanda conjunta contra seis laboratorios por presunta colusión de precios de medicamentos. Los acusaron de dividirse el mercado “entre cenas y noches con chicas”.

La demanda  contra los laboratorios Heritage Pharmaceuticals, Mylan, Teva, AutobindoPharma, Citron y Mayne Pharma,  se fundamentaba en una investigación de la oficina del Procurador General de Connecticut iniciada en 2014.

La demanda aseguraba que los investigadores descubrieron múltiples ejemplos de fijación de precios y colusión entre los laboratorios, especialmente en torno a las versiones genéricas del antibiótico Doxiciclina y el medicamento Gliburida contra la diabetes.

"Los precios de docenas de medicamentos genéricos han aumentado inusualmente -algunos se han disparado- sin razón aparente" sostuvo la demanda.

Jeffrey Glazer, ex director general de Heritage, y Jason Malek, ex presidente de la compañía, ya fueron acusados por un tribunal federal de conspirar para "fijar precios, ordenar ofertas y asignar clientes".

Así también se afirmaba que la supuesta fijación de precios se debatió entre los directivos en conferencias que luego "refinaron y coordinaron" en "cenas, noches de chicas" y a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes de texto.

La demanda detallaba un acuerdo específico  elaborado entre Heritage y Mylan para dividir la cuota de mercado de Doxy DR (doxiciclina) para evitar una "guerra de precios",  cuando Heritage introdujo su genérico al mercado.

Mylan acordó "alejarse" de al menos un gran mayorista nacional y una gran cadena de farmacias para permitir que Heritage obtuviera su cuota de mercado, mientras  aceptaba no reducir los precios.

 La demanda aseguraba que el laboratorio Mayne Pharma se acercó a Heritage con un plan similar.