LAS CLAVES DE LA NEURO REHABILITACIÓN, DE “RECUPERAR FUNCIONES” A MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA

Visto: 270

Con sólidas bases científicas adquiridas en los últimos años por el descubrimiento de la Neuroplasticidad, hoy la Neuro Rehabilitación (NR) se afianza sobre un paradigma de abordaje personalizado, integral e interdisciplinario, resultados medibles, herramientas tecnológicas adecuadas y extensión a la comunidad: “El objetivo es estimular las propiedades “reparadoras” del cerebro para que el paciente vuelva a ser funcional en su entorno”.

La creciente investigación y el conocimiento actual sobre el sistema nervioso tienen mucho que ver en cómo han cambiado las posibilidades de recuperación funcional tras una lesión cerebral (producida por un Ataque Cerebrovascular-ACV- o un Traumatismo encéfalocraneano -TEC- secundario a un incidente vial) o inclusive una lesión medular. Estos avances evidenciados en los últimos años se trasladan no solo a enfermedades neurológicas agudas sino también al tratamiento de patologías crónicas degenerativas como la Enfermedad de Parkinson, la Esclerosis Múltiple o incluso el Alzheimer.

“El horizonte de la NR se ha transformado por completo en estos años, sobre todo porque hoy contamos con una base científica sólida, dada por el conocimiento cada vez mayor que existe sobre fenómenos como la Neuroplasticidad, la neuro regeneración, que hasta hace unas dos décadas incluso se negaba que fueran posibles –explica el neurólogo argentino Fernando Cáceres (MN 74.115), especialista en Neuro Rehabilitación y director general de INERE–. Hoy el equipo de NR puede estimular esa Neuroplasticidad Adaptativa para manipularla hacia una mejoría de las funciones cognitivas y motoras”.

En términos más simples, se trata de estimular la Neuroplasticidad adaptativa (propiedad exclusiva del Sistema nervioso) para que un área no dañada del cerebro “tome la posta” para cumplir las funciones de la región dañada, y así recuperar la función perdida o alterada. Para que esto ocurra el estímulo de NR debe ser el adecuado en “tiempo y forma”. Existe una “ventana de oportunidad para que se manifieste este proceso de reparación/recuperación.

El equipo, la persona y su comunidad

La base biológica de la NR es estimular la Neuroplasticidad adaptativa del cerebro luego de recibir un daño o lesión. Esto no ocurre espontáneamente, y requiere la oportuna intervención de un equipo interdisciplinario de especialistas experimentados, que además de conocer las mejores prácticas y considerar la salud de la persona de manera integral, pueda trabajar teniendo en cuenta ese “ventana temporal de oportunidad” para aprovechar mejor la Neuroplasticidad y que también sea capaz de medir y documentar los resultados del tratamiento.

“Lo que hace que la NR haya dejado de ser una práctica empírica y sea considerada hoy una disciplina científicamente validada, además de basarse en el mejor conocimiento científico, es que puedan evaluarse los resultados con escalas objetivas”, destacó Cáceres. Los resultados son medibles objetivamente aún cuando no hay dos casos con el mismo tratamiento, ya que esta forma interdisciplinaria de trabajo exige que los objetivos de cada tratamiento se fijen coordinadamente entre el equipo profesional, el paciente y la familia.

Nunca se trata de un proceso meramente biológico: “La principal herramienta de la neuro rehabilitación es contar con un recurso humano profesional  adecuado , es el trabajo del paciente con el equipo de profesionales a cargo de su tratamiento, y por eso la mejor forma de abordaje es un equipo interdisciplinario que va a encontrar la forma de resolver cada uno de los problemas que la patología neurológica genera en la vida de la persona que se quiere rehabilitar”, explica la médica neuróloga María Laura Saladino, (MN 105881) directora médica de INERE Martínez.

A diferencia de muchas otras prácticas médicas, la rehabilitación es un proceso educativo que requiere en el 50% el protagonismo de la persona afectada y su entorno. Sin la motivación y el protagonismo del paciente el tratamiento no va a poder tener buenos resultados, por más que esté en el mejor centro de rehabilitación del mundo”, remarcó Cáceres.

