EEUU: DEMÓCRATAS Y REPUBLICANOS PRESIONAN POR PRECIOS MEDICAMENTOS

Visto: 376

Un grupo de legisladores demócratas encabezado por el senador Bernie Sanders presentó un paquete legislativo que apunta a “reducir drásticamente los precios de los medicamentos recetados”. La novedad es que algunos republicanos acompañan la regulación del mercado farmacéutico, actitud que constituye un quiebre en la histórica relación mantenida con las Big Pharma.

El paquete presentado por los demócratas de Sanders autoriza a importar drogas de Canadá para uso personal, habilita al servicio nacional de salud (HHS) a negociar directamente con los laboratorios precios más bajos para el programa público de salud Medicare y vincula los precios de los medicamentos en Estados Unidos al precio promedio de cinco países, entre los que figuran Canadá y Reino Unido.

Esta última iniciativa ya había sido esbozada por el presidente Donald Trump a fines del año pasado.

Sanders y los representantes demócratas copatrocinantes de las propuestas,  Ro Khanna de California, Peter Welch de Vermont y Elijah Cummings de Maryland, también presentaron una disposición especial para despojar a los laboratorios de sus licencias exclusivas si fracasan las negociaciones.

Amy Klobuchar, senadora demócrata por Minnesota, ya presentó un proyecto bipartidista – acompañado por el republicano Chuck Grassley- para forzar la negociación con la industria de los precios de los medicamentos que suministran al programa estatal Medicare.

El acompañamiento de Grassley –republicano por IOWA- no es un dato menor ya que asumió en enero como nuevo presidente del estratégico Comité de Finanzas del Senado y en consecuencia está habilitado para motorizar la iniciativa.

También otro representante republicano, Francis Rooney de Florida, sumó su propio proyecto para que Medicare pueda negociar el precio de los medicamentos directamente con la industria.

El patrocinio de Grassley del proyecto de Klobuchar y la iniciativa de Rooney han sido interpretadas como una señal de que muchos republicanos también está cansado de los abusos de la industria.

Grassley y su colega demócrata Klobuchar anunciaron que volverán a presentar un proyecto que habilita la importación de drogas más baratas desde Canadá, retomando una iniciativa que había defendido el fallecido senador John McCain.

Grassley anunció que volverá a presentar otros dos proyectos de ley sobre el tema con los demócratas: la Ley CREATES, que apunta a combatir el comportamiento anticompetitivo de los fabricantes de marca, y un proyecto de ley para prohibir la práctica de "pago por retraso".

Esta última práctica ocurre cuando las compañías pagan a los fabricantes de genéricos para retrasar la producción de medicamentos sin patente, y el republicano de Iowa aseguró que figura entre las prioridades de su agenda legislativa.

Grassley, hablando en una mesa redonda en Washington con periodistas, también dijo que examinará “las prácticas potencialmente anticompetitivas que involucran a aseguradoras y administradores de beneficios de farmacia”.

Grassley, que no se considera un aliado de la industria farmacéutica, expresó en gran medida su apoyo a la agenda de precios de los medicamentos de la administración Trump. 

Sin embargo discrepó con la iniciativa (o amenaza) de Trump de vincular el precio de los medicamentos en Estados Unidos con países europeos o Canadá.

"Inicialmente, no quiero que los países extranjeros fijen los precios de nuestros medicamentos", afirmó Grassley. 

Otra figura en ascenso de los demócratas y que aparece como potable precandidata presidencial, la senadora Elizabeth Warren (Massachusetts), también presentó una propuesta de fijación de precios de los medicamentos en diciembre, junto con la creación de una agencia federal para fabricar medicamentos genéricos.