SUIZA, EL PAÍS CON RESULTADOS MÁS EFICACES EN LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

Visto: 441

Suiza ocupa el primer lugar por su capacidad de recuperación económica y su enfoque cuidadoso para relajar los "mandatos de bloqueo y congelación económica de una manera basada en hechos y ciencia, sin sacrificar la salud y la seguridad pública", afirmó la organización internacional Deep Knowledge Group en su “Evaluación de seguridad regional Covid-19”.

El estudio de Deep Knowledge Group un consorcio de organizaciones comerciales y sin fines de lucro con sede en Hong Kong, ubica en un segundo escalón a Alemania e Israel y más abajo a la Argentina, en el bloque de países con evaluaciones positivas.

El ranking tiene en cuenta factores como la capacidad de monitoreo y detección, la cuarentena y la eficiencia del gobierno, y la preparación para la atención médica y de emergencia. En total, el análisis incluyó 130 parámetros cualitativos y cuantitativos.

El informe de 250 páginas se nutrió de 500 fuentes de datos, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Universidad Johns Hopkins, el sitio de estadísticas en tiempo real Worldometers y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.

Suiza, Alemania e Israel se clasificaron como "excepcionalmente altos" en la evaluación de riesgos, con puntajes que rondan los 750, en comparación con Estados Unidos., Reino Unido y Francia, que obtuvieron un rendimiento "mucho menos favorable" de lo esperado dada la sofisticación de sus sistemas de salud. Con alrededor de 530 en el Índice de Seguridad Regional.

"En nuestra evaluación previa de seguridad y riesgo, las regiones que tenían niveles muy altos de preparación para emergencias y una capacidad para manejar crisis nacionales de manera eficiente lograron el puntaje más alto porque tenían la mayor probabilidad de manejar las primeras etapas de la pandemia", explicaron los autores.

Suiza es por ahora el país más seguro del mundo desde que comenzó la pandemia, seguido de Alemania e Israel, según Deep Knowledge Group, que también analizó que “en general, Asia y Europa fueron las regiones más exitosas en la lucha contra el coronavirus, aunque hubo grandes variaciones dentro de Europa en términos de cómo se desempeñaron realmente los países”.

"En promedio, Asia y Europa parecen mantener la seguridad regional de manera más eficiente que el resto del mundo", resaltó la publicación.

Si bien los países europeos y asiáticos que obtuvieron puntajes positivos en el índice tienen buenos sistemas de salud, la sofisticación del sistema de salud fue menos un predictor de éxito de lo que cabría esperar. Lo que fue "crítico", informó el estudio, fue la adopción oportuna de políticas basadas en evidencia.

Por el contrario, si bien las superpotencias tecnológicas y económicas como el Reino Unido, Estados Unidos y Francia tienen sistemas de salud muy sofisticados, fueron "valores atípicos sorprendentes" que obtuvieron resultados mucho peores "de lo esperado por cualquier lógica básica", informó el estudio:

"También vemos una serie de los llamados valores atípicos en la región [europea], es decir, países que deberían obtener buenos puntajes dados sus altos grados de solidez sanitaria, como Francia y especialmente el Reino Unido, pero que no lo hacen, analizaron los autores.

Estos países también se encontraban entre los que sufrían "las tasas más altas de propagación de infección y mortalidad, lo cual es un resultado sorprendente".

Significativamente, algunos de ingresos medios bajos y medios también se clasificaron mejor que otros. Por ejemplo, Sudáfrica e India, así como Argentina, Uruguay y Ecuador, en América Latina, ocuparon un lugar más alto que otros vecinos en su región de niveles socioeconómicos similares.

Los países que obtuvieron malos puntajes en el Índice tendieron a carecer de enfoques de todo el gobierno, lo que provocó retrasos considerables en las medidas de distanciamiento físico y pruebas limitadas de COVID-19.

  Imagen: puntaje promedio por regiones

Los países que fueron afectados por el coronavirus también comenzaron a descongelar bloqueos demasiado rápido, apuntó el estudio con la advertencia que “el riesgo más crítico es la priorización imprudente de las preocupaciones económicas sobre las prioridades de atención médica sin los aumentos necesarios en las pruebas, el rastreo y el aislamiento”.

El hallazgo "más crítico" del estudio es que los países deben evitar “reaperturas imprudentes en nombre de la recuperación económica a corto plazo, o todos los sacrificios realizados no tuvieron sentido ".

El Índice de Seguridad Regional se basa en una gama de indicadores sociales, económicos y de salud, así como en seis categorías, que incluyen: eficiencia de cuarentena; eficiencia del gobierno en la gestión de riesgos; monitoreo y detección; preparación para la salud; resiliencia regional; y preparación para emergencias.

Finalmente, los editores de Deep Knowledge Group incluyeron una leyenda actualizada en la presentación virtual del estudio: “Aunque este ranking ofrece una clasificación útil de la situación global, también debe considerarse con escepticismo justificado. Algunos lectores nos escribieron después de la publicación diciendo que sentían que las medidas tomadas en otros países eran más efectivas. Citaron a Nueva Zelanda, Taiwán y Japón como ejemplos.

"Por encima de todo, las regiones no deberían poner la recuperación económica por encima de la salud y la seguridad públicas...o todo el sacrificio y el trabajo conjunto de ciudadanos, gobiernos y organizaciones no habrían tenido sentido", completó el informe.