SE INAUGURÓ UNA PLANTA PRODUCTIVA PARA ESCALAR DESARROLLOS BIOTECNOLÓGICOS Y SE PRESENTARON 5 EMPRESAS DE BASE TECNOLÓGICA DEL CONICET

Visto: 206

Franchi y Filmus participaron de la inauguración de la nueva planta del Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos que fue financiada por el Estado y beneficiará a empresas privadas, startups, investigadores/as y estudiantes de Rosario y de la región.

En la ciudad de Rosario, en un acto encabezado por la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) Ana Franchi, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) Daniel Filmus, el gobernador de Santa Fe Omar Perotti y el director del Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos (IPROByQ, CONICET-UNR) Hugo Menzella se inauguró la nueva planta productiva para escalar desarrollos biotecnológicos del IPROByQ. La misma fue financiada entre el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, la Agencia Nacional I+D+i y el Ministerio de Ciencia por un valor de $600.000. También se presentaron 5 Empresas de Base Tecnológica del CONICET, 4 incubadas por el IPROByQ y una por el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, CONICET-UNR). Estas empresas han sido financiadas por fondos públicos y privados.

Los principales beneficiarios de la nueva planta del IPROByQ son empresas privadas, startups, las y los investigadores de Rosario y la región y estudiantes universitarios que busquen escalar sus proyectos. Contar con una planta piloto de biotecnología representa una posibilidad para que se puedan acelerar la investigación, descartar hipótesis y escalar desarrollos. Es vital y necesario para dar velocidad y testear productos más rápido. Además, permite la realización de servicios a terceros, ejecutando proyectos de transferencia a PyMEs y startups pertenecientes al sector de la biotecnología.

La presidenta del CONICET Ana Franchi destacó la nueva planta del IPROByQ y la articulación público privada que se genera a partir de la inversión del Estado en ciencia y tecnología, y expresó: “Es una alegría estar nuevamente en Rosario, esto es el resultado del esfuerzo e insistencia de quienes están detrás de cada proyecto. Esta articulación nos permite fortalecer las capacidades de investigación científica y transferir el conocimiento a la sociedad y al sector productivo. Con estos hechos demostramos para qué sirve la ciencia y la tecnología y por qué el CONICET es una institución científica muy importante para Argentina”.

En relación a las nuevas EBTs, Franchi sostuvo: “Estas nuevas Empresas de Base Tecnológica del CONICET, sobre todo las lideradas por gente tan joven y formada en el Consejo nos permiten evidenciar que podemos hacer más y con la calidad necesaria para fortalecer el desarrollo científico tecnológico de un país que nos incluya a todos y todas”.

Por su parte, Filmus señaló que “estuvimos aquí cuando estaba prácticamente vacío y verlo hoy en estas condiciones nos llena de orgullo” y, en este sentido, destacó el mérito de la gestión que lleva a estar “inaugurando las instalaciones del instituto en un contexto donde hay una discusión importante y no hay que dejarlo pasar. Es fundamental consolidar ciertas miradas en el papel del Estado y su rol en la ciencia. Aquellos países que despegaron y tienen un desarrollo son aquellos donde el Estado invierte en CyT. No solo para avanzar en los umbrales del conocimiento, resolver los problemas de la población sino también para defender la soberanía”. El ministro profundizó sobre el debate respecto a la articulación de lo público y lo privado “sería necio pensar que el Estado con sus inversiones resuelva el tema de la investigación. Es responsabilidad para el Estado traccionar la inversión privada” e indicó leyes que se votaron que justamente promueven capitales privados como la Ley de Promoción y Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología, y la Ley de Economía del Conocimiento. “Quien dice promover la inversión privada, y no la pública, se trata de que seamos un país proveedor de materias primas y que compremos todo hecho”, aclaró.

