FEFARA DEFENDIÓ EL CONVENIO FIRMADO CON PAMI

Visto: 275

FEFARA, el colegio de farmacéuticos con preeminencia en las provincias de Santa Fe, Misiones, La Pampa, Santiago del Estero, Catamarca, Neuquén, San Luis y Chubut, defendió a través de un comunicado el reciente convenio firmado con PAMI que ha generado resquemores entre las cámaras industriales y también entre otros prestadores de la obra social de los jubilados.

FEFARA resaltó que "después de 25 años una institución farmacéutica firma en el tema medicamentos un convenio con PAMI sin intermediarios y representando a los farmacéuticos", al defender el acuerdo recientemente rubricado entre las partes y que comenzará a regir el primero de abril.

Así también, en el comunicado difundido en los últimos días afirmó que “somos la única entidad que ha logrado concretar desarrollos de excelencia para competir en el mercado, los cuales hoy cuentan con alto reconocimiento por haber resultado vitales en la gestión de numerosos contratos de la seguridad social durante todos estos años”. Indirectamente marca una asimetría de calidad con la principal entidad farmacéutica prestadora del PAMI, la COFA, que sin duda se sintió aludida.

Precisamente hay varios párrafos dedicados a las otras entidades integrantes de la cadena de  dispensa  al citar el acta acuerdo que en conjunto firmaron con el PAMI en abril y septiembre de 2016 y que “no resultó suficiente”.

Es más, en el comunicado se asegura que “las restantes instituciones, ya no volvieron a incluir a FEFARA en las acciones conjuntas que fueron encarando (por ej: SUR - Sistema Único de Registro).

En consecuencia, ante el fracaso de aquella iniciativa -según FEFARA- se avanzó en términos  individuales para firmar un convenio con PAMI sin las ataduras de los otrora compañeros de ruta.

A partir de este análisis de la situación, FEFARA afirmó que le resulta "incomprensible" la reacción de quienes aseguran que el convenio provocará un "daño irreparable" y sin identificar a nadie por nombre y apellido mencionó la existencia de "fantasmas”  que adjudicó a la falta de información o a la "mala fe".
El Colegio profesional subrayó que  “el uso racional del medicamento, la instrumentación de un vademécum nacional y la fijación de una política de precios de medicamentos son los objetivos del mencionado convenio que  está generando reacciones contrapuestas entre los laboratorios.

Algunas estimaciones indican  que alrededor de cuatro millones de recetas pasarán por el tamiz de esté acuerdo que el presidente de FEFARA, Manuel Agotegaray, defendió enfáticamente en declaraciones para PHARMABAIRES hace una semana.

El texto completo del comunicado es el siguiente:

Haciendo lo que siempre propusimos

Desde la creación de FEFARA, y teniendo siempre como norte los fundamentos filosóficos y políticos que le dieron origen, nuestros mejores esfuerzos se han invertido en temas con directa relación hacia:

Los Pacientes: propiciando el uso racional del medicamento; la utilización de un Vademécum Nacional Farmacéutico, con criterio sanitario; la fijación de una política de precios de referencia farmacéutica y otros no menos importantes.
Los Financiadores: poniendo a su disposición herramientas tecnológicas que ayuden para que las acciones de mayor cobertura lleguen a quienes realmente las necesiten; para que puedan lograr el uso eficiente de recursos cada vez más escasos; o bien soluciones tecnológicas y de procesos para aportar en la realización de las tareas de auditoría economizando procesos y costos para el financiador
Las Farmacias: mediante estrategias y acciones que permitan acceso y sustentabilidad a nuestra red de farmacias, brindándole a todas la oportunidad de participar en todos los contratos de la seguridad social; disminuyendo los costos de operación y mejorando el ciclo financiero en los contratos administrados por nuestra Federación.
El sistema de salud: sosteniendo como principio irrenunciable “los medicamentos solo en Farmacias”; propugnando por la intervención estatal para la fijación de exigencias de calidad en la producción de los medicamentos, tanto para laboratorios de producción pública como privada; propiciando acuerdos con el sector público, para aportar toda nuestra experiencia, capacidad técnica y operativa, a fin de colaborar a la mejor atención de los pacientes de ese sector, comprometiendo la colaboración y asistencia de toda nuestra red de Farmacias y otros de igual significación
En total sintonía con lo antes señalado, el 15 de diciembre hemos suscripto un convenio específico con el INSSJP, con la sola finalidad de ceder en favor del Instituto el derecho de uso de nuestros sistemas informáticos de validación en línea para la dispensa de medicamentos.

