PAMI: A LA ESPERA DE DEFINICIONES Y EN MARZO LA RENEGOCIACIÓN DEL CONVENIO

Visto: 854

Las nuevas autoridades del PAMI, encabezadas por Luana Volnovich y Martín Rodríguez han desembarcado sin apremios y estudiando cada paso que a partir de ahora marcará el derrotero. No se esperan cambios sorprendentes durante el verano y la verdadera negociación comenzará en marzo cuando se aproxime la finalización del actual convenio con la industria.

Los laboratorios, mientras tanto, esperan con ansiedad ser recibidos por las nuevas autoridades y las tres cámaras enviaron recientemente una carta solicitando una entrevista urgente, con copia al Ministro de Salud.

El verano será para que la nueva gestión vaya revisando los contratos con los prestadores y abordando la dinámica del funcionamiento interno.

La cuestión que definirá el futuro será el nuevo convenio con la industria a partir del primero de abril de 2020.

Para entonces, ya estará definido si persiste el actual sistema implementado por Sergio Cassinotti de negociación laboratorio por laboratorio o se vuelve a negociar con las cámaras industriales por separado. Descartado volver a sentar a los tres cámaras juntas, eso es pasado.

Lo que es casi una certeza es que la nueva conducción desechará el sistema de Precios de Venta PAMI que aplicó Cassinotti con valores atados y que implican precios promedio del 30 por ciento inferiores a los del mercado.

Lo más probable es que adopte el sistema de precios de referencia que es el preferido por el ministro de Salud, Ginés González García.

El ministro de Salud no tiene una incidencia directa en las decisiones de la conducción de PAMI, que es autonómica y en manos de profesionales que proceden de La Cámpora.

Pero la opinión de González García sobre estructura de precios y mercado es una opinión con suficiente peso como para ser atendida en la obra social de los jubilados.

Precisamente, González García, hace pocos días cuando expuso en el Congreso Nacional sobre la emergencia sanitaria manifestó que “los medicamentos no tienen precio: se los ponen. Y en eso la regulación del Estado es fundamental. Vamos a hacer énfasis en la ley y en un sistema que es el que más resultados da: los precios de referencia. Que la cobertura no sea por porcentajes sino por precios”, anticipó el ministro de Salud.

Además, envió un mensaje contra los abusos de mercado favorecidos por las patentes: “además de eso vamos a hacer si es necesario importación en algún producto y licencia obligatoria, que es romper la ley de patentes”, reforzó, categórico.

La nueva conducción heredó un atraso monetario porque desde las PASO y hasta diciembre, el presupuesto de PAMI soportó un déficit mensual de 500 millones de pesos que le obligó a Cassinotti a cumplir con solo el 70 por ciento de sus obligaciones con laboratorios y farmacéuticos.

Pero comparado con los atrasos de IOMA desde junio y julio y que el gobierno bonaerense se propone escrutar a fondo, es una deuda manejable.

De hecho, con el ingreso de aportes extras por el aguinaldo, PAMI dispondrá en los primeros días de enero de fondos frescos para cancelar la deuda y regularizar el plan de pago que se extenderá hasta 2021.

Al mismo tiempo que hay un proceso de análisis interno y de balance sobre el funcionamiento del organismo durante la etapa Cassinotti, la nueva conducción hereda algunos procesos que adquirieron vida propia y difícilmente quieran desarmar para volver al pasado como son el millón de recetas digitales y el sistema informático propio que procesa hasta seis millones de recetas por mes.