"Recuperar la dignidad farmacéutica"

Visto: 637

 “Hay sectores que buscan devolver a la Farmacia al cepo financiero en el que estaban”
Definiciones del Presidente de FEFARA, Farm. Manuel Agotegaray en su columna para la revista Médicos.

“El control y la eficiencia de gestión para poner los medicamentos al alcance del pueblo argentino en forma segura, eficaz y asequible” es una de las premisas fundamentales de la columna del Presidente de FEFARA, Manuel Agotegaray  en la edición de marzo de la revista Médicos, titulada “Aportar a la solución, ejerciendo nuestra dignidad profesional”.

El titular de FEFARA reivindicó la intervención parcial del Estado a través de PAMI, “regulando el precio del medicamento para la dispensa a sus afiliados desde el año  pasado” no sin producir un estado de “pánico general” en importantes sectores del mercado, en alguno de los cuales parece justificable - destacó Agotegaray - ya que la medida viene a cambiar las reglas y a terminar con la hegemonía de, precisamente, estos sectores que tuvieron libertad para establecer precios y condiciones en todo momento y lugar.

En el editorial de la revista Médicos, el presidente de FEFARA advirtió que acompañando a los sectores hegemónicos de la industria farmacéutica que habían manejado el mercado, están quienes, aunque no se benefician especialmente, son funcionales y anuncian vientos de ruina y catástrofe abonando con cifras y datos una supuesta caída de venta de unidades y en fin, una inexorable “marcha hacia el abismo” terminando por ser afines a la estrategia de volver a poner a las farmacias en el cepo financiero “cediendo el control de sus finanzas a la cadena de distribución”.

Este conjunto que añora el anterior sistema, explicó el dirigente farmacéutico, avala y acompaña las estrategias más reactivas empeñadas en debilitar a PAMI y, principalmente, en frenar acciones que posibiliten la elección de una más variada gama de marcas comerciales.

Agotegaray había comenzando su columna comparando nuestra situación con la de Brasil donde la Ley de Genéricos no fue una medida aislada: “se materializó a partir de un conjunto de herramientas dispuestas al mismo tiempo: una ley de genéricos que determina explícitamente que ellos deben ser más baratos; la creación de un ente regulatorio reconocido en todo el mundo por la buena evaluación de los medicamentos; la creación de una Cámara que regula los precios de venta en el mercado; y la de una Comisión Nacional de Incorporación de Tecnologías”

El caso argentino, destacó el Presidente de FEFARA, es totalmente opuesto porque cualquier reforma a un sistema para tener medicamentos accesibles “cuenta  con la oposición de los laboratorios nacionales que producen medicamentos de marca”.

“ En nuestro caso la lógica de actuación seguirá por los carriles que habitualmente venimos transitando: procurar por todos los medios el sostenimiento de nuestra red profesional, a la par que brindar soluciones a nuestros naturales aliados de la seguridad social, que a diario vienen haciendo malabares para poder seguir dando los mínimos servicios que deben garantizar a sus afiliados (ej: Convenio Específico de Colaboración y Asistencia FEFARA – PAMI)” precisó el titular de FEFARA.

“Como vimos en el caso brasilero, destaca el editorial en otro de sus párrafos, no es posible modificar la realidad sin poner en práctica un conjunto de medidas, siendo una de las acciones centrales trabajar sobre una logística que hoy se encuentra encapsulada, impidiendo la llegada de una variada oferta de medicamentos genéricos a todos los rincones del territorio, siempre bien cubiertos por nuestra red nacional de farmacias”.

Manuel Agotegaray abogó por la realización de un trabajo en común para el bien del conjunto y con el objetivo, además, de recuperar la dignidad farmacéutica.

Dignidad que por otra parte, finalizó, no es más que ejercer cabalmente nuestros derechos, evitando ceder a terceros intermediarios la gestión farmacéutica, tanto profesional como comercial, en la cual se juega nuestro destino y supervivencia.

A continuación Pharmabaires reproduce el texto completo de la columna del Presidente de FEFARA en la revista Médicos: