ESCÁNDALO DE NOVARTIS EN EEUU: PAGÓ MÁS DE UN MILLÓN DE DÓLARES AL ABOGADO DE TRUMP

Visto: 283

Novartis pagó 1.200.000 dólares en “honorarios” no declarados al fisco al abogado personal del Donald Trump, el mismo que negoció el silencio de una actriz porno que asegura haber recibido dinero del presidente estadounidense a cambio de sus favores sexuales. La justicia de Washington inició una investigación por tráfico de influencias.

Vasant Narasimhan, el nuevo CEO de Novartis, en un correo interno dirigido a los empleados de la casa matriz en Ginebra, reconoció el pago de ese dinero a Essential Consultants de Estados Unidos, la empresa de Michael Cohen, el abogado personal de Trump.

Los pagos fueron realizados por el anterior CEO de Novartis, Joe Jimenez, desplazado en febrero pasado y que ahora quedó envuelto como autor intelectual del soborno encubierto que se le pagó a Cohen.

"Muchos de ustedes han visto informes de los medios sobre la relación de Novartis con Essential Consultants en los EE. UU. Y muchos de ustedes se sentirán decepcionados y frustrados",escribió Narasimhan en el correo interno que fue filtrado al periodismo por algunos empleados.

"Cometimos un error al participar en este compromiso y, en consecuencia, somos criticados por un mundo que espera más de nosotros", continuó el correo del CEO de Novartis en su intento por frenar el escándalo hacia el interior de la multinacional en Suiza.

Así también, voceros del laboratorio en Ginebra insistieron en que el nuevo CEO de Novartis – con una antigüedad de una década en la empresa- rescindió el contrato con la empresa de Cohen cuando asumió el cargo en febrero.

De acuerdo con un empleado de alto rango que habló bajo condición de anonimato, muchos de los que trabajan allí "se sienten disgustados". Esta persona agregó: "La gente está enojada y confundida, porque nos hace sentir mal a todos”, escribió el sitio especializado STAT.

Un empleado de la compañía le dijo a STAT que Narasimhan “se negó a renovar el acuerdo con Cohen cuando asumió en febrero y dejó que el contrato caducara.

"No participé en ningún aspecto de esta situación", escribió el presidente ejecutivo a los empleados de Novartis.

El vocero de Novartis, Michael Willi, al confirmar el pago de “honorarios” al abogado de Trump admitió a la agencia Reuters que “en retrospectiva, este debe verse como un error”.

El escándalo se potencializó porque el abogado Cohen fue el encargado de negociar el silencio de la actriz porno Stormy Daniels, quien ha sostenido que tuvo una aventura con Trump entre 2006 y 2007.

La actriz Daniels volvió a presentar una segunda demanda contra Trump el 30 de abril, esta vez porque el presidente la acusó públicamente de “estafadora”.

El papel de Cohen fue confirmado al periodismo por Michael Avenatti, el abogado de la actriz  porno, al recordar que entre ambos negociaron una compensación económica por el silencio de Daniels a principios de 2017.

Aunque Narasimhan canceló el contrato con Cohen, el dinero aportado al abogado del presidente pareció haber tenido efecto, ya que el CEO de Novartis cenó con Trump en la Casa Blanca en enero de 2018 y su predecesor Joe Jiménez se reunió con el mandatario en la primavera de 2017, admitió la multinacional.

Pero otras explicaciones resultan menos creíbles: Novartis tenía “preguntas” sobre la política de salud que aplicaría Trump y consideró conveniente celebrar un contrato con la firma de Cohen, es uno de los argumentos defensivos frente al escándalo.

Pero ¿por qué pagar a Cohen, un abogado sin experiencia conocida en atención médica?, se preguntan los periodistas de Washington.

El abogado de la actriz porno, Michael Avenatti, ironizó en  Twitter "¡Guau, también es médico! Un tipo muy talentoso, este Sr. Cohen".

STAT escribió que “la compañía no dice (y no ha sido acusada de ninguna actividad ilegal) que el mayor acuerdo reciente de Novartis con el gobierno federal implicó un nuevo y costoso tratamiento contra el cáncer. Kymriah, una terapia de Novartis para un cáncer de sangre poco común, cuesta 475,000 dólares por un tratamiento, y para poder ganar dinero con el producto, la compañía necesita que los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid reembolsen ese costo”

“En medio del contrato de Novartis con la firma de Cohen, Kymriah obtuvo la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos para el medicamento (FDA) y la administradora de Medicare llegó a un acuerdo con la compañía para reembolsar el medicamento si los pacientes responden a la terapia después de un mes”, explicó el sitio especializado.

Robert  Mueller,  Fiscal Especial para el Departamento de Justicia de Estados Unidos,  inició una “amplia investigación” en noviembre pasado y solicitó de Novartis información “de sus tratos con Cohen”, admitió la compañía en Ginebra.

En un comunicado, Novartis dijo que "cooperó completamente" con Mueller, "proporcionó toda la información solicitada" y ahora "considera cerrado este asunto".

El fiscal Mueller pretende conocer si Novartis fue beneficiada por el gobierno de Trump con alguna medida especial, en retribución por el aporte de 1.200.000 dólares que embolsó Cohen.

Además, el contrato con Cohen no ha sido la excepción en el comportamiento de la multinacional, ya que desde que asumió Trump, Novartis ha gastado 11,92 millones de dólares en actividades formales de lobby en Washington, que deben publicarse cada tres meses.  

“El señor. Cohen fue contratado como consultor y no como cabildero “ y “las tarifas de consultoría que Novartis acordó con el Sr. Cohen y Essential Consultants estaban en línea con los términos del mercado para consultoría y asesoramiento",  justificó la multinacional.

 

Joe Jimenez (izquierda) ex ceo de Novartis, y su sucesor Narasimhan, antes del escándalo

Foto nota: DOM SMITH/STAT; PHOTOS: YANA PASKOVA/GETTY IMAGES; DREW ANGERER/GETTY IMAGES, AP PHOTO/KEYSTONE, GEORGIOS KEFALAS