FARMACÉUTICOS DENUNCIAN ESPECULACIÓN Y PIDEN QUE SE APLIQUE LEY DE ABASTECIMIENTO

Visto: 894

El Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (CeProFAr) alertó que no se está proveyendo a las farmacias de insumos esenciales para la prevención del coronavirus y en consecuencia solicitó a las autoridades sanitarias y de la Secretaria de Comercio que “se actúe con el máximo rigor con las herramientas legales disponibles, incluyendo la Ley de Abastecimiento” contra los responsables de desabastecimiento.

Ruben Sajem, director de CeProfar, afirmó que “es una vergüenza que no estén entregando alcohol líquido o cuando entregan es apenas una caja de 24 unidades que alcanza para el uso interno de la farmacia. Tampoco hay suministro de guantes de latex”, reforzó.

CeProFAr recordó que desde el anuncio del decreto 297/20 de aislamiento social preventivo del 18 de marzo, “las farmacias comunitarias de Argentina han permanecido abiertas, manteniendo la atención al público, para responder a la función social que les corresponde como establecimientos sanitarios”.

No obstante, “evaluaciones que hemos realizado desde CeProFAr “alertan que las farmacias no están siendo provistas de tales insumos por los canales habituales: laboratorios, droguerías y distribuidoras”.

“Se ha evidenciado el faltante de insumos esenciales, que no se les reponen desde hace semanas”, afirmó Sajem.

“Los relevamientos que hemos realizado indican que muchos de estos productos se ofrecen por canales informales, incluyendo la venta por Internet, a precios que exceden a los razonables”, denunció Sajem.

Los farmacéuticos tampoco “somos responsables de fijar los precios y por canales alternativos vemos precios abusivos ofreciendo alcohol líquido entre 500 y 700 pesos la unidad y sin certificación de origen o alcohol en gel sin marca”, detalló.

“Tratándose de productos para la salud, en estos casos se suma el hecho de que los productos que se ofrecen, además de tener precios excesivos, no siempre provienen de establecimientos debidamente habilitados por la autoridad sanitaria, ni tienen identificación de su origen, no pudiéndose asegurar su calidad, seguridad y eficacia”, alertó CeProFar.

Por esta situación, “consideramos que los controles del Estado deben ser inflexibles, y así como se ha decidido ampliar recientemente la aplicación de la Ley de Abastecimiento a las pequeñas y medianas empresas, lo que incluye a las farmacias, es necesario centrar la atención ahora en los grandes responsables de la situación planteada, extremando los controles para garantizar el circuito de provisión habitual y legal, impidiendo prácticas especulativas”.

 “En realidad este es un problema mínimo comparado con otros que genera el coronavirus, pero hay que resolverlos porque la gente no puede andar por la calle buscando alcohol y la farmacia, precisamente, es un negocio de cercanía”, reforzó.

Sajem reiteró que en un contexto de emergencia“este problema se resolvería sancionando a los especuladores” y solo requiere de un riguroso control estatal para mantener la cadena de suministro habitual”.

“Ante la situación excepcional, por la pandemia de coronavirus COVID-19, las farmacias han demostrado su utilidad, por su inserción comunitaria, por estar siempre disponibles para las consultas en los lugares donde las personas viven y trabajan”, resaltó la entidad.

Las farmacias comunitarias “son consideradas, en los sistemas sanitarios más avanzados del mundo, servicios de proximidad, de gran importancia para el funcionamiento del sistema formal de salud, y necesarias para que las estrategias sanitarias resulten exitosas: son la puerta de acceso al sistema de salud formal”.

Pero, además de ser referentes para la primera consulta, “las farmacias deben proveer los insumos necesarios para hacer frente a esta pandemia”.

Así también resaltaron que “estamos colaborando en todos nuestros ámbitos de incumbencia para evitar que el contagio se acelere de forma que excedería las posibilidades de atención del sistema sanitario”.

En esta etapa de contención del COVID-19 es importante que la población pueda acceder a los elementos necesarios para la prevención y contención de la infección: alcohol, guantes, barbijos, productos sanitizantes, antisépticos y desinfectantes, termómetros, entre otros”, completó.