“Esta articulación pública privada es la dirección a seguir. Sin la investigación básica, no hay transferencia de tecnología”, y concluyó “salgamos a la sociedad a explicar y dar debate para generar las condiciones para que la CyT permanezca. Es defender el único camino para tener una Nación soberana”, aseguró Filmus.

A su turno, Hugo Menzella, expresó: “La inauguración de la planta es un logro excepcional, es la interfase entre el laboratorio y la industria. Una escala piloto que hicimos en cinco meses y que entre otros beneficios nos permite entrenar a personal especializado para que se complemente de manera práctica con la carrera tecnológica”.

En relación a la presentación de las EBTs, Menzella, sostuvo: “Cinco de estas Empresas de Base Tecnológica fueron creadas en los últimos 12 meses entre 11 investigadores e investigadoras del CONICET. Lo que demuestra que estamos haciendo las cosas bien y que este sector de la vinculación tecnológica es de gran potencial. Nuestro objetivo es transferir el conocimiento y hacer que nuestras industrias sean más competitivas”.

Finalmente, Perotti sostuvo: “Seguramente hay muchísima gente que no tiene la menor idea qué es el IPROByQ, ni qué es importante para la ciencia lo que aquí estamos haciendo. Pero sí desean que sus hijos tengan trabajo en la Argentina, desean que la Argentina se desarrolle, reconocen la capacidad y el talento de nuestra gente y saben que eso es reconocido en el mundo, y ser reconocido significa generar empresas que lleguen a distintos lugares del mundo. Todo eso, a lo que seguramente se aspira, tiene a la ciencia como sustento, tiene a un sector científico-tecnológico integrado que le ha dado durante años a la Argentina un diferencial”.

Y concluyó: “Es una satisfacción participar de esta inauguración, de ver este lugar así, de realmente verlo como lo queremos. Pero esa investigación se hacía antes, esa capacidad de nuestra gente estaba antes. No me cabe duda que, con financiamiento, con infraestructura, con acompañamiento para la internacionalización y cuidándolos, ustedes van a saber multiplicar toda esta inversión que se ha dado”.

También, la nueva planta será utilizada para entrenar personal para plantas de fermentación, capacidades que hoy no están disponibles en el país. Los sectores biotecnológicos alcanzados son los de agroalimentos/alimentos, biotecnología vegetal y farmacéutica, producción de procesos fermentativos microbiológicos (bacterias, levaduras), catálisis química, entre otros.

Estuvieron presentes, el ministro de Obras Públicas de la Nación Gabriel Katopodis, el vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET Roberto Rivarola, el integrante del Directorio del CONICET Alberto Baruj, el gerente de Vinculación Tecnológica del CONICET Sergio Romano, el subsecretario de Coordinación Institucional del MINCyT Pablo Núñez, la secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología del Gobierno de Santa Fe Marina Baima, el director del CCT CONICET Santa Fe Carlos Piña, autoridades provinciales y comunidad científica del IPROByQ.

Luego, se firmó un Memorando de Entendimiento entre el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología (MPCyT) [IPROBYQ-CONICET, Polo Tecnológico de Rosario y MPCyT]; en conjunto con la Universidad Nacional de Quilmes y el Instituto Italiano de Tecnología [ITT] de Génova. Con el fin de promover la cooperación técnica y científica en las áreas de interés común para incrementar las capacidades científicas y tecnológicas de investigación, desarrollo tecnológico e innovación. Algunas de las actividades pueden incluir intercambios de experiencias, presentación a proyectos bilaterales internacionales, implementación de proyectos de I+D con participación del sector productivo y organización de seminarios, talleres especializados, simposios científicos y tecnológicos, para el intercambio de información, conocimiento y buenas prácticas entre expertos de las partes, entre otros.

Luego de la firma, las autoridades realizaron el corte de cinta y una recorrida por la nueva planta piloto de fermentación y procesamiento dowstream del IPROByQ donde Hugo Menzella -a cargo del equipo técnico- realizó una descripción del equipamiento.

