GOBIERNO SIMPLIFICA EL REGISTRO INDUSTRIAL DE LA NACIÓN

El certificado de inscripción al Registro Industrial de la Nación (RIN) es necesario para poder acceder a beneficios del Estado como el bono de bienes de capital. Hasta el momento, el trámite demoraba, en promedio, 8 meses. El registro pasa a tener un formato de declaración jurada online y la inscripción estará disponible en 24 horas.

Con el objetivo de simplificar y desburocratizar la interacción de las empresas con el Estado, el Gobierno nacional modificó el Registro Industrial de la Nación (RIN), que estará disponible en 24 horas.

Hasta ahora, la constancia de inscripción en el RIN demoraba 8 meses y requería de las empresas la habilitación municipal, los formularios de declaración jurada y la copia del contrato social de estatuto, entre otros documentos que debían presentar en papel en el Ministerio de Producción.  

Con la modificación del registro, que hoy fue comunicada a las empresas tras la publicación de la resolución 533/2017 en el Boletín Oficial, la inscripción pasa a tener el formato de una declaración jurada online, lo que simplifica y reduce los costos y tiempos del proceso. El RIN funciona como un certificado para poder acceder a beneficios que otorga el Estado a la industria como el Bono de bienes de capital o la devolución del saldo técnico del IVA, entre otros.

La modificación es parte del plan de simplificación administrativa que lleva adelante el Gobierno nacional y que, una vez implementado en su conjunto, busca generar ahorros para las empresas por aproximadamente $93.000 millones (1% del PBI). El plan incluye, entre otras medidas, la digitalización de todos los expedientes, aumentar la cantidad de trámites a distancia y la aceptación del correo electrónico como domicilio constituido. Ello permitirá a las compañías aplicar a los programas y trámites del Estado desde cualquier lugar del país. 

"Esta política de desburocratización contribuye con nuestro objetivo central como Gobierno que es la creación de empleo formal de calidad", afirmó el ministro de Producción, Francisco Cabrera. 

"Una empresa que demora una inversión por un proceso burocrático ineficiente es trabajo que se difiere en el tiempo y no podemos esperar; el Estado tiene que ser un facilitador, no una traba", agregó el funcionario.

El RIN fue instrumentado en los años 70 para crear una base de datos de empresas industriales de la Argentina, objetivo que nunca fue cumplido y perjudicaba a las firmas con trámites innecesarios. "La simplificación de este proceso era un requerimiento histórico del sector industrial. Estas medidas, junto con otras que hemos tomado durante estos 19 meses como el Programa de Desarrollo de Proveedores o la Ley Pyme, nos permitirán consolidar el crecimiento de la industria", sostuvo Martín Etchegoyen, secretario de Industria.