FAMILIARES TRASLADARON HASTA SANOFI LAS CENIZAS DE SUS HIJOS QUE NO PUDIERON PAGAR LOS TRATAMIENTOS CON INSULINA

Visto: 107

La sede central de Sanofi en Cambridge, Massachusetts, se convirtió en el destino de decenas de diabéticos y de familiares de pacientes fallecidos, que protestaron contra el precio que consideran abusivo de las insulinas.

"Estoy exigiendo a Sanofi que reduzca el costo de la insulina. Es un medicamento que todos los diabéticos tipo 1 necesitan para sobrevivir. Y sin él, morirán como lo hizo mi hija", afirmó Antroinette Worsham, de Cincinnati, fundadora de la organización sin fines de lucro T1 Diabetes Journey.

“Algunos nos enfrentamos con la opción de pagar el alquiler o pagar la insulina. Otros han visto morir a sus hijos después de racionar el medicamento”, resaltaron los manifestantes.

Worsham y el matrimonio Nicole Smith-Holt y James Holt acudieron a Cambridge con las cenizas de sus hijos, que murieron de complicaciones derivadas de la diabetes tipo 1 después de racionar las dosis de insulina por carecer de suficiente dinero para solventar el costoso tratamiento.

Antroinette Worsham explicó que su hija Antavia Lee-Worsham, murió a los 22 años en abril de 2017 después de luchar contra la enfermedad y contra la imposibilidad de conseguir el dinero mensual para sostener la medicación.

“A los 21 años de edad mi hija comenzó a asistir a un programa de asistencia y, a veces, recibía insulina de su hermana Antanique, que también tiene diabetes tipo 1”, recordó.

El  matrimonio Nicole Smith-Holt y James Holt, también trasladó las cenizas de su hijo Alec, con la esperanza de entregárselos a los ejecutivos de Sanofi.

Sin embargo, el matrimonio fue detenido por policías y no fueron autorizados a ingresar a los terrenos de Sanofi.

"Nadie bajo y nadie me enfrentó", dijo Smith-Holt, un especialista en ayuda financiera de Richfield, Minnesota.

"Nadie tomó sus cenizas ... por lo que es frustrante. Me pone muy enojado ", reaccionó luego del frustrado intento de dejar en Sanofi las cenizas de su hijo Alec.

Alec Smith, falleció en junio de 2017 a la edad de 26 años, semanas después de haber caducado su plan de seguro de salud.

Según un análisis de 2016, el costo anual estimado de insulina por paciente casi se triplicó en un período de 11 años, de 231 en 2002 a 736 dólares en 2013.

"El aumento de precios se ha convertido en un problema tal que la insulina ahora cuesta más que mi renta, y tengo que elegir", dijo Myranda Pierce, una estudiante graduada de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston que tiene diabetes tipo 1.

El portavoz de Sanofi, Nicolas Kressmann, dijo en un comunicado por correo electrónico que comparte "preocupaciones similares" con los manifestantes.

También alentó a los pacientes con diabetes que no pueden pagar sus medicamentos a llamar a la línea directa de la compañía al 888-847-4877.

Pero Pierce respondió que programas como esos no son suficientes.

"No debería tener que ir a pedir mi insulina. Debería ser asequible para mí ", pidió la joven estudiante.

Video protesta Sanofi: https://www.statnews.com/2018/11/27/insulin-prices-protest-sanofi/?utm_source=STAT+Newsletters&utm_campaign=f2fa2c09e0-MR_COPY_01&utm_medium=email&utm_term=0_8cab1d7961-f2fa2c09e0-149735605&jwsource=em