GILEAD COMPARTE LICENCIAS EN INDIA Y PAKISTÁN, PERO DEJA AFUERA A MILLONES DE LATINOAMERICANOS, DENUNCIÓ LA FUNDACIÓN GEP

Visto: 408

La multinacional Gilead anunció en los últimos días que compartirá licencias voluntarias con cinco fabricantes de medicamentos genéricos de India y Pakistán para la fabricación de Remdesivir, pero América Latina quedó excluida de la decisión que -bajo presión internacional-adoptó el laboratorio estadounidense, denunció la Fundación GEP.

Remdesivir aparece como “el tratamiento más promisorio” para el COVID 19, en varios países. Sin embargo, el instituto de evaluaciones IECS de Argentina volvió a difundir un estudio sobre el escaso beneficio que proporciona el medicamento de Gilead.

Las licencias voluntarias son una estrategia de las corporaciones farmacéuticas multinacionales para esconder, con supuestos fines altruistas, la avaricia mercantilista y de dominación del mercado con la que intentan apropiarse de nuestro derecho a la salud. Debemos liberar a las tecnologías médicas del perverso sistema de patentes”, denunció José María Di Bello, Presidente de Fundación GEP.

La Fundación GEP advirtió que Gilead al compartir cinco licencias voluntarias “apunta a la producción de versiones genéricas del fármaco y que se posibilite el acceso a este medicamento en 127 países del mundo”, entre los que no figura Argentina ni ningún país latinoamericano.

Para la OnG argentina, “lo cierto es que se trata de una maniobra abusiva: la empresa pretende dominar el mercado mundial cediendo voluntariamente su tecnología a sólo cinco productores en el mundo e imponiendo un ámbito geográfico de cobertura que excluye a los países que más estarían necesitando el medicamento”.

“Gilead lanza esta campaña comercial sobre Remdesivir y firma licencias voluntarias para condenar a los argentinos a pagar precios exorbitantes, tal como lo intentó hacer con sofosbuvir”, agregó José María Di Bello.

La Fundación recordó que en Argentina Gilead obtuvo una patente en 2017 para Remdesivir “y todavía cuenta con al menos cinco solicitudes de patentes presentadas en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) que se encuentran pendientes de resolución”.

“La única posibilidad que le queda a Argentina, como al resto de los países latinoamericanos excluidos del ámbito geográfico de la licencia, para asegurar un precio asequible para esta droga es la emisión de licencias obligatorias que autoricen la producción local o la importación de versiones genéricas de Remdesivir”, sostuvo Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP.

Las OnGs Médicos sin Fronteras, Third World Network y la Asociación de Ayuda a los Pacientes de Cáncer de India, pidieron al gobierno indio que anule la patente de Remdesivir, porque las licencias que ofrece el laboratorio “no son aceptables en medio de una emergencia de salud mundial”.

Las patentes de Gilead sobre el Remdesivir en India le confieren la exclusividad de la fabricación y la venta del medicamento en el país hasta 2035, a menos que otorgue licencias sobre esos derechos.

Para la Fundación GEP, el anuncio de Gilead de compartir la licencia con cinco laboratorios de genéricos, “es totalmente similar a la que aplicó para sofosbuvir (para Hepatitis C) hace unos años” y en consecuencia “nos hace reflexionar sobre lo poco efectivos que son los mecanismos voluntarios y perder las esperanzas ante la propuesta que hizo el Presidente de Costa Rica para la creación de un pooling de tecnologías para COVID-19 por parte de la OMS, iniciativa que contó con amplio apoyo de organizaciones de distintos países”.

“¿Estas son las empresas que se espera que cedan sus derechos y tecnologías para ser usados por todos aquellos que lo necesiten sin importar donde viven?”, completó Di Giano.

Gilead informó de acuerdos comerciales para licencias no exclusivas con los laboratorios Gilead Sciences ha firmado pactos de licencia no exclusivos con Jubilant Life Sciences, Cipla, Hetero Labs, Mylan y Ferozsons Laboratories.

Según Gilead, los licenciatarios fijarán sus propios precios para el producto genérico que producen. Las licencias están libres de regalías hasta que la Organización Mundial de la Salud declare el fin de la emergencia de salud pública con respecto a COVID-19, o hasta que un producto que no sea Remdesivir o una vacuna sea aprobado para tratar o prevenir COVID-19.

El Remdesivir recibió la autorización de la FDA de Estados Unidos de uso de emergencia para tratar a pacientes críticos con COVID-19.

También la agencia sanitaria europea EMA recomendó en los últimos días el uso compasivo de Remdesivir para pacientes graves de COVIDAD 19.

Sin embargo, el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) señaló que el Remdesivir “no estaría asociado a una disminución de la mortalidad o del tiempo a la mejoría clínica en pacientes de COVID 19”.

“No se encontraron estudios de costo-efectividad o de impacto presupuestario en América Latina”, agregó el informe de IECS.

Durante los ensayos clínicos globales a los que accedió IECS, se comprobó que el 23 por ciento de los pacientes “tuvieron eventos adversos catalogados como graves siendo necesario la suspensión del Remdevisir en el 8 por ciento de ellos”.

El informe completo:

https://www.iecs.org.ar/wp-content/uploads/IECS-IRR-770-VA-Remdesivir-ActualizacionCOVID-1-1.pdf