ARGENTINA, CHILE Y MÉXICO EN LA CARRERA POR LA DIRECCIÓN DE LA OMPI

Visto: 724

Los argentinos Dálmaso Pardo y Lelio Mármora figuran entre los candidatos a directores generales de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) que renovará sus autoridades el año próximo, aunque también Chile y México se apuntan en la carrera por la sucesión.

Los candidatos latinoamericanos tienen posibilidades de acceder a la poltrona de la OMPI porque el próximo director de la organización debería proceder del área geográfica de América Latina o Asia-Pacífico.

Si bien no hay nada escrito, se supone que los directores de la OMPI deben proceder de áreas geográficas rotativas y los últimos tres de cuatro representaron a países desarrollados, incluido el actual director australiano, Francis Gurry.  África desde la periferia ya gozó de la nominación del cuarto director.

El sitio especializado Intellectual Property Watch  incluyó a los argentinos Dálmaso Pardo y Lelio Mármora en la lista de candidatos a ocupar la dirección de la OMPI a partir de 2020, junto con el mexicano Miguel Ángel Margáin  y el chileno Maximiliano Santa Cruz, con antecedentes actuales o recientes en  los institutos nacionales de propiedad intelectual de sus respectivos países.

Dálmaso Pardo también es presidente del INPII de Argentina, desde comienzos de la gestión del gobierno de Mauricio Macri y tiene como respaldo a la influyente Asociación Argentina de Agentes de Propiedad Intelectual (AAAPI), de la que ha sido uno de sus socios destacados durante décadas.

Lelio Mármora no procede del área de la propiedad intelectual, pero desde 2014 es director ejecutivo de UNITAID, una agencia de Naciones Unidas con sede en Ginebra con la misión de combatir las pandemias y fomentar el acceso a la salud en los países en vías de desarrollo.

Sin embargo, Chile aparece como el país favorito para ocupar la conducción de la OMPI durante los próximos seis años porque se lo considera como un país “puente” entre los países en vía en desarrollo y los desarrollados.

Incluso Chile se apunta con dos candidatos Maximiliano Santa Cruz y Mario Matus.

Santa Cruz es el director de la oficina de propiedad intelectual de Chile y es bien conocido por la comunidad de la OMPI, porque ha sido negociador en Ginebra durante años y ha presidido un comité clave de patentes en OMPI hace unos años.

Matus es el director General Adjunto de la OMPI y se lo considera un veterano negociador comercial ya que ocupó cargos de liderazgo en la Organización Mundial del Comercio.

Miguel Ángel Margáin, ahora ex director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), fue mencionado como posible candidato en la Asamblea General Anual de la OMPI de octubre de 2018.

Brasil, cuyo candidato perdió por un voto la elección de 2008 a la presidencia de la OMPI, es poco probable que compita en esta ocasión ya que en el intermedio ha ocupado el primer puesto en la vecina Organización Mundial de Comercio, según las fuentes citadas por Intellectual Property Watch.

El director general de la OMPI está limitado a dos mandatos de 6 años por decisión de los Estados miembros. El actual director, el australiano Gurry podría aspirar a la reelección pero hasta ahora no dio señales que lo intente y según fuentes de la OMPI no tendría intenciones de quedarse en el cargo.

Desde Asia, los países que se mencionan comúnmente en la especulación son Singapur, China e India.

Desde Singapur, Daren Tang Heng Shim, el jefe de la Oficina de PI de su país ya es presidente del Comité de Derechos de Autor y Derechos Conexos de la OMPI (SCCR). Tang ha sido activo y visible, participando con los estados miembros, liderando capacitaciones y publicando ensayos.

Al igual que Chile, algunos indicaron que se podría considerar que Singapur desempeña una especie de papel de cruce entre los países desarrollados y en desarrollo.

Desde China, se menciona que el Director General Adjunto de la OMPI, Wang Binyang, que encabeza el Sector de Marcas y Diseños, es un candidato potable. Wang es el funcionario chino de mayor rango en la organización, hasta ahora.

Desde la India, un posible sucesor mencionado de Gurry es Naresh Prasad, su jefe de personal. Prasad se distinguió hace algunos años como un negociador efectivo en la OMPI para la India y luego se unió a la OMPI en Ginebra.