ONGs PIDEN A LA USTR DE EEUU QUE DEJE DE PRESIONAR A COLOMBIA

Visto: 111

Trece OnGs y entidades académicas encabezadas por Knowledge Ecology International (KEI), condenaron a la United States Trade Representative (USTR), por sus presiones a Colombia, a causa de su política de regulación de precios y por declarar de interés público la patente del oncológico Glivec.

Las presiones a Colombia incluyen la amenaza de vetar su ingreso a la OCDE, como anticipó una carta de la USTR entregada recientemente al gobierno de Bogotá.

La poderosa cámara de los laboratorios multinacionales PhARMA y la cámara de Comercio de Estados Unidos han solicitado a la USTR que adopte sanciones contra Colombia.

KEI en nombre propio y de otras doce entidades entre las que figuran Oxfam y la Conferencia de Obispos de Colombia presentaron una petición durante la audiencia pública convocada por la USTR a comienzos de marzo para tratar el informe “Especial 301” sobre propiedad intelectual que elabora todos los años con la lista de los supuestos países “piratas” pasibles de sanciones.

Las trece ONGs internacionales e instituciones académicas condenaron las presiones de la USTR y defendieron el derecho de Colombia de adoptar “medidas legales y regulatorias para aumentar el acceso a medicamentos asequibles”-

Por el contrario, defendieron las sanciones y argumentaron contra Colombia PhRMA, Biotechnology Innovation Organization (BIO), National Association of Manufacturers (NAM) y la U.S Chamber of Commerce.

Las ONGs enviaron una segunda carta a mediados de marzo a la USTR repudiando la amenaza de bloquear el ingreso de  Colombia a la OCDE “a menos que el país ceda a los intereses del lobby farmacéutico y biotecnológico”.

La carta adjunta de las 13 ONG solicitó a los funcionarios de comercio de los Estados Unidos que se abstengan de presionar a otros países con respecto a las licencias obligatorias.

Entre otros argumentos, la carta enumera las diversas formas legales y judiciales de licencias obligatorias que son posibles y utilizadas en los Estados Unidos, y cita la acalorada discusión dentro de los Estados Unidos sobre los altos precios de los medicamentos.

James Love, Director de KEI señaló que "Estados Unidos usa licencias obligatorias más que cualquier otro país. Si Estados Unidos quiere frenar los altos precios de los medicamentos y al mismo tiempo proteger el acceso a los medicamentos, debe tener la capacidad de limitar los derechos exclusivos en materia de patentes”

“Si Estados Unidos no adopta esfuerzos más estrictos de licencias obligatorias, los pacientes en los Estados Unidos enfrentarán estrés financiero y el acceso limitado a nuevos medicamentos. Lo mismo es cierto para Colombia y para casi todos los demás países”, alertó.

PhRMA y sus compañías miembros quieren que USTR cree normas globales que socaven los controles de costos y el acceso a todas partes, y eso no es lo que se debe hacer”, recomendó.

Misión Salud, Colombia, afirmó que "Insistimos una vez más en la ilegitimidad del informe 301 como un instrumento para presionar a los países sobre la implementación de asuntos específicos del foro de la OMC. Con respecto a los medicamentos, Colombia no ha violado sus compromisos comerciales y creemos que debe ir más allá en la protección de los intereses públicos sobre los intereses de las ganancias privadas”.

La entidad pidió que Estados Unidos “debe actualizar su visión sobre los desafíos actuales de salud en el mundo y cómo se ven agravados por el modelo actual de propiedad intelectual".

Brook Baker, analista sénior de políticas de Health GAP, agregó que  "los esfuerzos persistentes de la industria biofarmacéutica para socavar y sancionar el uso legal de Colombia de medidas que cumplen con TRIPS para emitir licencias obligatorias o reducir los precios basados ​​en monopolios son inmorales, injustas y una violación de la industria propias obligaciones de derechos humanos”.

La complicidad de los Estados Unidos en los últimos dos años para apoyar los esfuerzos de las Big Pharma y hacer sus propias amenazas de represalias contra Colombia es igualmente atroz”,denunció.

Los firmantes de la carta incluyen:

Knowledge Ecology International
Médicos Sin Fronteras / Médicos Sin Fronteras EE. UU.
Oxfam America
Alianza LAC-Global por el Acceso a Medicamentos
Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional de Colombia
La Conferencia del Obispo de Colombia
Federación Médica Colombiana
Comité de Supervisión y Cooperación en Salud
La Fundación IFARMA
Observatorio de Medicamentos de Colombia
Misión Salud
Health GAP Global Access Project
Public Citizen EE.UU