PAMI ENTREGÓ SU PROPUESTA Y LA SENSACIÓN DE LA INDUSTRIA ES QUE SERÁ DIFÍCIL DE ACEPTAR

Visto: 1052

EL PAMI tal como prometió hace unos días, entregó su propuesta de nuevo Convenio a las cámaras farmacéuticas, pero la sensación es de desazón, luego de una primera lectura del complejo proyecto que recibieron de manos de las autoridades de la obra social de los jubilados.

Una de las cuestiones fundamentales, los denominados Precios PAMI, seguirían vigentes, con una actualización del 28 por ciento anual, en cuatro cuotas de 7 por ciento repartidas en enero, abril, julio y octubre.

Una cuestión compleja es el nuevo sistema que PAMI propuso para los ambulatorios y oncológicos. El ochenta por ciento de las moléculas más baratas tendrán cobertura total. Para el 20 por ciento de las moléculas más caras, la cobertura será del cincuenta por ciento.

Tal como PAMI propuso en las negociaciones precedentes de mitad del año, volvió a introducir una bonificación del 3 por ciento para los medicamentos de fabricación local. 

Esta bonificación deberá ser discutida con los farmacéuticos que son una pieza clave para la dispensa de medicamentos nacionales en vez de importados tratándose de la misma droga.

El tema no es nuevo, pues PAMI ya había convocado hace algunos meses a debatir la propuesta a las cámaras farmacéuticas y los colegios profesionales, pero en ese momento quedó apenas en el enunciado.

La sensación desde las cámaras empresarias es que se trata de un Convenio difícil de aceptar si es a libro cerrado y con la imposición de “lo toman o lo dejan”. Incluso se escucharon algunos “imposible de aceptar en estos términos”.

Pero, el tiempo apremia y el actual convenio vence el 31 de diciembre. En un mes atípico hay pocas semanas para negociar. Incluso, como todos los años, laboratorios y cámaras suelen ingresar en receso la semana de Navidad y el último día hábil será el viernes 18 de diciembre,

Entonces, después del feriado largo quedan en la práctica no mas de ocho días para sentarse a negociar los aspectos más ríspidos de un Convenio que viene complicado, con muchas cláusulas que deben ser analizadas en perspectiva y evaluando costos y márgenes de rentabilidad, ya que esta vez no será una extensión provisoria por otros tres meses.

La ventaja de PAMI es que hizo una primera y profunda jugada como en Gambito de Dama. Queda a la industria pensar el siguiente movimiento para restablecer el equilibrio en el tablero. Por ahora no hay jaque ni nadie se come a la Reina.