Vacaciones… ¿descanso para todos?

“Estadías breves”, nueva tendencia en vacaciones para adultos mayores

La llegada de las vacaciones de verano es uno de los momentos más esperados del año, aunque para algunos, supone un dolor de cabeza decidir qué plan familiar será el mejor para cada uno de sus integrantes: ¿salir todos juntos? ¿adónde? ¿los jóvenes emprenderán su primera experiencia solos?, ¿los abuelos se quedarán en su casa con una persona que los acompañe?, ¿será este su deseo?.

Argentina se encuentra en una etapa de envejecimiento avanzada. Según el Censo 2010, el porcentaje de población de 60 años y más representa el 14,3% del total de población del país.

De esa franja etaria, el 49,9%, (5 de cada 10 personas mayores), reside en hogares multipersonales mixtos, es decir, convive en grupos familiares integrados también por miembros de menor edad. El 19,5% de las personas mayores vive sola y el 30,6% convive únicamente con otras personas mayores. (ODSA-UCA, 2014b: 14).

De allí surge entonces la duda de incluir a los “adultos mayores” (madre, padre, los abuelos y por qué no los bisabuelos) en sus proyectos u optar por salidas separadas. El temor ante la desprotección de quienes se quedan en sus casas también hace transitar con culpa esta época del año y hace pensar en opciones más creativas. Argentina tiene una de las poblaciones más envejecidas en América latina, un 13,6% en las regiones urbanas supera los 65 años y la tendencia va en aumento: para el 2050 un cuarto de la población argentina tendrá más de 60 años. Por ello, no son pocas las familias que cuando llega el buen tiempo comienzan a preguntarse qué hacer para que todos puedan disfrutar de acuerdo a sus necesidades.

Las opciones

A las alternativas lógicas de cuidados en la propia casa con una asistente geriátrico o enfermera, la tecnología ha sumado la posibilidad de incluir la teleasistencia para garantizar la seguridad de ese adulto mayor. Sin embargo, a la tranquilidad y la compañía, habría que sumarle el disfrute y el verde para que sean vacaciones. Surgen así las estadías breves con actividades recreativas en las residencias modelo para el cuidado del adulto mayor, algo habitual en países europeos, que comienza a desarrollarse en el nuestro. 

“En realidad hemos pensado este servicio como una forma de dar respuesta y tranquilidad a toda la familia que viaja en esta época del año. Todos necesitamos un poco de descanso y también sabemos que la falta de acondicionamiento en servicios turísticos puede ser un obstáculo para que los mayores y la familia disfruten sus vacaciones, destaca Marcelo Rohr, Director General de Hirsch, Centro de Excelencia para Adultos Mayores y Rehabilitación. “Hace muchos años que aprendimos a pensar en nuestros mayores, pensando también en sus familiares que los cuidan. La vida moderna hace que muchas veces debamos o queramos viajar por algún tiempo. Bien sabemos que en nuestros viajes de trabajo toda nuestra energía está puesta en la tarea y no podemos ocuparnos de alguien más. Cuando vacacionamos, muchas veces los destinos que elegimos o los medios de transporte no son los suficientemente amigables para las personas mayores. Este tipo de soluciones posibilitan que quienes vacacionan aquí sigan teniendo su independencia, acompañados por gente de su edad, y con accesibilidad integral garantizada en la piscina, el parque, el quincho, el gimnasio, y cada uno de los sectores, atendidos en todo momento por profesionales a su disposición”, afirma Marcelo Rohr. “Las “estadías breves” surgieron creativamente para aportar una solución a quiénes desean respetar los tiempos y las necesidades del adulto mayor, junto a pares, con actividades recreativas y de esparcimiento, con equipos médicos y sociales de los mejores de Argentina, y disfrutando sus días al aire libre, en la pileta si así lo desea, o caminando por un gran parque de cuatro hectáreas.

Las “estadías breves” ya han sido tomadas por agencias de Turismo –a través de convenios con Hirsch -  como la solución alternativa para que los familiares adultos mayores que no viajen puedan gozar de unos merecidos días de descanso.

Y esto no se reduce sólo a la temporada estival. También se puede optar por una corta estadía cuando el personal permanente de cuidado a los adultos mayores en su domicilio debe ausentarse temporalmente o debe tomarse su receso de vacaciones o licencia.

La Licenciada Mercedes Olmedo, (Mat. Nº 751), Gerente de Servicios Sociales de Hirsch, explica que “son muchos quienes utilizan este servicio fuera de las vacaciones, se solicitan en fines de semana largos, o por viajes de negocios, o simplemente porque entienden que es un buen momento para que el adulto mayor pueda “descansar”, sin tener que preocuparse por ir al médico, recordar su medicación  o hacer tareas domésticas”.

