CONGRESO DE SALUD PÚBLICA PIDIÓ PARA QUE EL MINISTERIO DE SALUD NO VUELVA A SER “DEGRADADO”

Visto: 353

El congreso internacional de la *Asociación Argentina de Salud Pública (AASAP) rechazó “cualquier idea que vuelva a reducir o degradar la relevancia del Ministerio de Salud de la Nación”.

Los sanitaristas señalaron en su declaración final que “se deben incorporar propuestas programáticas de salud en todos los espacios políticos y lograr consensos básicos para mejorar la calidad de vida del pueblo argentino”.

Tras tres días de deliberaciones en múltiples paneles temáticos, que contaron con las participaciones de especialistas extranjeros y nacionales y de centenares de asistentes, el encuentro fijó en la agenda sanitaria el concepto de “Una Salud”, un paradigma en boga internacionalmente que postula una visión ambiental integral y que entiende a la salud humana y a la sanidad animal como interdependientes, a partir de su vinculación en el contexto de los ecosistemas en los cuales coexisten.

Reconocemos que la salud no se limita sólo a los seres humanos, sino que también incluye a nuestro entorno y a todas las formas de vida”, afirmaron los especialistas.

“Celebramos los logros en indicadores de salud que posicionan a Argentina con un alto estándar de salud en la región, y también nos preocupan los desafíos pendientes y otras deudas sanitarias”, señaló el documento final.

También posó su mirada sobre “la crisis de la fuerza laboral en salud como un problema global que requiere atención urgente”, para cuya atención “el Estado debe cumplir su función de rectoría, asegurando la formación, regulación, distribución y remuneración digna para todos los profesionales de la salud”.

Las conclusiones del congreso recogieron también la experiencia que la pandemia legó al sector de la salud, al mencionar que la emergencia “resaltó la necesidad de que los Estados prioricen la salud y cuenten con sistemas sanitarios eficientes y ágiles, especialmente para proteger a los sectores más vulnerables de la sociedad”.

“Hemos sido testigos del valor y del espíritu épico de los equipos de salud durante la pandemia. Queremos alentar y promover ese ímpetu en todo el país, comprometiéndonos a luchar por una vida digna, mejor y con equidad”, indicó la AASAP, y añadió que “vida digna y buen vivir son metas que los, las y les argentinos merecemos ambicionar”.

Otro aspecto mencionado en la declaración final abogó por “la integración inteligente entre los sistemas de salud público y privado, bajo la rectoría indelegable del Estado, con el objetivo de brindar una atención primaria más eficaz y equitativa, asegurando la continuidad y coordinación interdisciplinaria”.

El documento agregó que la entidad promueve “la creación de redes integradas de servicios de salud, donde el primer nivel de atención sea el núcleo principal, garantizando el acceso pleno a los servicios”.

La crítica a los modos de producción por el modo en que afectan al bienestar de las poblaciones también fue citado en el texto final.

“Nos preocupa el extractivismo descontrolado, la desigualdad social y la agresión al medio ambiente causadas por el capitalismo exacerbado, todos ellos obstáculos para el acceso equitativo a la salud”, indicó la asociación.

La AASAP reivindicó también su pertenencia al “movimiento de Medicina Social Latinoamericana y Salud Colectiva, que defiende el acceso universal a la salud como un derecho humano básico y la responsabilidad del Estado en su protección”.

Los miembros de la asociación citaron como inspiradores de su accionar “a grandes referentes como Ramón Carrillo, Floreal Ferrara, Cesar García, Mario Testa y Aldo Neri, cuyas ideas continúan nutriendo nuestras conciencias”.