EE.UU: COMITÉS DEL CONGRESO INICIAN INVESTIGACIÓN A DOCE LABORATORIOS POR PRECIOS ABUSIVOS

Visto: 501

Los comités de Supervisión (The House Oversight Committee) y de Energía y Comercio (Energy and Commerce Committee’s) de la Cámara de Representantes de Estados Unidos iniciaron una investigación sobre doce compañías farmacéuticas y sus métodos de fijación de precios, en la que los analistas políticos de Washington califican como “la investigación más amplia en décadas sobre los fabricantes de medicamentos”.

Los doce laboratorios sometidos a la primera tanda de investigación por el Comité de Supervisión son AbbVie, Amgen, AstraZeneca, Celgene, Eli Lilly, Johnson & Johnson, Mallinckrodt, Novartis, Novo Nordisk, Pfizer, Sanofi y Teva Pharmaceuticals.

El presidente del comité, el demócrata Elijah Cummings, afirmó que la primera audiencia legislativa prevista para el 29 de enero se centrará en escuchar a los laboratorios citados para que expliquen los altos precios de sus medicamentos.

“Los altos costos de los medicamentos recetados serán una prioridad en la agenda del comité”, explicó Cummings, al anunciar el inicio de la investigación.

"Durante años, las compañías farmacéuticas han estado incrementando agresivamente los precios de los medicamentos existentes y estableciendo precios de lanzamiento más altos para nuevos medicamentos al mismo tiempo que registraban ganancias inesperadas", afirmó Cummings en un comunicado.

"Los objetivos de esta investigación son determinar por qué las compañías farmacéuticas están aumentando los precios tan drásticamente, cómo las compañías farmacéuticas están utilizando los ingresos y qué medidas se pueden tomar para reducir los precios de los medicamentos recetados", agregó el legislador demócrata por el distrito electoral de Baltimore.

La demócrata Diana DeGette de Colorado, la nueva presidenta del Subcomité de Investigaciones dependiente del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, también planea convocar a los presidentes ejecutivos de la industria ante su propio panel, anunció el miércoles 16 de enero en una reunión informativa con los periodistas e hizo especial hincapié en los fabricantes de insulinas.

El alto costo de las insulinas es también una cuestión prioritaria para el comité de Cummings quien dijo compartir los reclamos de los pacientes movilizados a fines del año pasado por el precio exorbitante de sus tratamientos contra la diabetes. 

Por eso la lista de citaciones incluye a Ely Lilly, Novo Nordisk y Sanofi que controlan el 90 por ciento del mercado estadounidense de las insulinas.

Siete compañías, Novartis, AstraZeneca, Teva, Celgene, Eli Lilly, Johnson y Malinckrodt deberán informar sobre el precio de un medicamento. Amgen, Pfizer y Novo Nordisk recibieron solicitudes de información sobre dos de sus medicamentos y Sanofi y AbbVie deberán explicar los precios de tres de sus medicamentos.  

Entre los medicamentos incluidos en la investigación figura Humira, el medicamento para la artritis de mayor venta en el mundo fabricado por AbbVie, y Revlimid, el medicamento para el mieloma múltiple de Celgene.

Voceros del Comité de Supervisión revelaron al periodismo que Cummings se propone conseguir información “sobre aumentos de precios, inversiones en investigación y estrategia corporativas para preservar la participación de mercado y el poder de fijación de precios”.

Los demócratas, que recuperaron el control de la Cámara de Representantes a comienzos de enero, incluyeron la reducción de los costos de los medicamentos recetados como una de sus principales prioridades.

Cummings, junto con el senador Bernie Sanders y el representante Ro Khanna, demócrata por California, presentaron tres proyectos de ley a comienzos de enero destinados a reducir los costos de los medicamentos.

Los legisladores demócratas se han centrado principalmente en la industria farmacéutica, que vende medicamentos a precios más altos en Estados Unidos que en el extranjero.

Las compañías farmacéuticas han argumentado que los aumentos de precios han sido “modestos” y han citado sus preocupaciones con respecto al sistema de reembolso del gobierno por los medicamentos recetados que consumen los beneficiarios de los programas Medicare y Medicaid.

Celgene confirmó la investigación y anticipó a la cadena CNBC que cooperará con el comité porque "creemos que a los pacientes no se les debe negar el acceso a los tratamientos que necesitan solo porque no pueden pagarlos".

Un portavoz de Eli Lilly dijo a CNBC que la compañía "está comprometida a garantizar que todas las personas con diabetes tengan un acceso razonable a la insulina, y apreciamos el interés del Congreso en este tema” y “espera con interés responder a las preguntas del Comité”.

Los demócratas no son los únicos que lanzaron una campaña contra los precios abusivos de los medicamentos, pues los senadores republicanos Chuck Grassley y Andrew Lamar Alexander, también se proponen debatir medidas en sendas comisiones del Senado estadounidense.

Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado, adelantó que se intentará avanzar en un paquete de reformas bipartidistas de los precios medicamentos, aunque predijo “la oposición de Big Pharma", que “son un lobby poderoso por aquí”.

Grassley y otros senadores republicanos estuvieron reunidos con el secretario de Salud, Alex Azar, en los últimos días, para analizar la controvertida propuesta del gobierno de Trump de utilizar un índice de precios internacionales para los reembolsos de los medicamentos que consumen Medicare y Medicaid.

El senador Grassley también expresó su apoyo a las reformas que propone Azar sobre el pago de beneficios de los medicamentos recetados de Medicare.

Por último, el senador republicano por el Estado de Iowa dijo al periodismo que había hablado con su colega el senador Andrew Lamar Alexander, presidente del Comité de AYUDA (HELP) del Senado, que supervisará muchos proyectos de ley de precios de medicamentos, para avanzar en estas iniciativas.