PARA LOS FARMACÉUTICOS EL CONVENIO PAMI NO TERMINA DE CERRAR

Visto: 226

Las autoridades de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), solicitaron al PAMI que baje al menos otro punto las bonificaciones y que sean diferenciales por región, a riesgo de comenzar un proceso de desfinanciación. Algunas pequeñas y medianas farmacias del interior están dejando de atender a los jubilados.

El pedido de la COFA para que el PAMI rebaje otro punto las bonificaciones contiene también  el reclamo de la cámara de farmacias FACAC y de la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales, que constituyen y sobreviven como el frente más sólido en las discusiones con el organismo, luego de la “grieta” entre las multinacionales de CAEME y los laboratorios nacionales.

El reclamo también incluyó la demanda de “precisiones” sobre la devolución del dinero que los farmacéuticos pagaron de más, antes de que se aplicara el 5 por ciento de rebaja acordado entre la industria y el PAMI a partir del primero de abril.

Esencialmente, las farmacias pequeñas y medianas piden “claridad” sobre la devolución de la diferencia a su favor, sobre los plazos y las notas de crédito, porque temen que en el “barullo” van a recibir menos de lo adeudado.

La expectativa en cuanto a los precios y que suena como una noticia medianamente positiva es que este año no habrá demasiadas diferencias entre los “PRECIO PAMI”  y los precios de venta  al público,comentaron  voceros de la obra social de los jubilados.

PAMI escuchó la demanda de la COFA y se comprometió a  estudiar el pedido y responder en breve.  

Y de no mediar respuesta, la dirigencia de la COFA deberá analizar los próximos pasos que se van imponiendo desde abajo y desde el interior, con colegios farmacéuticos que cancelan o retacean las prestaciones a la obra social de los jubilados.

Para algunos  colegios farmacéuticos del interior el convenio así no cierra y han pasado a las acciones directas.  El  Colegio de Farmacéuticos de Chascomús decidió no atender a los jubilados, en Misiones limitan la atención al mínimo y en Córdoba anunciaron medidas similares.

Luis Ferrari, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Chascomús, confirmó el corte de la atención a los afiliados del PAMI porque con el actual convenio se produce un “desfasaje”, originando “un conflicto que no sabemos cómo se resolverá”.

Además mencionó que el PAMI recién acaba de  saldar a comienzos de abril la  insulina  despachada durante noviembre de 2017.

“Es un convenio que no cierra por ningún lado, ya que está desfinanciado”,  afirmó el dirigente farmacéutico de Chascomús.

El Colegio de Farmacéuticos  de Misiones también advirtió que “con el nuevo convenio del PAMI se habló de congelamiento de los precios, pero solo para droguerías”. 

Los farmacéuticos misioneros mencionaron  que en algunos casos hasta compran más caro de lo que pueden vender “y así no pueden aguantar”. 

“Si cierran (las farmacias pequeñas y medianas) no solo hay que pensar en lo abuelos que quedan sin acceso a los remedios en las localidades chicas, sino también en la gente que puede quedar sin su fuente de trabajo”, advirtieron.

 “A este problema se les suma la presión impositiva mayor surgida por la aplicación del Pacto Fiscal federal al que adhirió Misiones, y que como consecuencia, les elevó el IIBB al 5%”, recordaron.

El Convenio  del PAMI “con los laboratorios perjudica a las farmacias más chicas”, coincidió Mariano Rosas, titular del Colegio de Farmacéuticos de Rio Cuarto.

Rosas dijo temer que “el nuevo convenio ahogue a las pequeñas droguerías que no van a poder compensar la pérdida de rentabilidad”.