OMC ARCHIVA PROPUESTA DE EXENCIÓN DE PATENTES Y SUDÁFRICA DENUNCIA “APARTHEID DE LAS VACUNAS”

Visto: 455

El Consejo de los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) de la OMC, decidió archivar la propuesta de Sudáfrica e India -apoyada por casi un centenar de países y 379 OnG- para declarar una exención de las patentes farmacéuticas mientras dure la pandemia.

Sudáfrica durante el frustrado debate del Consejo ADPIC denunció que avanza el “apartheid de las vacunas” en el mundo a través del cual “los países ricos podrán inmunizar a grandes sectores de su población con las vacunas que ahora están en el mercado, a las que los países pobres no podrán obtener un acceso rápido y generalizado ".

La iniciativa de Sudáfrica e India contó durante el debate con la activa participación de Argentina, Kenia y Jamaica, entre otros países, señaló el sitio especializado Health Policy Watch

La propuesta, presentada originalmente el 2 de octubre, solicitaba que la OMC permitiese a los países en desarrollo suspender la protección de los derechos de propiedad intelectual relacionados con la prevención, contención y tratamientos de COVID-19.

Sin embargo, la propuesta fue archivada hasta marzo al menos, después del empantanamiento de la reunión del Consejo de la semana pasada, en cuyo transcurso los países desarrollados, liderados por Estados Unidos y los miembros de la Unión Europea, bloquearon el avance de la iniciativa de exención.

La propuesta había ganado el apoyo de un gran bloque de países de bajos y medianos ingresos en África, América Latina y Asia que llegaba casi al centenar, según los conteos previos.

Sudáfrica, en sus comentarios de la reunión, acusó a Estados Unidos, la UE y otros países desarrollados de "reforzar el apartheid de las vacunas" porque "más del 90% de toda la producción futura de posibles vacunas se reserva para los países desarrollados ricos".

India y Sudáfrica con el acompañamiento de casi un centenar de países propusieron que la exención se extendiera hasta que las vacunas COVID pudieran ser suministradas a toda la población mundial o hasta que se desarrollara la inmunidad colectiva.

Argumentando que la filantropía ya no es la solución a las enormes disparidades en el acceso a los productos farmacéuticos e insumos hospitalarios que están surgiendo contra la pandemia, Sudáfrica e India pidieron a la Organización Mundial del Comercio una amplia exención de propiedad intelectual para las vacunas, medicamentos y tratamientos COVID.

“Las patentes, la propiedad intelectual y otras barreras legales obstaculizan gravemente la capacidad de un país para acceder a herramientas como vacunas y tratamientos de manera oportuna”, argumentó Sudáfrica.

“Las delegaciones que se oponen a la propuesta de exención han sugerido repetidamente que los enfoques voluntarios ofrecen la mejor solución. Sin embargo, “los términos de dichas licencias suelen ser tales que pueden restringir el acceso o reservar el suministro solo para las naciones ricas”, fundamentó la delegación africana.

“De manera similar, para las vacunas, las compañías farmacéuticas están firmando acuerdos bilaterales con gobiernos específicos, pero los detalles de estos acuerdos son en su mayoría desconocidos. Por lo general, estos acuerdos son para la fabricación de cantidades limitadas y el suministro exclusivo al territorio de un país o un subconjunto limitado de países ", agregó la delegación sudafricana.

Los acuerdos bilaterales ad hoc, no transparentes e irresponsables que limitan artificialmente la oferta y la competencia no pueden brindar acceso confiable durante una pandemia global”, advirtió Sudáfrica.

 “Estos acuerdos bilaterales no demuestran la colaboración global, sino que refuerzan el 'apartheid de las vacunas' y amplían los abismos de la inequidad”, denunció.

La delegación también presionó para obtener información sobre el plan de acción de propiedad intelectual de la Comisión Europea, que exige la "puesta en común voluntaria y la concesión de licencias de propiedad intelectual relacionada con las terapias y vacunas COVID-19 ... para promover el acceso global equitativo, así como un retorno justo de la inversión".

En su discurso, Sudáfrica también cuestionó cómo la UE tiene la intención de actuar sobre su “alta retórica”, citando que hasta ahora ha demostrado poca transparencia o explicaciones en cuanto a los mecanismos que propone que permitirían la puesta en común de la PI.

Entre los oponentes, Canadá estuvo entre los países de altos ingresos que parecieron buscar un papel mediador e instó a los miembros de la OMC a continuar las discusiones basadas en “entendimientos mutuos y soluciones consensuadas”, aunque su declaración también sugirió que “el sistema general de los ADPIC funciona bien”.

Sin embargo, este último argumento fue refutado con un estudio reciente de la organización intergubernamental South Centre que preside el argentino Carlos Correa, demostrando que en casi treinta países africanos los regímenes de propiedad intelectual y las flexibilidades de los ADPIC están “lejos de ser óptimos”.

La próxima reunión del Consejo de los ADPIC será en marzo de 2021 y mientras tanto, los miembros han acordado presentar un informe de situación oral al Consejo General de la OMC en los próximos días.

Paradójicamente, la reunión se produjo justo un día antes de que Medicines Patent Pool (MPP), una organización respaldada por la ONU, celebrara su décimo aniversario. El MPP se creó para facilitar el acceso a los medicamentos mediante licencias voluntarias con los titulares de patentes.

Durante los últimos diez años, MPP ha asegurado 15 mil millones de dosis de medicamentos contra el VIH, la hepatitis y la tuberculosis en 141 países.

Pero, en el terreno de lo práctico y las urgencias, el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, emitió el viernes otro llamado a los líderes de los países ricos para que "cumplan sus promesas" de financiar suficientes vacunas COVID-19 para inmunizar a los grupos de mayor riesgo en todo el mundo.

Tedros admitió que la instalación COVAX o esa canasta de vacunas para distribuir equitativamente entre todos los países miembros de la organización, está "en peligro de convertirse en nada más que un gesto noble" si no se asegura la financiación.

Todros habló al día siguiente que Sudáfrica en la OMC instalara el fantasma de que el mundo se dirige hacia un "apartheid de las vacunas".

“Nuestros líderes políticos se han comprometido a hacer de las vacunas un bien público mundial, pero ese compromiso debe traducirse en acciones”, pidió Tedros en una conferencia de prensa.

Precisamente, Sudáfrica durante el debate en la OMC también llamó la atención sobre las fallas de la instalación COVAX hasta el momento para recaudar fondos suficientes para la distribución masiva de 2 mil millones de dosis de vacunas, suficiente para inmunizar a mil millones de personas en 2021.

Hasta ahora, COVAX ha recaudado fondos y realizado ofertas para la adquisición de aproximadamente la mitad de esa cantidad de dosis de vacunas, admitió Tedros.

“Hago un llamado a los líderes mundiales para que cumplan sus promesas”, agregó. "Compartir la vacuna y tener la vacuna en todas partes significa una recuperación más rápida y es de interés para todos y cada uno de los países del mundo que la vida y los medios de subsistencia vuelvan a la normalidad".

La OMS ha tratado de persuadir a los países ricos para que aporten unos 4.300 millones de dólares de forma inmediata y 28.000 millones de dólares durante el próximo año, para financiar adecuadamente vacunas, medicamentos y pruebas a través de su masiva Iniciativa Aceleradora ACT.

Pero incluso si se cumplieran los objetivos de COVAX para 2021, esos serían "insuficientes para satisfacer las necesidades globales de los 7.700 millones de personas de este mundo", alertó Sudáfrica en su declaración en la reunión de la OMC.

El objetivo de COVAX de proporcionar 245 millones de tratamientos para países de ingresos bajos y medianos es insuficiente, dijo la delegación sudafricana.

Sudáfrica precisó que los objetivos de inmunizar a mil millones de personas en todo el mundo y llevar 245 millones de tratamientos y 500 millones de pruebas de diagnóstico a los países de ingresos bajos y medianos no son suficientes para hacer que la atención equitativa y el acceso oportuno sean "una realidad".

En tal sentido, las inequidades ya son evidentes, pues Suiza, por ejemplo, ya ha comprado por anticipado 16 millones de dosis de vacunas a través de acuerdos bilaterales con Pfizer, Moderna y AstraZeneca, suficientes para vacunar a toda su población.

Pero la mitad de los ciudadanos suizos en las encuestas indica que tiene intenciones de vacunarse hasta que las vacunas demuestren seguridad y eficacia.