EN ARGENTINA SE DIAGNOSTICAN ANUALMENTE ENTRE 500 Y 750 PACIENTES CON TUMORES DEL ESTROMA GASTROINTESTINAL

Los especialistas afirmaron que detectados a tiempo ofrecen un mejor pronóstico.

La cirugía constituye el tratamiento estándar y, en algunos casos, se recurre a medicación previa para disminuir el tamaño del tumor y facilitar el procedimiento quirúrgico.

Síntomas como una masa abdominal palpable, dificultad para tragar, dolor abdominal, náuseas, sensación de saciedad e inclusive sangre en las deposiciones, estreñimiento o anemia, podrían estar indicando la presencia de un tumor de este tipo.

En un encuentro para médicos y estudiantes de medicina llevado a cabo en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la UBA, los especialistas destacaron la importancia de la detección de los tumores del estroma gastrointestinal (GIST, por su sigla en inglés), una patología que se presenta generalmente entre los 50 y los 70 años de edad y que se estima padecen aproximadamente entre 500 y 750 argentinos anualmente.

La reunión, organizada por la asociación de pacientes Gist Argentina , con el apoyo de la AAOC - Asoc. Arg. de Oncología Clínica, tuvo por objetivo contribuir a crear mayor conciencia sobre la existencia de este tipo de tumores y la necesidad de sospecharlo ante la presencia de determinados signos.

Si bien sus síntomas están relacionados con el sitio de su localización primaria y con el tamaño del tumor, y una tercera parte de los pacientes no presenta ningún síntoma, en los otros dos tercios suelen registrarse manifestaciones como una masa abdominal palpable, dificultad para tragar, dolor abdominal, náuseas, sensación de saciedad e inclusive sangre en las deposiciones, estreñimiento o anemia. La presencia de cualquiera de estos síntomas debería motivar la consulta médica.

. Matías Chacón, vicepresidente de la AAOC, manifestó que el apoyo y la organización de un grupo iniciado y motivado por pacientes con GIST y sus familiares, son fundamentales para la incorporación definitiva de los pacientes en el centro de las decisiones médicas.

Asimismo, destacó que “el objetivo de este evento conjunto con médicos especialistas en GIST es actualizar la información y brindar un escenario para resolver controversias”.

Por su parte, Mariel Garibaldi, presidenta de GIST Argentina, entidad miembro de la Alianza GIST, expresó que “este encuentro representa una excelente oportunidad para que más médicos y los propios estudiantes de medicina, tengan un acercamiento a una enfermedad que, si bien es poco frecuente, si logra ser sospechada y detectada en forma temprana ofrece grandes chances para acceder a la curación”.

En cuanto a las alternativas terapéuticas, Chacón afirmó que “tanto en enfermedad localizada como en el grupo de pacientes que desarrollan metástasis, las opciones quirúrgicas y medicamentosas son diversas”.

La cirugía constituye el tratamiento de elección de los tumores GIST, aunque en algunos casos es necesario utilizar fármacos del grupo de los inhibidores de la tirosina kinasa, tendiente a reducir el volumen tumoral y facilitar luego la extirpación mediante la cirugía.

Estas medicaciones también son utilizadas con éxito como terapia posquirúrgica para disminuir el riesgo de recurrencia. De hecho, existen pacientes con GIST inoperables que solo reciben tratamiento farmacológico desde la aparición de estos medicamentos a principios del nuevo milenio.

“Los avances alcanzados en los últimos años nos permiten ser muy optimistas y desde GIST Argentina brindamos la información y soporte necesario a pacientes y familiares para optimizar el acceso a las mejores herramientas terapéuticas y apoyando a la comunidad científica en la vía de la divulgación de actividades. Es nuestro objetivo que cada paciente con diagnóstico de GIST tenga su mejor opción para acceder a la curación y los asistiremos en lo que sea necesario para mejorar su calidad de vida”, concluyó Mariel Garibaldi.

Acerca de los GIST

Los tumores del estroma gastrointestinal (GIST por su sigla en inglés) son tumores de tejido blando (sarcomas) originados en el sistema gastrointestinal. Aparecen con mayor frecuencia en el estómago y en el intestino delgado y con menor frecuencia se originan en el intestino grueso, en el recto, en el duodeno, en el esófago o dispersos en la cavidad abdominal.

A pesar de que solo comprenden menos de 1% de todos los tumores del tracto gastrointestinal, los GIST son los tumores más comunes de los tejidos de sostén de relleno (llamados mesenquimales) que conforman los órganos del tracto digestivo. Se ha estimado que en los Estados Unidos hay entre 3300 y 6000 nuevos casos de GIST por año. Normalmente son detectados durante una cirugía de urgencia o en controles de rutina.