EN DAVOS ALERTARON SOBRE LOS SISTEMAS DE SALUD “CRUJIENTES”

Visto: 673

Los “sistemas de salud crujientes” se encuentran entre los principales riesgos que enfrenta la comunidad global, alertó el Informe de Riesgos Globales 2020 del Foro Económico Mundial de Davos.

"Estamos viviendo en un mundo donde la desigualdad extrema está fuera de control", declaró la nueva directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima, en la apertura de la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

La directora de ONUSIDA fue explícita: “Alrededor de 2.100 billonarios poseen tanta riqueza, más riqueza, que 4.6 billones de personas en este mundo. La mitad del mundo vive con menos de 5,5 dólares al día. La mitad del mundo lucha y no tiene acceso a una atención médica de calidad. Todos los días, diez mil personas mueren porque no podían acceder a la atención médica. Es inaceptable, inmoral e insostenible".

“Las personas viven más tiempo, pero los avances en salud también se han estancado en las últimas décadas. Las amenazas de infecciones de larga data, así como las de enfermedades emergentes, plantean un doble conjunto de desafíos”, señaló el informe de Davos.

“En una era de rápidos avances tecnológicos, los sistemas de salud están luchando para definir quién debe pagar por nuevos tratamientos prometedores y cuánto, cuando las nuevas terapias de genes y células pueden costar hasta 2 millones de dólares por paciente. Al igual que el cambio climático, los riesgos para la salud representan un desafío transnacional costoso y en expansión", fue el análisis del informe difundido durante el reciente Foro de Davos.

Los líderes mundiales en salud convocados por el Foro de Davos coincidieron que “un patrón más amplio de desigualdades en salud, que también frena el desarrollo, es un problema transversal”.

Nuevas enfermedades están surgiendo a un ritmo e intensidad cada vez mayores, y estas "colocarán tensiones crecientes en los sistemas de salud  frágiles para la preparación y respuesta ante los brotes", vislumbró  Suerie Moon, codirectora del Centro de Salud Global del Instituto de Graduados de Ginebra, en declaraciones a Health Policy Watch.

"Solo a principios de enero, hemos visto dificultades constantes con los brotes duales de ébola y sarampión en la República Democrática del Congo, y el nuevo coronavirus identificado recientemente en Wuhan, China", observó.

“No solo los sistemas de respuesta sobre el terreno están siendo sometidos a pruebas de presión, sino también los acuerdos internacionales sobre temas delicados, como cuándo y cómo los países comparten datos y quién tiene acceso a los beneficios que podrían resultar (como publicaciones, pruebas de diagnóstico) o drogas)", enfatizó.

En Davos se analizaron las iniciativas propuestas por varios gobiernos europeos para transparentar el precio de los medicamentos y su virtual estancamiento práctico, de acuerdo a la mirada pesimistas de muchos expertos.

Los defensores de una mayor transparencia en torno a los precios de los medicamentos buscarán este año señales concretas de la aplicación de la histórica resolución aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud (WHA) en mayo pasado sobre dicha transparencia vinculada a los gastos de I+D  que beneficiaría a los mercados de países ricos y pobres por igual.

Tras la resolución de la WHA, el gobierno de Italia y el Parlamento de Francia aprobaron nuevas reglas para exigir a las compañías farmacéuticas que divulguen las contribuciones públicas recibidas para I + D en nuevos medicamentos, como parte de las solicitudes de reembolso por parte del sistema de salud pública de los nuevos costos de los medicamentos. 

Pero la implementación de las nuevas medidas se estancó a fines de año debido a problemas de procedimiento en Francia y luego de una reorganización del gobierno en Italia.

En Italia, el nuevo ministro de Salud, Roberto Speranza, quien asumió el cargo en septiembre pasado, no publicó el decreto de transparencia firmado por los ex ministros de Salud y Hacienda en agosto, justo antes de una reorganización del gobierno. 

Y la regla no puede entrar en vigencia hasta que se publique en la Gaceta Italiana, el diario oficial del gobierno. 

