FALLO CONTRA BAYER EN INDIA FAVORECE A LABORATORIOS DE AMERICA LATINA

Visto: 2219

La Junta de Apelaciones de la propiedad Intelectual de India rechazó una demanda de la multinacional Bayer para bloquear la licencia obligatoria otorgada a un laboratorio de ese país para la producción del tosilato de sofareni, medicamento utilizado contra el cáncer de riñón o hígado. La decisión judicial adquiere trascendencia también para los laboratorios nacionales de América Latina y de otros mercados emergentes, ya que un fallo adverso hubiese clausurado la posibilidad de adquirir materias primas más baratas en el mercado indio.

Por eso, laboratorios argentinos y brasileños esperaron durante más de un año con expectativa el fallo de la demanda presentada por Bayer contra la versión genérica del tosilato de sorafeni, que la multinacional alemana comercializa con el nombre de Nexavar. La batalla judicial no ha terminado porque Novartis también intenta bloquear la producción de genéricos en ese país.

   La oficina de patentes de India tomó la decisión de permitir la producción genérica del medicamento después de que Bayer estipuló para el Nexavar  un precio inalcanzable para la mayoría de los pacientes indios (más de 5.500 dólares mensuales).

   Con la licencia obligatoria se ha conseguido reducir drásticamente el precio del tratamiento a unos 175 dólares mensuales. Y a su vez, Bayer recibirá de Natco, el fabricante indio de la versión genérica al que se otorgó la licencia, un royalty del 6% sobre las ventas.

   En los tribunales indios prosigue latente una demanda de Novartis contra la ley de patentes de ese país, que ha originado protestas locales e internacionales, para que prevalezca la interpretación de la ley india a favor del acceso a medicamentos de calidad y asequibles.

  India,  también conocida como “la farmacia del mundo en desarrollo”, produce más del 80% de los medicamentos que Médicos Sin Fronteras utilizada para sus 220.000 pacientes en los 23 proyectos contra el sida que la organización impulsa en todo el mundo.

  Gracias a la competencia de fabricantes de genéricos en India, los precios de los medicamentos para el VIH/sida han caído cerca de un 99% desde el año 2000: de 10.000 dólares por persona al año a los 150 actuales. Con la entrada en vigor de la nueva Ley de Patentes india en 2005, los medicamentos más nuevos pueden ser patentados en este país y los precios se mantienen altos.

  India anunció recientemente que tiene previsto conceder tres licencias obligatorias más, que permitirá fabricar versiones muy baratas de dos fármacos de Roche y una de Bristol Myers-Squibb.

  Pese a esta política de genéricos y licencias compulsivas, laboratorios multinacionales prosiguen con su plan de inversiones en India y recientemente la británica GSK (Glaxo) destinó 941 millones de dólares a consolidar sus operaciones en el país.