Nueva convocatoria EMPRETECNO FONARSEC

La directora del Fondo Argentino Sectorial de la Agencia I+D+i Laura Toledo junto a Fernando Peirano realizaron la presentación de EMPRETECNO 2023, herramienta que promueve el nacimiento y fortalecimiento de empresas de base científico-tecnológica argentinas. Esta ventanilla busca dar continuidad a la experiencia del llamado EBT 2022, a través del cual se recibieron más de 70 proyectos.

Presentación de 5 Empresas de Base Tecnológica (EBTs) del CONICET especializadas en biotecnología fundadas por investigadoras e investigadores del Consejo junto a especialistas

A continuación, las EBTs que se presentaron en Rosario:

Taxon (4ta EBT IPROByQ) es una empresa de servicios de bioinformática especializada en la identificación y caracterización de microorganismos que se requiere para aprobar su uso comercial o el registro de patentes. Mediante la integración de inteligencia artificial, tecnología de secuenciación y un equipo especializado, Taxon proporciona a empresas biotecnológicas la capacidad de optimizar tanto el tiempo como los costos en la ejecución de sus proyectos de I+D. Así, desempeña un papel fundamental en el fomento del crecimiento del ecosistema científico-productivo de la región. Fue fundada por Mariano Torres (representante legal), y los investigadores del CONICET Martín Espariz, y Tomas Petiti.

Mycorium Biotech (5ta EBT IPROByQ) es una startup biotecnológica comprometida con la creación de materiales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente para la industria de la moda, entre otras. Su enfoque principal es la producción de un biomaterial simil cuero a base de micelio. Es un material sostenible, libre de crueldad animal, escalable e innovador que tiene el potencial de revolucionar la industria de la moda. Fue fundada por Diana Romanini (representante legal), Agustín Schiavio y las investigadoras del CONICET Rocio Meini y Adriana Clementz.

Hialos Biotech (6ta EBT IPROByQ) es una empresa que diseña y desarrolla biomateriales. Su primer producto es ácido hialurónico de alta calidad mediante un proceso 100% sustentable. Sus fundadores son: Sebastián Cerminati (representante legal), el técnico del CONICET Diego All, Gustavo Prato y los investigadores del CONICET Salvador Peiru, Hugo Menzella.

Hygeia Bio (7ma EBT IPROByQ) desarrolla limpiadores biológicos para diversos usos. Sus primeros productos son limpiadores enzimáticos hospitalarios, que hoy se importan por 50 millones de dólares. Fue fundada por Ricardo Montico y Ricardo Morbidoni, la investigadora del CONICET Luciana Paoletti y Rubén Wöhr.

EXO+ es una startup del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, CONICET-UNR) que crea formulaciones basadas en exosomas modificados (Biohíbridos) que serán utilizadas para el tratamiento o la prevención de enfermedades neurodegenerativas. Estos productos mejoran ampliamente el tejido nervioso, induciendo la neurogénesis.

Los productos EXO+ inducen la proliferación de las células madre neurales y su diferenciación a neuronas funcionales, logrando una expansión de la reserva cognitiva e incrementando la plasticidad neuronal del cerebro. Los productos EXO+ buscarán reducir significativamente los efectos deletéreos del daño cerebral, mejorando la calidad de vida. Fue fundada por Claudia Banchio (representante legal) y el investigador del CONICET Hugo Gramajo.

Finalmente, la presidenta del CONICET junto a la investigadora del CONICET en el Instituto de Inmunología Clínica y Experimental de Rosario (IDICER, CONICET-UNR) Juliana Sesma y autoridades del Consejo recorrieron el Laboratorio de Biología Molecular del Hospital Provincial de Rosario. Allí Franchi, Rivarola y Baruj dialogaron con sus integrantes sobre las distintas líneas de investigación que llevan adelante como epidemiología, inmunohematología, inmuno-oncología molecular, enfermedades infecciosas, entre otras.