CIENTÍFICOS INTERNACIONALES Y DE ESTADOS UNIDOS REPUDIARON LA DECISIÓN DE TRUMP DE BOICOTEAR A LA OMS

Visto: 587

Científicos prominentes de todo el mundo, incluidos de Estados Unidos, rechazaron la decisión del presidente Donald Trump de suspender sus aportes a la OMS. Un respaldo similar a la organización adoptaron Argentina, Alemania, Canadá, Suecia y Noruega, entre otros, diferenciándose del gobierno norteamericano.

En una carta dirigida directamente al Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que fue publicada en la destacada revista médica BMJ (British Medical Journal) expertos internacionales en salud pública protestaron contra Trump al que calificaron de “miope y petulante” y al mismo tiempo expresaron su “preocupación por los recientes ataques personales e institucionales” contra la organización y su titular.

“Queremos hacerle saber que el mundo y la humanidad necesitan la institución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ahora más que nunca. A raíz de la pandemia de COVID -19, se valora y aprecia la orientación técnica y el liderazgo de la OMS que usted y el equipo de liderazgo en Ginebra, las oficinas regionales y en los países de todo el mundo ", elogió la carta,

"Tras revisar una amplia gama de opciones para una respuesta global coordinada a las enfermedades infecciosas, concluimos que la OMS está en mejores condiciones para desempeñar el papel de liderazgo y coordinación y que si no hubiera una OMS, tendríamos que inventar una", señalaron los firmantes.

“En este momento crítico de la historia humana, ha recaído en usted y su equipo de la OMS la responsabilidad singular de liderar y coordinar la carga global para evitar que COVID -19 mate a más personas y cause más daños económicos y sociales colaterales al mundo", resaltaron.

La carta fue firmada por el renombrado cirujano cardíaco ugandés Francis Omaswa, director del Centro Africano para la Salud Global y la Transformación Social en Kampala, junto con académicos de Tanzania, Sudáfrica, Etiopía, Estados unidos, Canadá y Reino Unido. Estados Unidos.

“Nos gustaría que supiera que hemos notado algunos de los ataques que se han dirigido a la OMS y a usted personalmente. Sabemos que algunos de estos ataques están motivados por una serie de factores que no tienen nada que ver con su liderazgo en la OMS”, señalaron los firmantes.

La carta abierta además de Omaswa fue firmada por Nigel Crisp, de la Cámara de los Lores, Reino Unido,  Suwit Wibulpolprasert, ministerio de Salud Pública de Tailandia, 4. Miriam Khamadi Were, miembro de la organización Campeones de la Generación Libre de SIDA, Nairobi, Kenia,  Marietjie de Villiers, presidenta de AFREhealth, profesora de medicina familiar, Universidad de Stellenbosch, Sudáfrica,  Hon Keith Martin Director Ejecutivo del Consorcio de Universidades para la Salud Global, Washington, Peter Berman, Profesor y Director de la Escuela de Población y Salud Pública de la Universidad de Columbia Británica, Vancouver, Canadá,  Yoswa Dambisya, Director General de la Comunidad de Salud de África Oriental, Central y Meridional, Arusha, Tanzania,  Nelson Ssewankambo, director dela Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Makerere, Kampala, Uganda, Tsion Firew, Asesor Especial del Ministro de Atención de Emergencia y Alianzas Estratégicas, Ministerio Federal de Salud, Etiopía.

En un movimiento para contrarrestar algunos de los recortes presupuestarios, la Fundación Bill y Melinda Gates anunció una asignación de emergencia de 150 millones de dólares a la OMS para “ayudar a acelerar el desarrollo de vacunas, tratamiento y medidas de salud pública " para hacer frente a la pandemia. La Fundación ya había comprometido una asignación de emergencia previa de 100 millones de dólares.

“Detener la financiación de la Organización Mundial de la Salud durante una crisis mundial de salud es tan peligroso como parece. El mundo necesita a la OMS ahora más que nunca", tuiteó Bill Gates, el mayor donante privado de la salud mundial. "Su trabajo está frenando la propagación de COVID-19 y si ese trabajo se detiene, ninguna otra organización puede reemplazarlos", destacó.

La Sociedad Estadounidense de Medicina e Higiene Tropical también describió la medida de Trump como "imprudente, dañina y contraproducente" y pidió que se reanudara el apoyo de inmediato.

