DIPUTADOS ANALIZAN CAMBIOS EN EL SISTEMA DE LAS OBRAS SOCIALES, EL PMO Y LOS MEDICAMENTOS DE ALTO PRECIO

Visto: 650

Las obras sociales sindicales requieren de un PMO básico y universal y al mismo tiempo que un seguro o fondo nacional de enfermedades catastróficas se haga cargo -como en otros países- de los medicamentos de alto precio.

El proyecto, que no es nuevo, adquiere renovada urgencia en el contexto de la pandemia y la supervivencia futura de las obras sociales.

Por eso, la explosiva relación entre los medicamentos de alto precio y las obras sociales fue analizada hace algunos días por el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Pablo Yedlin, con la COMRA, la AMA, OSDE, Swiss Medical y el Foro para el Desarrollo de las Ciencias, entre otras entidades científicas y profesionales.

La reunión virtual fue coordinada por Rubén Torres, rector de la Universidad Isalud y mano derecha del ministro Ginés González García en la cuestión de las obras sociales.

Los participantes insistieron en que no hay obras sociales o privadas que aguanten los medicamentos de alto precio sobre los cuales se insistió en la necesidad de aprobar una agencia evaluadora y reformular el PMO.

Proyectos de agencia evaluadora de medicamentos y tecnologías sanitarias hay dos en el Senado, pero parecen estancados desde hace tiempo.

En cuanto al PMO se insistió que debería ser universal y básico para todos y al mismo tiempo avanzar en un seguro nacional de enfermedades catastróficas que afronte la carga de los medicamentos y tratamientos de alto precio.

Algunas de las propuestas del debate como la compra centralizada de medicamentos ya fue anunciada por la SSS en los últimos días.

Y en cuanto al futuro de las obras sociales, algunos de los presentes reiteraron algo de Gines González García dijo en aquella video conferencia de Consenso Salud que levantó polvareda porque anticipó la intención de aumentar los aportes y que hay obras sociales inviables.

Algunos de los asistentes de la reunión virtual con el diputado tucumano Yedlin aseguran que Torres calculó que hay un centenar de obras sociales que deberán fusionarse con otras más grandes o entre sí, porque no pueden cumplir el PMO actual.

A cambio de esa reestructuración de las obras sociales de costo político para la dirigencial sindical, Yedlin y Torres coincidieron en que hay que ponerle fin al “descreme” del traspaso de afiliados jóvenes y de salarios medios y altos a las privadas. O el sistema seguirá siendo siempre inviable.

EL PAMI CANCELA DEUDA Y EL IOMA TAMBIÉN SE PONE AL DÍA

El PAMI prometió que antes del quince de octubre pagará la primera cuota de la deuda de 11.080 millones de pesos heredada de la gestión anterior. También el IOMA finalmente pagó la deuda heredada de 3.200 millones de pesos y que se demoraba desde junio.

PAMI cumple con los plazos prometidos y la primera cuota de 4.500 millones de pesos en bonos de consolidación será cancelada durante la primera quincena de octubre. A esa suma deberá descontarse el 7 u 8 por ciento de débito por trazabilidad.

La segunda entrega de los bonos, hasta completar los 11.080 millones de pesos, se concretará en noviembre. En ese sentido, las cámaras farmacéuticas destacan el cumplimiento de los plazos preestablecidos, mientras esperan la convocatoria a discutir el nuevo Convenio.

Las cámaras nacionales CILFA y Cooperala solicitaron por carta una reunión con las autoridades de PAMI para comenzar a discutir el nuevo Convenio, ya que la extensión del actual finaliza el 31 de octubre.  Hasta el fin de semana no hubo respuestas.

Desde PAMI confirmaron extraoficialmente que las cámaras serán convocadas a partir del 15 de octubre, aunque no hay premuras y tampoco definiciones de lo que vendrá.

La única certeza parece ser que ante el contexto de la pandemia que persiste en Argentina, no son tiempos de negociar cuestiones de fondo sino de extender el Convenio una vez más hasta marzo 2021 o por lo menos hasta enero.

En el punto en que PAMI insistirá es en la opción de privilegiar la prescripción de medicamentos de fabricación local, tema que quedó instalado en la última reunión convocada por la obra social de los jubilados.

La noticia más sorprendente de los últimos días no provino de PAMI, sino de la obra social provincial IOMA que finalmente canceló la deuda de 3.200 millones de pesos en medicamentos oncológicos mediante los bonos de consolidación que fueron aprobados en la Legislatura provincial a fines de junio.

Pasaron más de noventa días para que los bonos finalmente llegaran a los laboratorios.  Pero, también es cierto que desde junio IOMA viene acumulando una nueva deuda de la actual gestión.

Se anticipa desde la industria que esa deuda será parte de la negociación del nuevo convenio con la obra social provincial que finaliza a fin de año.