MÁS DE 300 ENMIENDAS PROPUESTAS PARA EL NUEVO IHR DE LA OMS PERFILAN OTRA DIVISORIA ENTRE PAÍSES DESARROLLADOS Y EL RESTO DEL MUNDO

Visto: 392

La OMS ha comenzado a examinar en detalle más de un tercio de más de 300 enmiendas propuestas al nuevo Reglamento Sanitario Internacional (IHR) y los debates perfilan una línea divisoria entre el expansivo acceso a los medicamentos e insumos hospitalarios que solicitan los países subdesarrollados y la tradicional posición cerrada de los desarrollados.

Los debates fueron expuestos la semana pasada durante la tercera ronda de discusiones intensivas convocadas por el Grupo de Trabajo sobre Enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional (WGIHR).

El IHR fue originalmente adoptado para establecer enfoques y obligaciones acordadas para que los países se preparen y respondan a los brotes de enfermedades y otros eventos agudos de salud pública con riesgo de propagación internacional.

Las regulaciones sanitarias internacionales originales se revisaron tres veces, en 1969 (cuando se convirtieron en regulaciones internacionales de salud), en 1981, y en 2005.

La tercera edición (2005) se ha modificado dos veces, en 2014 y 2022, y las nuevas enmiendas propuestas llegan como respuesta a los desafíos originados a partir de la pandemia de COVID 19.

“Hicimos un excelente progreso esta semana, cubriendo más de un tercio de las enmiendas propuestas, y consideramos áreas críticas como las capacidades básicas para la vigilancia y la respuesta, y la colaboración y la asistencia”, aseveró Ashley Bloomfield, ex director General de Salud de Nueva Zelanda y copresidente del Grupo de Trabajo del IHR.

La pandemia de COVID “le mostró al mundo cuán vulnerables somos todos y lo que necesitamos arreglar en la arquitectura de salud pública global si queremos estar mejor preparados para el próximo gran evento y el tono de las discusiones durante la reunión de esta semana, demuestra claramente que todos quieren asegurarse de que este proceso es exitoso”, destacó el médico y funcionario neozelandés.

La OMS mediante un comunicado informó que “también se discutieron tres nuevos artículos sobre cumplimiento e implementación, así como nuevos artículos relacionados con la respuesta de salud pública, tal propuesta de mecanismos financieros, acceso a productos de salud, tecnologías y conocimientos durante la respuesta de salud pública”

A lo largo de la reunión de cuatro días, los 196 países miembros del Reglamento de Salud Internacional (IHR) enfatizaron la importancia de considerar a fondo “las enmiendas propuestas sobre los méritos de llenar brechas críticas en la implementación del HHR, mientras que se considera consciente de la importancia crítica de Los principios de equidad, soberanía y solidaridad”, informó la OMS.

El copresidente del Grupo de Trabajo de IHR, Abdullah M. Assiri, viceministro de Salud de Arabia Saudita, agregó que los gobiernos estaban comprometidos a fortalecer el DIH en beneficio de cada país y cada ciudadano.

“Los países están en el asiento impulsor de este proceso, ya que necesitan implementar el IHR, cumplir con las obligaciones y tomar las decisiones clave necesarias para responder a las amenazas de salud pública. Juntos hemos visto cómo su tono positivo y su trabajo constructivo nos han permitido avanzar sustancialmente hacia adelante”, reforzó el doctor Assiri.

Desde una mirada equidistante, el sitio especializado Geneva Health Files analizó que “las primeras indicaciones de las discusiones sobre las enmiendas al IHR, sugieren que los países desarrollados se están desviando hacia la limitación del alcance del instrumento para reforzar las medidas de vigilancia, incluso cuando los países en desarrollo continúan presionando una ampliación de compromisos bajo las reglas para incluir el acceso a el acceso a el acceso a productos médicos, transferencia de tecnología y finanzas, expandiendo sustancialmente lo que el instrumento representa actualmente”.

“A pesar de estas divergencias fundamentales, los países se reunieron esta semana para participar constructivamente en lo que fue esencialmente una segunda lectura de algunas de las enmiendas propuestas. Esto concluye la primera parte de las discusiones para el primer trimestre de este año. Los procesos del IHR se reanudarán después de la Asamblea Mundial de la Salud en mayo el próximo mes, incluso cuando las reuniones en comisiones continuarán”, anticiparon los periodistas Priti Patnaik y Nishant Sirohi del mencionado sitio digital de Ginebra.

En el período previo a la reunión, un equipo independiente y diverso de expertos preparó una evaluación técnica de las enmiendas propuestas para ayudar a los países de sus negociaciones, aseguró la OMS.

Se espera que el WGIHR se reúna nuevamente tres veces en 2023, en julio, octubre y diciembre, para discutir y acordar enmiendas y presentar un paquete de enmiendas propuestas a la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2024.

Los países miembros se reunirán nuevamente del 12 al 16 de junio de 2023 para considerar el borrador cero del acuerdo como base para un primer borrador como base para la negociación.

El WGIHR apoyó la propuesta de la quinta reunión del órgano de negociación intergubernamental para la redacción del Instrumento Pandémico de la OMS (INB5) para celebrar una reunión plenaria conjunta de los dos cuerpos.

Paralelamente al proceso de enmiendas de la HHR, los gobiernos también están negociando la redacción de un instrumento de la OMS sobre prevención, preparación y respuesta de la pandemia, también conocida como un Acuerdo Pandemia.

Los Estados miembros de la OMS se han preparado para lograr un nuevo tratado y cambios en reglas técnicas complejas que rigen emergencias de salud [IHR (2005)] en un lapso de menos de un año.

“Las cepas comienzan a mostrar, pero los países continúan poniendo un frente valiente para hacer la fecha límite para mayo de 2024. Que podríamos estar habitando una realidad diferente en unos meses a partir de ahora, no se puede descartar si los países eventualmente deciden comprar más tiempo”, vislumbró la OMS.

Una posible reunión conjunta programada para junio podría ser decisiva para ambos procesos.  Mientras el INB se reúne para una reunión de grupo de redacción en junio, seguida de una reunión posterior en julio, la próxima reunión de WG-IHR será en julio. La reunión para progresar en la redacción no se descarta dado el marco apretado de concluir estas discusiones para mayo de 2024, según fuentes familiarizadas con las discusiones”, completó Geneva Health Files.