PAMI, PASÓ LA TORMENTA

Visto: 883

Las nuevas autoridades de PAMI consiguieron consensuar con los farmacéuticos y los laboratorios un plan de pago de la deuda heredada de la anterior gestión y superaron el primer ventarrón que se le cruzó en el camino.

El plan de pago aceptado por los prestadores alejó la posibilidad de que las farmacias dejaran de atender a los afiliados de PAMI, como insinuaron algunos colegios del interior, que fueron casos aislados pero con resonancias en los medios.

Y, esencialmente, congeló el malestar que se percibía en algunos prestadores por la deuda acumulada. Comienza una etapa de tregua que abona la posibilidad de sellar nuevos acuerdos a futuro.

“Agradecemos muchísimo el esfuerzo que hacen cada una de las farmacias porque nos permite tener perspectivas, ordenar y planificar el trabajo que estamos llevando adelante”, escribió en su cuenta de twitter la actual directora General de PAMI, Luana Volnovich, al anunciar el acuerdo.

“Desde la asunción de las nuevas autoridades hemos tenido la ocasión de compartir un espacio de negociación y debate, en el cual se ha destacado la total coincidencia de ambos en priorizar la normalización del vínculo, para aportar certezas a los afiliados y a nuestra red de farmacias”, destacó FEFARA.

La COFA informó que “nuestra Confederación continúa trabajando para que las farmacias de nuestra red cobren lo adeudado en el menor tiempo posible, explorando todo tipo de alternativas para alcanzar ese objetivo”.

Coincidentemente, FEFARA informó que “en un esfuerzo conjunto asumido” con sus colegios, “se estableció una operatoria especial, la cual consistirá en cancelar con fondos propios el total adeudado a las pequeñas y medianas farmacias que constituyen más del 80% de nuestra red, al momento de vencer la primera de las nueve cuotas pactadas”.

FEFARA analizó “como síntesis de lo acordado, para el presente y el futuro”, las nuevas autoridades de PAMI expresaron “su firme decisión de mantener en todo momento el vínculo directo con las  entidades farmacéuticas”.

La deuda fue consolidada bajo dos conceptos: los importes adeudados por los tramos del 14% y los correspondientes al 16%, de cada una de las quincenas en mora. 

La deuda del 14% será atendida en tres pagos, el primero de los cuales se concretará inmediatamente, quedando los restantes para ser atendidos a 30 y 60 días 

Por su parte, para los 16% se acordó un plan de nueve cuotas mensuales, venciendo la primera de ellas el mes siguiente al que se termina de cancelar la deuda del 14%.

La conducción de PAMI intentó conseguir una quita sustancial en la deuda con los laboratorios que según calculan las cámaras del sector trepa a 12 mil millones de pesos. La respuesta fue un tajante rechazo.

Los laboratorios también han comenzado a percibir en cuotas la deuda acumulada hasta diciembre y en los últimos días PAMI pagó más de mil millones de pesos, en especial del segmento de los medicamentos oncológicos provistos por pymes locales, en su mayoría.

Resuelta la deuda de PAMI anterior del 10 de diciembre, la próxima parada será la renovación del Convenio a fines de marzo, aunque las negociaciones deberán comenzar a fines de febrero, con suficiente antelación para limar las asperezas.

Desde ya, la nueva conducción de la obra social de los jubilados aspira a conseguir una sensible reducción presupuestaria en medicamentos que es el rubro que más ha sido ajustado desde que asumió el ex director Sergio Cassinotti.  Pero se aspira a más. 

El déficit de PAMI es de 800 a 900 millones de pesos mensuales. La opción es apretar por el lado de los medicamentos de alto costo que  consumen una porción sustancial del presupuesto del organismo. Una “epidemia” que también castiga a las obras sociales e incluso a las empresas de medicina privada.

Es llamativo que desde el presidente de OSDE a la  confederación de obras sociales provinciales COSSPRA hablaran casi en unísono en los últimos días sobre la crisis terminal del sistema de salud. Y PAMI no es la excepción.