UN HOMBRE DE LA INDUSTRIA A SALUD

Eduardo Epstein, un profundo conocedor de la industria farmacéutica, es uno de los dos nuevos viceministros del Ministerio de Salud, una buena noticia para la industria que tendrá a partir de ahora un interlocutor que conoce al sector desde su riñón.

Epstein fue CEO del laboratorio LKM durante dos años y estuvo al frente de sus operaciones encomendado por el Fondo Advent que adquirió el laboratorio especializado en oncología y otrora propiedad de un grupo familiar de origen nacional.

Es la primera vez en mucho tiempo,  quizás décadas,  que un hombre procedente del corazón productivo de la industria farmacéutica ocupa un cargo de viceministro en el Ministerio de Salud.

 Epstein fue designado al frente de la flamante Secretaría de Operaciones y Estrategias de Atención Primaria de la Salud.

El nuevo funcionario es  además médico cardiólogo, antecedentes profesionales entre la práctica médica y su comando empresario,  que lo convierten en un hombre clave para remontar la “anemia” del Ministerio de Salud, como calificaron algunos medios la gestión del ministro Lemus,  en las horas previas a su designación.

Epstein fue subjefe de la Unidad de Medicina Familiar del Hospital Italiano durante seis años y por eso en su designación se ha destacado que posee experiencia en atención sanitaria, un requisito fundamental para llegar al Ministerio de Salud.

El nuevo funcionario ha sido definido por quienes lo trataron al comando de LKM como un “hábil negociador, que conoce de números, que conoce de la industria” y con el agregado que se lo recuerda “por su trato afable”.

En sus antecedentes profesionales menciona la dirección de la Consultoría Estratégica y Operativa en el Sector Salud desde 2006 y haber sido Director Académico de Desafíos del Management en Salud de la Universidad Torcuato Di Tella