LA ASAMBLEA DE NACIONES UNIDAS RECLAMA ACCIÓN GLOBAL Y RÁPIDA PARA EL ACCESO A MEDICAMENTOS Y VACUNAS COVID 19

Visto: 500

La Asamblea General de las Naciones Unidas instó a sus países miembros a adoptar “una acción global para ampliar rápidamente el desarrollo, la fabricación y el acceso a medicamentos, vacunas y equipos médicos para enfrentar la nueva pandemia de coronavirus”, a través de una resolución que fue aprobada por 170 países.

La resolución redactada por México y copatrocinada por 170 países insta a todos los países miembros a "tomar medidas de inmediato para evitar la especulación y el almacenamiento indebido que pueda dificultar el acceso a medicamentos esenciales, vacunas, equipos de protección personal y equipos médicos seguros, efectivos y asequibles".

La resolución también le pide al Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, que trabaje con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y recomiende opciones para garantizar “el acceso oportuno y equitativo a las pruebas, suministros médicos, medicamentos y futuras vacunas contra el coronavirus para todos los necesitados, especialmente en países en desarrollo”.

La resolución también alienta a todos los países a trabajar en asociación para aumentar la investigación y la financiación de vacunas y medicamentos, y para fortalecer la cooperación científica internacional para combatir el coronavirus.

La resolución fue bien recibida por las organizaciones representativas de la  industria farmacéutica multinacional , que se unieron para anunciar su apoyo a una mayor colaboración internacional, incluso entre los sectores público y privado en la búsqueda de tratamientos contra la pandemia.

"Nuestras organizaciones creen que la acción coordinada, inclusiva y de múltiples partes interesadas es la única solución posible para mitigar el impacto de esta emergencia de salud mundial sin precedentes", afirmaron en una declaración la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas ( IFPMA ), el Consejo Internacional de las Asociaciones de Biotecnología ( ICBA ), la Alianza Global de Tecnología Médica ( GMTA ), la Asociación Mundial de Imágenes de Diagnóstico, de Salud y Comercio de Terapia de Radiación ( DITTA ) y la Federación Mundial de Autocuidado ( GSCF ).

“Como esta Resolución exige esfuerzos coordinados a nivel de las Naciones Unidas, creemos que se debe dar prioridad a los aspectos críticos, incluido el fortalecimiento de la cadena de suministro global para apoyar la continuidad, garantizar mecanismos de vigilancia efectivos, fomentar una capacidad de recursos sólida y adaptable dentro de los sistemas de salud, y promover el establecimiento de procedimientos para una rápida evaluación y aprobación de nuevas tecnologías de salud ", señalaron las entidades multinacionales.

Sin embargo, grupos de la sociedad civil, que abogan por eliminar todas las barreras de patentes que podrían dificultar el acceso de base amplia a las terapias COVID-19, no fueron tan entusiasta.

"La resolución de la ONU en Nueva York evitó al elefante en la sala: el tema de la propiedad intelectual en pruebas, medicamentos y vacunas", dijo James Love, líder de Knowledge Ecology International (KEI), a Health Policy Watch .

La resolución también reafirma el papel fundamental del sistema de las Naciones Unidas en la coordinación de la respuesta global para controlar y contener la propagación de COVID-19 y en el apoyo a los 193 estados miembros de la ONU ", y en este sentido reconoce “el papel crucial que desempeña en el mundo la Organización Mundial de la Salud”.

Estados Unidos no bloqueó la aprobación del texto pese a las recientes y despiadadas críticas del presidente Donald Trump a la OMS

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, suspendió los fondos para la Organización Mundial de la Salud acusando a la agencia de la ONU de no haber reaccionado a tiempo para detener la propagación del virus cuando apareció por primera vez en China.

El voto sobre la resolución se realizó mediante una encuesta virtual desde la sede de la ONU en Nueva York ya que la Asamblea General no celebra reuniones durante la pandemia. Según las normas instituidas, el proyecto de resolución se distribuye a los estados miembros y, si un solo país miembro rechaza la resolución, no se aprueba.

El presidente de la Asamblea General, Tijjani Muhammad-Bande, anunció la aprobación de la resolución en una carta a los 193 estados miembros de la ONU afirmando que no hubo objeciones a la resolución.

La resolución es la segunda sobre COVID-19 aprobada por la Asamblea General de la ONU.

El organismo mundial aprobó a comienzos de abril una resolución que reconoce "los efectos sin precedentes" de la pandemia y reclamaba de los países miembros "una cooperación internacional intensificada para contener, mitigar y derrotar" el virus.