Sumemos dignidad a sus años

De acuerdo a los Principios de las Naciones Unidas a favor de las personas de edad, los mayores tienen derecho entre otros a la participación social, la autorrealización, a recibir cuidados y a vivir con dignidad: “Las personas de edad deberán poder aprovechar las oportunidades para desarrollar plenamente su potencial, como así también deberán tener acceso a los recursos culturales y recreativos de la sociedad”.

Para los mayores su "espacio defendible", es el que pueden recorrer sin excesiva angustia, por eso es de escasa extensión y está acotado por la falta de adaptaciones y recursos que ayuden a su mejor desempeño cotidiano.

Asimismo, el ritmo vertiginoso de los más jóvenes, las comunicaciones instantáneas, los tiempos agitados, son muestra que la sociedad no los tiene debidamente en cuenta y en consecuencia no logra entender cabalmente su forma de vida.

Caminatas a otro ritmo, actividades más espaciadas, tiempo para estar y compartir con otros desde la reflexión haciendo una revisión de la experiencia de vida, sentirse seguros y protegidos son, en parte, algunas de las necesidades de los mayores que deben ser satisfechas, expresa la Lic. Olmedo.

Hirsch dispone de un extenso programa de actividades orientadas a la estimulación, tanto física como cognitiva, teniendo en cuenta la parte lúdica, de sociabilización y de participación activa.

Al ingresar el residente recibe una evaluación por parte los miembros del equipo terapéutico (Servicio Médico, Kinesiología, Terapia Ocupacional y Nutrición, entre otros) y es orientado a realizar diferentes actividades para todo el periodo vacacional.

Durante el verano la piscina es una beneficiosa opción donde se realizan actividades recreativas y de estimulación física en el agua. Contamos con una profesional guardavidas, kinesiología y personal necesario para la asistencia de los concurrentes.

Como es habitual, nuestros residentes disfrutan de un variado menú, supervisado por una nutricionista, pudiendo solicitar otras opciones cuando el menú del día no es de su agrado o por cuestiones de salud temporarias.

Servicios que incluyen las “estadías breves” de Hirsch:

Hospedaje y confort:

Habitaciones singles y dobles para parejas o amigas con baño privado.

Pensión completa / TV por cable / Aire Acondicionado / Heladera individual.

Servicios Médicos:

Unidad de cuidados especiales / Atención Médica y Urgencias las 24 horas / Supervisión y Seguimiento Médico / Controles de Enfermería / Kinesiología grupal / Terapia ocupacional - Grupal / Fonoaudiología grupal / Psiquiatría atención grupal / Musicoterapia grupal / Nutrición supervisión.

Otros Servicios:

Actividades de estimulación cognitiva / Actividades recreativas / Actividades culturales/ Paseos y Salidas/ Organización de cumpleaños y festejos / Piscina / Internet / Salón de Belleza

 

Tips para unas vacaciones plenas

El adulto mayor tiene necesidades que a veces se banalizan. Aquí algunos tips a tener en cuenta para que disfruten plenamente del descanso:

  • Planifique con anticipación para no incrementar su grado de estrés o de fatiga
  • Los viajes largos pueden ser insostenibles, tome sus recaudos para hacer descansos.
  • Evite maletas pesadas, y utilice un bolso de mano con las cosas fundamentales
  • Lleve ropa y calzado cómodo
  • Esté atento a la modificación de los hábitos alimenticios. Controle la dieta habitual y que los excesos no supongan una descompensación importante que afecte a su salud
  • Respete los hábitos de sueño y descanso
  • Las altas temperaturas pueden provocar un golpe de calor, no se descuide
  • Desarrollar las actividades en espacios amigables, caminar o pasear por sitios libres de barreras arquitectónicas que brinden seguridad y contención.
  • Realice actividades recreativas que no impliquen una sobrecarga física. Deportes acuáticos como la natación son ejercicios suaves que no requieren un gran esfuerzo físico.
  • Elija alguna actividad lúdica o recreativa como facilitadora de la comunicación (juegos de mesa, mirar fotos, hacer juegos con palabras, crucigramas, escuchar música).
  • Haga propuestas acotadas, tanto en su duración como en el uso del espacio: la calidad de tiempo compartido, aunque breve, es mucho más importante que la cantidad.
  • Procure que todas sus intervenciones lo hagan sentir que es una persona, que quizás puede hacer menos cosas que antes, pero que igualmente es respetada y valorada.

Para mayor información comunicarse con Atención al Cliente de HIRSCH, Centro de Excelencia para Adultos Mayores
Tel.: 4664-0204 / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.hirsch.org.ar