“Un paso como este solo obstaculiza la respuesta global contra COVID-19 en lugar de reforzarlo. No tiene sentido desde una perspectiva económica, social o de salud ", agregó la sociedad científica estadounidense.

Matshidiso Moeti, Directora Regional de la OMS para África alertó que la retención de fondos por parte de Estados Unidos tendrá efecto devastador en el continente porque ese país “es uno de los mayores contribuyentes de los programas de la OMS en la región”.

La suspensión podría afectar los intentos de África de erradicar la poliomielitis, así como otros programas que abordan el VIH, la malaria y trabajar para fortalecer los sistemas de salud de África, detalló.

Entre 2018-2019, África recibió alrededor de 1,64 mil millones de dólares en fondos de la OMS, que surgieron de contribuciones de los Estados miembros.  Estados Unidos fue el mayor contribuyente, con el 31% de las contribuciones totales a África, casi el doble que el Reino Unido y 2,5 veces más que Alemania.

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) desempeña un papel fundamental y necesita más recursos, no menos, si queremos tener la mejor oportunidad de poner fin a esta pandemia", advirtió Jeremy Farrar, director de Wellcome Trust, un importante financiador de investigación y desarrollo de salud global.

“Los virus no conocen fronteras, como lo ha demostrado COVID-19. La única forma de salir de esta pandemia es trabajando juntos y asegurando que todos los países, especialmente los países de ingresos bajos y medianos, tengan las herramientas y los recursos para enfrentar esto”, aseveró.

“Aquí solo hay un adversario: el virus. Nos interesa trabajar y fortalecer a la OMS”, dijo José Luis Castro, presidente y director ejecutivo de Vital Strategies, una organización mundial especializada en salud pública con presencia en 73 países.

Trump utilizó apenas diez minutos de comentarios públicos desde la Casa Blanca para afirmar que “la dependencia de la OMS de las divulgaciones de China probablemente causó un aumento de veinte veces en los casos de [COVID-19] en todo el mundo", pero no citó una fuente para sostener sus estimaciones.

Casi inmediatamente después del anuncio del presidente, los dirigentes parlamentarios del partido demócrata expresaron su desprecio por la decisión, alegando que Trump estaba acusando a la OMS por errores cometidos por su propia administración. 

"Retener fondos para la OMS en medio de la peor pandemia en un siglo tiene tanto sentido como cortar las municiones para un aliado a medida que el enemigo se acerca", graficó Patrick Leahy senador demócrata por el Estado de Vermont, el mismo por el cual ocupa una banca Bernie Sanders. "Esta Casa Blanca sabe que manejó mal esta crisis desde el principio", replicó.

La Casa Blanca afirma que la OMS había ignorado las advertencias de Taiwán, cuyo gobierno no está reconocido como estado miembro de la OMS, sobre la aparición del virus y la posible transmisión de persona a persona.

"Taiwán contactó a la OMS el 31 de diciembre después de ver informes de transmisión de coronavirus de persona a persona, pero la OMS se lo impidió al público", alegó la declaración de la Casa Blanca sobre la suspensión de los fondos de la OMS.

la Directora Técnica de Emergencias de la OMS, Maria Van Kerkhove, admitió el 15 de enero, por primera vez públicamente, que existía la posibilidad de que el virus se transmitiera de humano a humano: "De la información que tenemos, es posible que haya una limitada transmisión humana, especialmente entre familias que tienen contacto cercano entre sí”, comentó aquella vez.  

Argentina se alineó junto con otros 27 países en apoyo de la OMS, a través de la posición conjunta que difundió la Alianza por el Multilateralismo.

En esa carta, los países firmantes pidieron que no se suspendan o cancelen los aportes financieros de los países miembros y evitó buscar culpables por el origen de la pandemia.

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, el canciller argentino Felipe Solá y la mayoría de los 28 firmantes, subrayaron que “hay que fortalecer instituciones internacionales como la ONU y la OMS ya que ese es un imperativo humanitario”.

Además de Argentina y Alemania, suscribieron el documento México, Canadá, Chile, Finlandia, Perú, España, Suecia, Noruega, Singapur y Bélgica, entre otros.

Carta abierta de apoyo a la OMS y al Dr. Tedros Adhanom Gebrheyesus:
https://www.bmj.com/content/369/bmj.m1502/rr