¿Por qué FEFARA? Porque somos la única entidad que ha logrado concretar desarrollos de excelencia para competir en el mercado, los cuales hoy cuentan con alto reconocimiento por haber resultado vitales en la gestión de numerosos contratos de la seguridad social durante todos estos años.

Antecedentes

Teniendo en mira la disponibilidad de nuestros sistemas, las instituciones farmacéuticas habíamos formulado propuestas en este sentido, siendo las más destacadas aquella que dio nacimiento al acta acuerdo del 6 de abril de 2016 suscripta con el Director Ejecutivo Dr. Carlos Regazzoni y la posterior presentación fechada el 9 de noviembre de 2016, también suscripta por COFA, FACAF, AFMSRA y FEFARA

De todos modos esta disposición a trabajar de manera asociativa entre todas las instituciones farmacéuticas no resultó suficiente para lograr un acuerdo con el INSSJP y, transcurrido algún tiempo y en razón de algunas circunstancias particulares de las restantes instituciones, ya no volvieron a incluir a FEFARA en las acciones conjuntas que fueron encarando (por ej: SUR - Sistema Único de Registro)

Algunas reacciones son naturales… otras, incomprensibles

Con los antecedentes a la vista, las primeras reacciones que surgen en el sector de la dispensa nos resultan un poco extrañas, rozando lo incomprensible. Quizás por falta de información precisa o (en casos excepcionales) por mala fe / intereses personales, desde diferentes espacios comienzan a agitarse fantasmas y sonar alarmas que parecen anunciar una catástrofe.

Ante esto, cabe preguntarse: ¿Cuál podría ser el irreparable daño, que la implementación de este convenio específico provoque?

La verdad es que no logramos entenderlo, en tanto y en cuanto lo analicemos con buena fe y bajo las puras reglas de la lógica. Porque parece increíble que cunda el pánico ante la posibilidad de poner fin a un viejo convenio que realmente perjudicó a los mostradores de la dispensa, y que en su defensa aparezcan ahora los mismos actores que siempre se vieron perjudicados y, por tal motivo, durante tanto tiempo reclamaron su final

Por nuestra parte, y hasta tanto alguien logre aportar argumentos que puedan hacer variar estas certezas, estamos convencidos que esto es ampliamente superador del estado actual de cosas, y nos produce satisfacción comprobar que todo vuelve a la normalidad, lo cual se traduce en que:

La obra social toma a su cargo la administración, lo cual le permite contar con información oportuna y eficaz para la más racional utilización de recursos que siempre resultan escasos
La industria negocia con el financiador los modos, precios y condiciones en las cuales incluir sus productos dentro del convenio
La distribución cumple su importante rol
Las instituciones, después de mucho tiempo, tienen la ocasión de negociar directamente con el financiador las condiciones en las cuales prestaran sus valiosos servicios. 
En lo particular, estamos reafirmando la visión que dio origen a FEFARA y muy satisfechos con el trabajo que venimos realizando desde el primer momento, el cual nos ha puesto ante un hecho histórico que no se puede soslayar: después de 25 años una institución farmacéutica firma en el tema medicamentos un convenio con PAMI sin intermediarios y representando a los farmacéuticos. Natural. Como debe ser.

Junta Ejecutiva FEFARA

Diciembre de 2017