“Hoy se suman además muchas nuevas herramientas tecnológicas, agrega la Dra. Saladino, que pueden ser de gran ayuda para el paciente en el proceso de recuperación, pero es necesario tener en cuenta que son complementos, y que la base es el abordaje interdisciplinario de cada uno de los problemas que aparecen en la vida de la persona”.

La gran ventana de oportunidad

Uno de los descubrimientos más importantes en NR es la importancia de aprovechar las “horas de oro” que tiene el cerebro después de haber sufrido un daño agudo: “Cuando se produce un ACV o un TEC existen un período de Neuroplasticidad adaptativa, que luego se va perdiendo en la medida en que actuamos más tardíamente”, explica el Dr. Cáceres.

En esas circunstancias traumáticas, aclara, el cerebro siempre tiene la capacidad de reorganizarse y auto repararse: “El problema es que puede hacerlo de la mejor manera o no, pero con una intervención de NR adecuada nos aseguramos de que ese proceso adaptativo natural se oriente hacia el mejor resultado posible, éstos mejores resultados se van a obtener cuando se intervenga en esa etapa subaguda, apenas producido el daño”.

Tras una cirugía de columna vertebral  o de la médula espinal por una lesión tumoral , por ejemplo, es habitual  que se mantenga a los pacientes inmovilizados durante largo tiempo relegando las acciones de NR a una instancia posterior: “Sin embargo, sería importante poder intervenir siempre lo más tempranamente posible en esa misma etapa subaguda, Lo habitual  es que recién cuando el paciente sale de terapia intensiva se lo evalúa desde el punto de vista de la rehabilitación, y ya se han perdido horas preciosas, lo ideal es que se integren lo equipos de NR a los de atención aguda , esta es la tendencia de los grandes centros Internacionales actualmente”.

No obstante, aclara, “también en enfermedades neurológicas crónicas puede haber resultados positivos con las estrategias de NR, independientemente que los mecanismos de Neuroplasticidad estén disminuidos. Siempre se puede lograr mejorar la funcionalidad de una persona afectada, existen muchas otras técnicas, como adaptar el entorno, sustituir una función por otra o compensarlas con algún dispositivo electrónico, mecánico o de otro tipo”.

La base científica de la Neuro Rehabilitación

Fue nadie menos que el “Padre de las Neurociencias”, el español Santiago Ramón y Cajal –Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1906 y fallecido en 1934– el autor del gran dogma según el cual” nada en el cerebro se regenera una vez perdido”. “Creo que lo que perduró tantas décadas en la neurobiología fue en realidad una mala interpretación de esta máxima, la idea de que el cerebro es algo estático, cuando en realidad es un órgano de una enorme plasticidad”, sostiene el Dr. Cáceres.

“Lo cierto es que el propio Ramón y Cajal en su juventud escribió que el cerebro tiene plasticidad y que las neuronas, especialmente en procesos como la educación del niño, pueden ir migrando y estableciendo nuevas conexiones”, explica el especialista.

Sin embargo, el dogma de la imposibilidad de revertir cualquier daño cerebral se mantuvo hasta los años 1990, la llamada “Década del Cerebro”, cuando desde instituciones como la American Academy of Neurology con un optimismo exagerado anunció que la ciencia médica estaba en condiciones de hallar la cura para todas las enfermedades del cerebro: “No fue así, pero se descubrió y se comenzó a tomar muy en serio la Neuroplasiticidad, y su uso en procesos como la NR lo que no es poco”.

Fueron los años en que las investigaciones de Ralph Nudo o el argentino Leonardo Cohen, entre muchos otros, con novedosas técnicas como la resonancia magnética funcional (RMF) o estimulación magnética transcraneal (TMS en inglés), revelaron por ejemplo que existen maneras de que el cerebro recupere funciones motoras , y que ciertos estímulos motores  son capaces de mejorar la capacidad fisiológica de las neuronas para conectarse entre sí: “Son muy famosos los estudios con ratas donde se comprobó que la exposición a estímulos de luz y sonido aumentan la cantidad de espinas dendríticas, que son las responsables de las conexiones cerebrales”, explica el director de INERE.

