PAMI: LA COFA QUIERE RENEGOCIAR EL CONVENIO Y LA INDUSTRIA DICE QUE HACE APORTES “ALUCINANTES”

Visto: 218

La COFA pidió renegociar el convenio PAMI que fue acordado con una proyección inflacionaria del 15 por ciento. La industria también se lamenta que ya es “alucinante” la suba de los aportes para sostener los Precios Pami.  Pero descreen que el titular del organismo, Sergio Cassinotti, reabra las negociaciones.

Mediante una carta fechada el 9 de agosto pasado y dirigida también a las tres cámaras empresarias, la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), pidió “una urgente revisión del acuerdo alcanzado a comienzos de año”.  Es decir, aquello que firmó en un contexto que ya se asemeja a un país lejano.

“En ese momento las perspectivas económicas eran muy diferentes a la que resulta hoy del proceso inflacionario que aumenta el PVP de los medicamentos y afecta la economía de las farmacias”, advirtió la entidad.

La COFA recordó que “las negociaciones se desarrollaron bajo una pauta inflacionaria del 15 por ciento en base a la cual se diseñaron los mecanismos compensatorios para permitir a las farmacias continuar su tarea sin ver afectada su rentabilidad, objetivo declarado por el propio instituto, como consta en el artículo tercero del Acta Acuerdo de Reducción del Descuentos a las Farmacias del 16 de abril 2018”.

“Los acontecimientos económicos y financieros vividos en el país durante los meses de junio y julio modificaron sustancialmente el escenario diseñado produciendo un rebrote inflacionario a nivel general y en los precios de los medicamentos en particular, circunstancia que impactó de lleno en el esquema de sostenibilidad elaborado para las farmacias dentro del convenio”, sintetizó la carta distribuida también al periodismo.

La COFA consideró que “llegamos a un punto crítico sin haber alcanzado todavía la mitad del camino previsto en los acuerdos y frente a una perspectiva que según todos los pronósticos, tanto oficiales como privados, augura que lejos de atenuarse, se irá incrementado por efecto de la inercia inflacionaria de los próximos meses”.

“Esta realidad, que se suma al incremento global de los costos en materia de tarifas, impuestos, salarios, alquileres y demás, nos obliga a plantear la revisión del esquema iniciado en abril ya que se encuentra agotado como tal y superado por un cambio en el marco general de la economía que ha sido admitido oficialmente por el gobierno nacional desde su más alta representación”, agregó la carta.

Además, la entidad farmacéutica solicitó que las farmacias agrupadas en las entidades de Rio Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Buenos Aires y Patagones “vean disminuidos su aporte al convenio ya que en la región patagónica la sustentabilidad de las farmacias se encuentra especialmente amenazada por el costo diferencial de la Patagonia, en materia de servicios, alquileres, fletes, un llamativo incremento de las alícuotas impositivas provinciales y un mayor coste laboral por efecto de la ‘zona fría’ vigente en la CCT, todo lo cual merece un trato particular en materia de aportes”.

“Frente a esta preocupante realidad solicitamos se convoque a una mesa de discusión entre las parles que permita revisar las actuales condiciones y explorar alternativas que, sin afectar el servicio a los afiliados del Instituto, logre asegurar el mantenimiento de la sostenibilidad de las farmacias, ya que un objetivo se encuentra ineludiblemente ligado al otro”, concluyó la carta enviada por la COFA.

Las cámaras farmacéuticas coincidieron que el reclamo es legítimo porque “las farmacias están al borde la quiebra”, pero consideraron que el pedido de reapertura del convenio difícilmente sea respondido por Cassinotti.

La verdad es que no creemos que nos den bola…” fue la contundente respuesta de voceros empresarios, ante el reclamo de la COFA, al que la industria le suma su propio desfasaje en esta etapa inflacionaria.

Para los laboratorios también es alucinante la suba de los aportes que tienen que realizar para cumplir con los Precios PAMI y sostener el convenio”, comentaron los voceros a PHARMABAIRES.

Los voceros no hablaron de quiebra del sector, pese a que admitieron la soga cada vez más tirantes para pequeños y medianos laboratorios.

Sí, hablaron de pérdida acentuada de la rentabilidad y que de seguir a este ritmo inflacionario, nadie puede asegurar como llegará el convenio a fin de año.