LA INDUSTRIA PREVÉ ESTE AÑO UNA PÉRDIDA DE 2.400 MILLONES DE PESOS

Visto: 218

La industria farmacéutica estima que este año perderá alrededor de 2.400 millones de pesos a valores constantes, como consecuencia de la caída de las ventas.  La facturación acompañará el ritmo inflacionario, como viene sucediendo, pero la retracción de alrededor de 7 por ciento es imposible de remontar en lo que queda del año.

La actividad de la industria farmacéutica registró en junio un retroceso de 7,7 por ciento interanual, de acuerdo a las estimaciones del INDEC, con un acumulado promedio de 7,5 por ciento negativo en el semestre.

Esa tendencia es inevitable para los últimos meses del año, coinciden los empresarios farmacéuticos y de otros sectores industriales, tal como viene remarcando la UIA en sus últimas manifestaciones.

Incluso hay industriales que ya consideran como un horizonte fatídico y factible la hiperinflación y el default en un futuro cercano. Si antes sonaba tremendista, ahora es una hipótesis que requiere  ir adoptando previsiones para atajar las tormentas convertidas en huracanes de grado cinco.

La otra preocupación que aparece en el horizonte es el recorte de 10 mil millones de pesos que deberá ejecutar el PAMI para el año próximo y que le fue prometido al FMI.

El PAMI puede ajustar en medicamentos o en gastos de personal. Hasta ahora ha ajustado básicamente en medicamentos. La obra social está cumpliendo con el nuevo contrato que en realidad recién se firmará en los próximos días y que con los anexos tiene alrededor de cinco mil páginas.

Pero con la escalada del dólar, el escenario que afronta la industria supera las previsiones de comienzos de año y los precios máximos o Precios PAMI.

Ahora la única certeza es que será inevitable trasladar a los precios el aumento de la materia prima dolarizada. Esa preocupación fue transmitida por una delegación de empresarios farmacéuticos recientemente al Jefe de Gabinete, Marcos Peña, que como era de esperar respondió con generalidades y mensajes esperanzadores. En todo caso esperanzadores para quienes atraviesan la tormenta en alta mar.

Los empresarios que acudieron a la entrevista con Peña pidieron algunas precisiones, que no les hicieran “más daño” y garantizaran su rentabilidad en jaque.

Difícil pronosticar un escenario calmo para los próximos meses y menos con el sensible tema de los precios de los medicamentos que golpean en la población y suelen ser anzuelos periodísticos.

Así, hoy el precio promedio de los medicamentos en el mercado es de 400 pesos.

Algunos ejemplos: el antihipertensivo valsartán de mayor venta de laboratorio nacional cuesta 580 pesos.

La sertralina para la depresión cuesta 688 pesos.

El omeprazol de mayor venta para la gastritis cuesta 476 pesos

Y la amoxicilina con sulbactam se vende a 393 pesos.

Son algunos ejemplos de un mercado que crece a ritmo inflacionario pero cae en términos de unidades y que desde diciembre arroja porcentajes negativos de actividad industrial. Tormentas, vendavales, huracanes…metáforas climáticas que no alcanzan para levantar las persianas y producir el día a día.