El especialista agregó que “bajo determinados estímulos también existe la neurogénesis –generación de nuevas neuronas por reproducción celular–, inclusive en etapas adultas de la vida”.

Las tres dimensiones de la discapacidad

“Para lograr un adecuado resultado en NR, se requiere una visión integral de las personas, y por eso es necesario evaluar primero cuáles son las consecuencias de la patología neurológica en los aspectos físico, cognitivos y emocionales –señala la Dra. Saladino–. Una vez que se conocen esos problemas, se definen los objetivos terapéuticos esperados y deseados, que deben tender a lograr la mejor calidad de vida para la persona y para su familia”.

Los abordajes tradicionales en rehabilitación hacen hincapié en la discapacidad física, pero en la mayoría de las afecciones neurológicas el daño nunca es sólo físico. Según Cáceres. “el daño cognitivo y el conductual/emocional son tan, o más, importantes que el daño físico. Sin embargo, en los abordajes tradicionales se jerarquiza lo físico, pero el rol en el equipo de un profesional como el psicólogo y la neuropsicología por ejemplo, debería ser tan fundamental como el del kinesiólogo”.

El concepto de rehabilitación ambulatoria está bastante bastardeado, porque lo más común es que la mayoría de los pacientes tenga una etapa de NR en “internación”. Esta etapa está, en mi opinión sobreestimada y prolongada y muchas veces el paciente luego del “alta” de la internación pasa a una Intervención domiciliaria –sintetiza el Dr. Cáceres–. La neuro rehabilitación NR ambulatoria es un período esencial dentro del proceso educativo de la NR ya que se trabaja en la REINSERCION del paciente en su medio, en su trabajo, en su familia, en su vida social”.

Acerca de INERE

Bajo la dirección general del Dr. Fernando Cáceres (MN 74.115), en 2020 se inaugura INERE, Instituto de Neurociencias Restaurativas, con sede en Retiro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El Dr. Cáceres, es un reconocido profesional de la neurología con más de 30 años de experiencia. Es, además, pionero en el desarrollo de la neuro rehabilitación en nuestro país y en la región. Su actividad académica y docente formando recursos humanos interdisciplinarios y su mirada sobre la práctica asistencial en este campo es de reconocimiento internacional.

Bajo su dirección INERE lleva adelante la atención integral para personas adultas con enfermedades neurológicas, consolidándose como una nueva opción terapéutica en América Latina. El Instituto ofrece a los pacientes un adecuado diagnóstico, la definición del mejor y más adecuado tratamiento farmacológico y no farmacológico, y una oportuna y precisa Rehabilitación Neurológica.

INERE también trabaja en el desarrollo de líneas de investigación y programas de actividades que responden a necesidades emergentes y coyunturales referidas a las patologías neurológicas, y brinda asesoramiento y consultoría a grandes empresas y centros de todo el país.

En este marco, y tras algunos años de arduo trabajo, se anunció la apertura de INERE Martínez Instituto de Neuro Rehabilitación Ambulatoria, bajo la dirección general del Dr. Fernando Cáceres y la dirección médica de la Dra. María Laura Saladino (MN 105881).  INERE Martínez es una sede destinada a la rehabilitación integral (física, cognitiva y emocional) de personas adultas con secuelas neurológicas. La propuesta se caracteriza por estar orientada a módulos de rehabilitación con objetivos adaptados y con un enfoque educativo. INERE Martínez cuenta además con un moderno sistema de cuantificación de resultados de la rehabilitación para una posterior re evaluación y análisis del proceso terapéutico. Brinda servicios en las áreas de Neurociencia Cognitiva, Neurología, Kinesiología, Salud Mental, Terapia Ocupacional, Fonoaudiología, Neuro-oftalmología y Actividad Física.

En ambos institutos -INERE e INERE Martínez- se trabaja con profesionales altamente capacitados y entrenados, con amplísima experiencia en el campo de las patologías neurológicas, ofreciendo así compromiso, integralidad e interdisciplina a los pacientes y sus familias.

Para mayor información, visitar:  www.inere.com.ar   www.irenemartinez.com.ar