Por qué Speranza, que representa al socialdemócrata partido Artículo Uno (desprendimiento del Partido Demócrata de centro izquierda), no ha dado ese paso final, sigue siendo un misterio.

Los defensores de la transparencia esperan que se pueda desbloquear el decreto de transparencia después de que el científico de la OMS Nicola Magrini asuma como jefe de la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA), luego de aceptar el puesto a principios de enero.

Sin embargo, queda por saber si Magrini tendrá un rango de acción comparable al de su predecesor, Luca Li Bassi. En su breve mandato de un año bajo la ex ministra de Salud, Giulia Grillo, Li Bassi allanó el camino para una serie de reformas nacionales en los mercados de medicamentos, además de convertir a Italia en el principal patrocinador de la resolución de transparencia de la WHA.

En Francia, la iniciativa de transparencia sigue siendo igualmente de inestable. Una medida similar para la divulgación de las contribuciones públicas a I + D como parte de las solicitudes de reembolso de medicamentos se adjuntó al proyecto de ley de presupuesto de la seguridad social francés para su aprobación en el Parlamento. 

Su sanción a principios de diciembre fue celebrada por grupos de la sociedad civil francesa, liderados por l'Observatoire Transparence Médicaments (El Observatorio para la Transparencia de Medicamentos).

Pero poco después de la aprobación del proyecto de ley, el Consejo Constitucional francés anuló la disposición por un tecnicismo, que ahora debe ser revocado por el gobierno.

A principios de enero, la diputada francesa Caroline Fiat presentó una pregunta pública a la ministra de Salud, Agnès Buzyn, durante una interpelación parlamentaria, pidiéndole precisiones si el gobierno emitirá dicho decreto. Pero es poco probable que el presidente Emmanuel Macron apruebe tal medida en el corto plazo, vaticinó Health Policy Watch.

“La decisión es altamente política. La retroalimentación que tenemos es que el Elíseo (sede del gobierno) no quiere esta enmienda y, por lo tanto, las posibilidades de que el gobierno emita un decreto son muy escasas”, dijo una fuente del gobierno francés al sitio especializado.

Exigir la divulgación de las contribuciones públicas para los costos de I + D puede garantizar que el público no "pague dos veces" por los medicamentos, una vez durante el proceso de I + D y otra vez en la caja registradora, afirmó Pauline Londeix, cofundadora de Observatoire Transparence Médicaments, en una reciente editorial publicada en  Le Monde.

La controversia que se desató sobre una costosa nueva terapia génica, Zolgensma, que trata la atrofia muscular espinal en los bebés, “es un ejemplo de tal doble facturación”, afirmó Londeix,en su artículo de opinión. 

El medicamento tiene un precio de 2 millones de euros, a pesar de que las organizaciones benéficas públicas francesas contribuyeron a su desarrollo.

Recientemente, el titular de la patente, la multinacional suiza Novartis, propuso una lotería para seleccionar algunos bebés que podrían ser tratados de forma gratuita, aunque esa idea suscitó aún más ira.

"Como si esta lotería no fuera lo suficientemente impactante, el escándalo no termina con esta estrategia vergonzosa ... porque Zolgensma se desarrolló gracias a Telethon (evento benéfico televisado), dinero de donaciones libres de impuestos y fondos públicos y caritativos", denunciaron Londeix y otras ONGs.

En un frente relacionado, los defensores de la transparencia en Europa y en los Estados Unidos están luchando por la divulgación de los resultados de ensayos clínicos de estudios de drogas.

En Europa, la cuestión se centra en una apelación de los laboratorios Merck y PTC Therapeutics ante el Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea con respecto a la política de la Agencia Europea de Medicamentos de compartir públicamente informes resumidos de resultados de ensayos clínicos para nuevos medicamentos que están siendo aprobados.

