OTRA VEZ CRISIS DEL PAMI

Visto: 1767

Los farmacéuticos amenazaron que suspenderán la atención al PAMI debido a la deuda acumulada de 1.200 millones,  una bicicleta financiera que se prolonga en el tiempo y que se sostiene con pagos a “cuentagotas”. Pero la desfinanciación de las farmacias se ha convertido en una soga en la garganta, que cada día aprieta un poco más.

La amenaza de la Confederación Farmácéutica Argentina (COFA) de cortar los servicios al PAMI fue lanzada ante la deuda acumulada con las farmacias desde enero pasado que supera los 1.200 millones de pesos .

Al margen de la deuda, lo que está en crisis es el convenio, admiten dirigentes farmacéuticos, que miran más lejos del reclamo puntual.       

Esos dirigentes también temen que esa deuda “bicicleteada” desde hace dos años llegue hasta diciembre de 2015, cuando las autoridades actuales  del PAMI dejen sus sillones y asuman otros funcionarios que propondrán “borrón y cuenta nueva” o alguna nueva “bicicleta” financiera. Como sucedió en la SSS.

Es probable, como en ocasiones precedentes, que la amenaza de la COFA origine algún pago “a cuenta”,  tal como se negociaba en momentos en que se escribian estas líneas.

El mecanismo de siempre. Pero que no resuelve la cuestión de fondo y es la crisis que perciben los farmacéuticos sobre el convenio PAMI,  que,  en realidad , es entre el organismo estatal y la industria farmacéutica, incluídas las tres cámaras del sector.

“El atraso crónico en el pago de las prestaciones del convenio PAMI-industria ha llevado a las farmacias a una situación límite”, señaló el comunicado de la COFA.

“Hoy  las farmacias no tienen la posibilidad de reponer el stock, viéndose imposibilitadas de continuar prestando servicios no solo a PAMI sino a toda la seguridad social”,  advirtió la entidad.

“La industria nos vino adelantado (los pagos) pero dice que tampoco puede más”, explicó Ricardo Pesenti, miembro de la conducción de la COFA.

La deuda  bicicleteada del PAMI ha oscilado en los últimos años en mil millones de pesos. “En abril se achicó un poco, pensamos que comenzaba el desendeudamiento, pero, por el contrario, fue aumentando”,  se lamentó Pesenti.

La deuda más voluminosa se remonta a enero, pero Pesenti precisó que todavía “nos deben desde noviembre y diciembre los medicamentos de alto costo,  por los que cobramos 50 pesos por receta”.

Pesenti  subrayó que la COFA debió adoptar una posición de fuerza “porque de hecho, muchas farmacias ya habían comenzado a cortar el servicio al PAMI, porque se quedaron sin margen para seguir financiando el convenio”.

Voceros del Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal confirmaron que “muchas farmacias nos llamaron para avisar que no podían seguir sosteniendo la atención al PAMI, al margen de la voluntad de cada farmacéutico”.

“SEÑORA PRESIDENTA, PAMI NO ESCUCHA Y SU GOBIERNO TAMPOCO” es el título de la carta enviada por German Daniele, presidente del Colegio de Farmáceuticos de Córdoba, que hizo pública “para que los poderosos intermediarios que, sin duda hacen lobby a espaldas suyas, no puedan interceptar este mensaje”. Quien será el destinatario de su indirecta, ¿Quizás la actual administración del PAMI?.
“Una vez más y como siempre, PAMI no obedece y nos paga cuando quiere lo que quiere”, situación que  Daniele adjudicó  a “UNA FEROZ INTERNA DENTRO DEL INSTITUTO “(en mayúsculas en el original).

Daniele en su carta recordó que el 17 de febrero de 2014 participó de una reunión en la Casa de Gobierno, con el ministro de Economía,  Axel Kicillof, el secretario de Comercio, Augusto Costa, y el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, como miembro de una delegación de la COFA que explicó a los funcionarios “el grave estado de abandono que ha hecho su gobierno con la farmacia y los farmacéuticos”.

En aquella reunión, los funcionarios “hicieron promesas que nunca se cumplieron ni siquiera de manera tentativa”.

Daniele diferenció - en respuesta a comentarios de la presidenta Cristina Fernández - que “las farmacias NO SOMOS LA INDUSTRIA FARMACEUTICA, LOS FARMACEUTICOS NO TENEMOS FABRICAS DE MEDICAMENTOS” (en mayúsculas en el original).

“El convenio es con la industria y la industria debe hacerse cargo”, reclaman muchos dirigentes farmacéuticos que nunca fueron recibidos por el titular del PAMI, Luciano Di Cesare. Y tampoco, nunca, fueron incorporados a la mesa de negociación del convenio.

“El PAMI dice que no nos debe nada a nosotros. Y teoricamente es cierto, porque el convenio es con la industria. Entonces, cuando cortamos el servicio, quedamos como las malos de la película”, resaltaron los dirigentes a Pharmabaires.

 El Colegio Farmacéutico de la Provincia de Buenos Aires  en un comunicado advirtió que “a medida que pasa el tiempo, la situación se hace cada vez más grave”.

“Más del 50 por ciento de esa suma se adeuda a las farmacias de la provincia de Buenos Aires, por lo que las autoridades farmáceuticas bonaerenses se han puesto a la cabeza del reclamo”, enfatizó un comunicado firmado Maria Isabel Reinoso, titular del Colegio de Farmaceúticos bonaerense.

“En este contesto inflacionario, las farmacias no pueden seguir financiando los servicios del PAMI, una obligación que por contrato, debe afrontar la industria farmacéutica”, agregó el colegio bonaerense.

“Debido a esos atrasos, las farmacias bonaerenses comienzan a tener dificultades para saldar sus pagos con las empresas que forman parte de la distribución de medicamentos, las  cuales amenazan con cortar las cuentas corrientes de las farmacias”, completó el colegio, en referencia a las droguerías.

 

COMUNICADO COFA - FEFARA: