IVERMECTINA: ESTUDIO INTERNACIONAL DEMUESTRA EFECTIVIDAD EN TRATAMIENTOS COVID

Visto: 2355

Un estudio internacional confirmó la eficacia de la ivermectina para tratamientos COVID y como profilaxis del personal sanitario, aportando nuevas evidencias sobre el costo/beneficio de una droga que no ha sido aprobada por la ANMAT de Argentina, pero que al mismo tiempo está siendo adoptada cada vez por más provincias en sus protocolos.

La investigación de la ivermectina comenzó en marzo de 2020 por la Front-Line Covid-19 Critical Care Alliance (FLCCC), integrada por la Memphis VA Medical Center - Univ. of Tennessee Health Science Center, Memphis, TN,  Hackensack School of Medicine, Seton Hall, NJ, University of Texas Health Science Center, Houston, TX., Center for Balanced Health, New York, Recovery Without Walls,  Volda Hospital, Volda, Norway, Princess Elizabeth Hospital, Guernsey, UK,  Lung Center of America, Dayton, Ohio y Eastern Virginia Medical School.

La FLCCC recomienda que la ivermectina puede “adoptarse de manera sistemática y mundial”, para tratamientos COVID.

El estudio internacional monitoreado por la FLCCC apoya con evidencias la seguridad del medicamento y su costo “casi nulo” comparado con otros medicamentos de alto costo para tratamientos COVID y recuerda que la OMS la incluye entre sus “medicamentos esenciales”.

La recomendación de la FLCCC en favor de su uso en tratamientos COVID “se basa en el siguiente conjunto de conclusiones derivadas de datos”:

1) Desde 2012, múltiples estudios in vitro han demostrado que la ivermectina inhibe la replicación de muchos virus, incluidos la influenza, el Zika, el dengue y otros (Mastrangelo et al.,

2012; Wagstaff et al., 2012; Tay et al., 2013; Götz et al., 2016; Varghese et al., 2016; Atkinson et al. 2018; Lv et al., 2018; King et al., 2020; Yang et al., 2020.

2) La ivermectina inhibe la replicación y la unión del SARS-CoV-2 al tejido del huésped a través de varios y mecanismos propuestos (Caly et al., 2020b).

3) La ivermectina tiene potentes propiedades antiinflamatorias con datos in vitro que demuestran profundas inhibiciones tanto de la producción de citocinas como de la transcripción del factor nuclear κB (NF-κB), el mediador más potente de la inflamación (Zhang et al., 2008; Ci et al., 2009; Zhang et al., 2009).

4) La ivermectina disminuye significativamente la carga viral y protege contra el daño orgánico en múltiples modelos animales cuando se infectan con SARS-CoV-2 o coronavirus similares (Arevalo et al., 2020; de Melo et al., 2020).

5) La ivermectina previene la transmisión y el desarrollo de la enfermedad COVID-19 en personas expuestas a pacientes infectados (Behera et al., 2020; Bernigaud et al., 2020; Carvallo et al., 2020b; Elgazzar et al., 2020). al., 2020; Hellwig y Maia, 2020; Shouman, 2020).

6) La ivermectina acelera la recuperación y previene el deterioro en pacientes con leve a moderada enfermedad tratada temprano después de los síntomas (Carvallo et al., 2020a; Elgazzar et al., 2020; Gorial et al., 2020; Khan et al., 2020; Mahmud, 2020; Morgenstern et al., 2020; Robin et al., 2020).

7) La ivermectina acelera la recuperación y evita el ingreso en la UCI y la muerte en pacientes hospitalizados.  (Elgazzar et al., 2020; Hashim et al., 2020; Khan et al., 2020; Niaee et al., 2020;

Portmann-Baracco et al., 2020; Rajter y col., 2020; Spoorthi V, 2020).

8) La ivermectina reduce la mortalidad en pacientes críticamente enfermos con COVID-19 (Elgazzar et al., 2020; Hashim et al., 2020; Rajter et al., 2020).

9) La ivermectina conduce a reducciones notables en las tasas de letalidad en regiones de uso generalizado (Chamie, 2020).

10) La seguridad, la disponibilidad y el costo de la ivermectina son casi incomparables dado su casi nulo costo como fármaco e interacciones junto con efectos secundarios leves y raros observados en casi 40 años de uso y miles de millones de dosis administradas (Kircik et al., 2016).

11) La Organización Mundial de la Salud ha incluido durante mucho tiempo la ivermectina en su “Lista de sustancias esenciales”.

El estudio que finalizó a mediados de diciembre, indica que “también hay datos disponibles que muestran disminuciones grandes y estadísticamente significativas en la transmisión de

COVID-19 entre sujetos humanos basado en datos de cuatro ensayos controlados aleatorios (ECA) y tres ensayos controlados observacionales (OCT) con cuatro de los siete (dos de ellos ECA) publicados en revistas revisadas por pares (Behera et al., 2020; Bernigaud et al., 2020; Carvallo et al., 2020b; Elgazzar et al., 2020); Hellwig y Maia, 2020; Shouman, 2020).

El ensayo incluyó entre sus conclusiones los estudios de profilaxis de exposición de la capacidad de la ivermectina para prevenir la transmisión de COVID-19 realizado por Héctor Carvallo en Argentina (https://msptucuman.gov.ar/wordpress/wp-content/uploads/2020/10/PROTOCOLO-IVERMECTINA-CARRAGENINA-TUC-FinalPB2.pdf).

Carvallo realizo dos ensayos con ivermectina involucrando a más de mil trabajadores de la salud de siete hospitales tucumanos.

En el primer ensayo aplicó el tratamiento con 0,2 mg de gotas de ivermectina por vía oral cinco veces a más doscientos trabajadores de la salud y al cabo de 28 días, ninguno de los que recibieron profilaxis con ivermectina había dado positivo, frente al 11,2% de los pacientes del grupo de control (p <0,001).

Posteriormente, Carvallo realizó un ensayo observacional controlado por el mismo grupo que incluyó a 1.195 trabajadores de la salud y el resultado fue que durante un período de tres meses, no se registraron infecciones entre los 788 trabajadores que tomaron profilaxis semanal con ivermectina mientras que el 58% de los 407 controles se habían enfermado con COVID-19.

El panel de expertos llamado Front Line COVID-19 Critical Care Alliance (FLCCC) fue creado y dirigido por el profesor Paul E. Marik, profesor de medicina y Jefe de la División de Medicina Pulmonar y de Cuidados Críticos en la Escuela de Medicina Eastern Virginia.

El grupo de médicos expertos en cuidados intensivos comenzaron a revisar  continuamente la ciencia básica, traslacional, y datos clínicos en COVID-19 que luego llevaron a la creación temprana de un protocolo de tratamiento para pacientes hospitalizados llamado MATH +, basado en la experiencia colectiva del grupo tanto en la investigación como en tratamiento de otras múltiples infecciones graves que causan daño pulmonar.

Dos manuscritos que revisan diferentes aspectos tanto del fundamento científico como de la evolución de la evidencia clínica publicada en apoyo del protocolo MATH + se publicaron en importantes revistas en dos momentos diferentes de la pandemia (Kory et al., 2020; Marik et al., 2020).

Un artículo reciente informó una tasa de mortalidad hospitalaria del 6,1% en pacientes con COVID-19 medida en los dos Hospitales de Estados Unidos que adoptaron sistemáticamente el protocolo MATH + (Kory et al., 2020).

“Esta fue una marcada disminución de la tasa de mortalidad en comparación con la tasa de mortalidad hospitalaria del 23,0% calculada a partir de una revisión de 45 estudios que incluyen a más de 230.000 pacientes (datos no publicados; disponibles a pedido)”, compara el estudio. Para una revisión de las intervenciones terapéuticas que comprenden el protocolo MATH consultar https://www.flccc.net

Afortunadamente, ahora parece que la ivermectina, un medicamento antiparasitario ampliamente utilizado con conocidas propiedades anti-virales y antiinflamatorias están demostrando ser muy potentes y eficaces en múltiples fases tratamiento contra COVID-19”, asevera.

El panel de expertos de la FLCCC, “en su prolongado compromiso continuo de revisar la base de evidencia médica emergente … ahora ha llegado a un consenso al recomendar que la ivermectina para la profilaxis y el tratamiento de COVID-19 debe adoptarse de manera sistemática y mundial”, subrayó.

Informe completo:  https://covid19criticalcare.com/wp-content/uploads/2020/11/FLCCC-Ivermectin-in-the-prophylaxis-and-treatment-of-COVID-19.pdf

Leer más sobre este tema:

RESULTADOS POSITIVOS DEL PROTOCOLO IVER.CAR EN LA PROFILAXIS DE LOS AGENTES DE SALUD
http://www.pharmabaires.com/1739-resultados-positivos-del-protocolo-iver-car-en-la- profilaxis-de-los-agentes-de-salud.html

 

CEPROFAR, OTRA MIRADA SOBRE IVERMECTINA

El Centro de Profesionales Farmacéuticos CEPROFAR, “atendiendo a que algunas provincias argentinas están suministrando ivermectina a pacientes COVID”, en un comunicado expuso que dicha droga “está aprobada como especialidad medicinal para su uso como antiparasitario, pero no para el tratamiento de covid-19 ni como profilaxis preventiva de esta enfermedad”.

“Existen ensayos clínicos en curso, tanto en nuestro país como en el exterior, pero faltan datos concluyentes en cuanto a la seguridad del medicamento para su uso contra covid-19, ya que se requerirían dosis mucho más altas que en su uso como antiparasitario, y una administración más repetida”, señaló.

ANMAT “no ha autorizado a la fecha el uso de este medicamento contra covid-19, lo que dependería de las evaluaciones de los resultados de eficacia y seguridad obtenidos en los ensayos en curso. Hay ensayos que sí han sido aprobados por la autoridad sanitaria, que se están llevando adelante, aún sin resultados concluyentes”.

La FDA -aclaró CEPROFAR- tampoco ha autorizado a la fecha el uso de este medicamento contra covid-19, y advierte sobre sus efectos adversos”.

Los investigadores que participan “en estudios clínicos en curso tampoco recomiendan un uso masivo e indiscriminado en la población, sino en contextos médicamente controlados, para pacientes individualizados y con las prevenciones necesarias en cuanto a farmacovigilancia para detectar posibles efectos adversos”, completó CEPROFAR.