INPI: UNA BUENA NOTICIA PARA LA INDUSTRIA NACIONAL

Visto: 928

La designación de José Luis Díaz Pérez como nuevo presidente del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) es una “buena noticia para la industria nacional”,  coincidieron voceros de los laboratorios nacionales.

La designación de Díaz Pérez al frente del INPI tampoco sorprendió en demasía porque ha sido vicepresidente del organismo desde 2002 y hasta que fue eyectado junto con el ex presidente Mario Roberto Aramburu durante el gobierno de Mauricio Macri, por presión de los laboratorios extranjeros.

Díaz Pérez, el nuevo titular del INPI designado por el presidente Alberto Fernández, “es un acérrimo defensor de la industria nacional y en CAEME (la cámara de las multinacionales farmacéuticas) lo odian”, sintetizaron directivos de laboratorios nacionales a PHARMABAIRES.

El gobierno nacional designó a José Luis Díaz Pérez como nuevo presidente del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial a través del decreto 107/2020 publicado en el Boletín Oficial, y que lleva la firma del presidente Alberto Fernández.

Díaz Pérez es un consultor y asesor económico, que entre 2002 y 2007 ocupó cargos en el Ministerio de Economía, primero como secretario de Industria y posteriormente como vicepresidente del INPI.

En los últimos años asesoró a empresas y cámaras sectoriales de los sectores automotriz, autopartista, bienes de capital, metalmecánico, electrónica e informática, entre otros; y a organizaciones privadas y organismos públicos, reseñó la agencia Télam.

Díaz Pérez es licenciado en Economía de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y en la década del 90 también se desempeñó en la función pública, como jefe de Gabinete de la Secretaría de Industria.

Durante la presidencia de Eduardo Duhalde y su ministro de Economía Roberto Lavagna, Aramburu y Díaz Pérez fueron designados al frente del  INPI mediante el decreto 1148/2002.

Ambos fueron reconfirmados en el cargo durante el gobierno de Cristina Fernández mediante el decreto 71/2011.

Díaz Pérez reemplaza a Dámaso Pardo que presentó su renuncia luego de la derrota electoral de Macri en diciembre pasado.

Dámaso Pardo, igualmente, sigue siendo candidato a la presidencia de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, OMPI/WIPO, que este año renueva sus autoridades, porque no ha sido desautorizado por la Cancillería argentina, todavía. 

Sus chances de acceder a la presidencia de la organización mundial son remotas y menos ahora sin el respaldo de su país.