La política está siendo apelada en el tribunal superior de la UE por Merck y PTC Therapeutics y los observadores están preocupados de que el  Tribunal de Justicia pueda revocar una decisión judicial anterior de 2018 que confirmó la práctica de EMA de compartir resúmenes. 

Esas preocupaciones a una revisión legal del caso surgieron en septiembre por el Abogado General del Tribunal de Justicia, Gerard Hogan. 

Su opinión, que sería considerada por el Tribunal de Justicia, sostuvo que la divulgación de los resultados podría socavar los intereses comerciales de las empresas.

En diciembre, una carta abierta de 35 grupos de la sociedad civil, instó a las autoridades de la UE a proteger la política actual de la EMA de publicar los resúmenes de los resultados de los ensayos clínicos de medicamentos presentados a la Agencia para su aprobación.

"Sin información y conocimiento sobre los beneficios reales de los medicamentos, ¿cómo se pueden tomar decisiones informadas en beneficio de los pacientes?", afirmó un observador.

En los Estados Unidos, la atención de los medios se ha centrado en la aplicación laxa de una nueva norma de la FDA que requiere que los patrocinadores de los ensayos informen sus resultados en la base de datos de ClinicalTrials.gov dentro de 1 año de la finalización de un estudio. 

Un estudio publicado  por The Lancet encontró que solo alrededor del 40% de los ensayos cumplían el requisito. Las agencias gubernamentales carecen de un presupuesto suficiente, así como de un respaldo político de alto nivel para hacer cumplir la regla, según los críticos.

Al mismo tiempo, la agencia reguladora de medicamentos de Alemania ha adoptado una posición más rigurosa sobre el mismo tema, amenazando con cortar el financiamiento a las universidades que no publican estudios, como lo requiere la legislación vigente de la UE.

Y un informe reciente de la OCDE también destacó la necesidad de una mayor transparencia en relación con el rendimiento de los medicamentos y remarcó que los contratos de reembolso del sistema de salud que requieren dicha información también serían útiles para otros pagadores, científicos y el público en general.

Mientras tanto, grupos de países europeos también están buscando formas de compartir análisis e información sobre el valor y los beneficios de los nuevos medicamentos para eventualmente negociar juntos de manera más efectiva. 

Los diez países del sur de Europa del llamado Grupo Valletta esperan que Croacia ponga el tema en la agenda del Consejo Europeo de Empleo, Política Social, Salud y Asuntos del Consumidor [EPSCO] en algún momento de 2020, anunció el Viceprimer Ministro y ministro de Salud de Malta, Christopher Fearne, según anticipó a  Health Policy Watch  en una entrevista reciente.

Y el nuevo gobierno español del socialista Pedro Sánchez, también se ha comprometido a tomar medidas sobre la transparencia en los precios de los medicamentos bajo su programa de cuatro años de "patriotismo social".

"Con respecto a los medicamentos, el tema de los altos precios no estará desapareciendo en el corto plazo", dijo Suerie Moon, codirectora del Centro de Salud Global del Instituto de Graduados de Ginebra.

"Solo en la primera semana de enero, Estados Unidos experimentó picos de precios en más de 500 medicamentos por parte de 100 empresas", observó. 

"Otros países más regulados pueden no ver el mismo tipo de aumento de precios, pero todavía están luchando con las implicaciones presupuestarias de los medicamentos que tienen un precio de cientos de miles a millones de dólares de francos / euros suizos por paciente”, reforzó.

“Creo que veremos más acciones legislativas a nivel nacional, particularmente en Europa, para abordar el problema de la asequibilidad. Es importante destacar que también hay un creciente apetito por reexaminar y potencialmente reformar el sistema subyacente de I + D que genera precios tan altos, y esto implica una demanda constante de una mayor transparencia de ese sistema. Pero implementar cualquier tipo de reforma significativa requerirá al menos un poco de cooperación internacional, y eso sigue siendo escaso”, completó Suerie Moon.

https://www.oliverwyman.com/content/dam/oliver-wyman/v2/publications/2020/January/Global_Risks_Report_2020.pdf