EN LA OMS HAY PREOCUPACIÓN POR EL ABANDONO DE LAS CAMPAÑAS DE VACUNACIÓN CONTRA LA POLIO Y OTRAS ENFERMEDADES

Visto: 473

La pandemia ha provocado que se suspendieran las campañas de vacunación contra la poliomielitis en más de treinta países y también de los programas de resistencia a los antimicrobianos, admitió la OMS durante su última sesión de la Junta Directiva.

Aunque los brotes de poliomielitis afectaron a tres de las seis regiones de la OMS en 2020, con casi 1.000 casos registrados, el 30% de las campañas de emergencias se detuvieron durante el año.

Mientras tanto, los estados miembros expresaron su preocupación por la "precaria situación financiera" de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis (GPEI por sus siglas en inglés), una asociación público-privada con seis socios principales: la OMS, Rotary International, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, UNICEF, la Fundación Gates, y GAVI.

La pandemia también ha interrumpido los programas de inmunización de rutina, aumentando los brotes de poliovirus tanto salvajes como derivados de vacunas.

Afganistán y Pakistán informaron de brotes de ambos tipos de poliovirus, lo que los convierte en los dos últimos países endémicos de polio.

“La poliomielitis todavía se considera una emergencia, y con razón, porque podría volver a convertirse en un problema internacional importante si no tenemos cuidado”, alertó el Director Regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental, Ahmed Al -Mandhari.

“Tenemos niños en riesgo de quedar paralizados de por vida y debemos salvarlos de eso. Eso significa intensificar nuestros esfuerzos a medida que nos acercamos a la línea de meta de los esfuerzos para erradicar la poliomielitis”, vislumbró Ahmed Al -Mandhari.

La región africana podría sufrir un aumento del 200% en el número de casos de poliomielitis, alertaron los funcionarios de la OMS.

“En primer lugar, COVID-19 está acelerando la integración programática ... Ahora estamos aprovechando toda la experiencia técnica para alinear las actividades de transición de la poliomielitis con otras prioridades programáticas y los procesos de planificación”, dijo Zsuzsanna Jakab, Directora General Adjunta de la OMS.

“En segundo lugar, COVID-19 ha demostrado una vez más el valor de la red contra la poliomielitis, especialmente a nivel comunitario…En tercer lugar, COVID-19 subraya la importancia y la necesidad de sistemas de salud fuertes y resilientes. En los países donde hay una fuerte huella de polio, la red de polio es un componente central de la fuerza laboral de salud pública esencial”, completó Zsuzsanna Jakab.

La delegación de Australia se hizo eco de algunos de los mensajes de la OMS, “reconociendo el papel continuo que tendrá la GPEI [Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis] en el apoyo a la implementación de intervenciones de salud COVID-19, incluidas las vacunas”.

“Nos preocupa la lentitud con la que se están ultimando los planes de transición contra la poliomielitis. Dadas las limitaciones de financiación actuales, este trabajo debe acelerarse ahora más que nunca”, agregó el delegado del Reino Unido.

“Compartimos la preocupación con respecto a la brecha financiera en el presupuesto de la GPEI. El camino a seguir es buscar nuevos recursos financieros, pero también enfocarse en aumentar la eficiencia”, subrayó el delegado de Alemania.

Burkina Faso, hablando en nombre de los 47 Estados miembros de la OMS de la región africana, pidió a las partes interesadas que fortalezcan los mecanismos financieros para combatir la poliomielitis, en particular dada la "frágil situación financiera".

Con el anuncio en el informe del Director General de la OMS de la probable reducción de recursos y presencia en países donde la poliomielitis no es endémica, la región africana enfatizó la necesidad de “movilizar financiamiento a largo plazo para permitir que la región continúe con sus actividades de eliminación” de la enfermedad.

“La OMS debe agregar financiamiento para la poliomielitis y colocarlo en una de las prioridades del presupuesto por programas para 2022-2023 y los presupuestos siguientes”, reforzó el delegado de Burkina Faso.

En un esfuerzo por tranquilizar a los estados miembros, Zsuzsanna Jakab reconoció la necesidad de financiamiento a largo plazo para mantener los activos contra la poliomielitis. “Nos gustaría asegurar [a los estados miembros] que esto sigue siendo una prioridad para el presupuesto por programas de la OMS 2020-2023 y más allá”, prometió Jakab.

“El proyecto de presupuesto presentado a la Junta Ejecutiva refleja nuestro compromiso con el financiamiento sostenible de la red contra la poliomielitis y estamos trabajando en estrecha colaboración con la GPEI y otros socios de desarrollo para desarrollar esfuerzos integrales de movilización de recursos para el financiamiento futuro”, agregó.

“Aliento a los socios y donantes a que sigan apoyando a la OMS para mantener nuestras funciones básicas donde la infraestructura de la poliomielitis puede tener el mayor impacto”, pidió Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

También en la agenda de la Junta Ejecutiva se debatió la Resistencia Antimicrobiana, una creciente amenaza global.

Los medicamentos antimicrobianos esenciales utilizados para tratar infecciones comunes se están volviendo ineficaces a nivel mundial, pero las tasas más altas de resistencia se encuentran en los países de ingresos bajos y medianos bajos, según el informe de la OMS sobre la implementación del Plan de Acción Mundial sobre la Resistencia a los Antimicrobianos.

Una evaluación de riesgos realizada por la Secretaría indicó que COVID-19 ha interrumpido las actividades antimicrobianas nacionales planificadas y en curso y ha aumentado el riesgo de aparición de resistencia debido al uso irracional de antimicrobianos para tratar a pacientes infectados con SARS-CoV2.

La UE y Filipinas establecieron la interacción entre COVID-19 y la Antimicrobial resistance (AMR), que incluyó interrupciones en la cadena de suministro de antibióticos, interrupciones en la prestación de servicios de inmunización de rutina y el uso indebido y excesivo de antibióticos en el manejo de pacientes con COVID-19.

Estos desarrollos, si no se abordan, pueden hacer retroceder todos los logros en nuestra lucha contra las enfermedades infecciosas”, avisó la delegada de Filipinas.

"En opinión de Brasil, la colaboración entre la OMS y otros organismos del sistema de las Naciones Unidas [por ejemplo, a través de la Secretaría Conjunta Tripartita sobre la RAM] será tan legítima y satisfactoria si cumplen sus respectivos mandatos y rinden cuentas a sus respectivos órganos rectores", propuso la delegación de Brasil.

"También vemos espacio para mejoras en la forma en que los organismos de alto nivel relacionados con la resistencia a los antimicrobianos conectan su trabajo, la riqueza de necesidades y el contexto con los estados miembros", agregó.

El Fondo Fiduciario recibió el apoyo de Zambia en la reunión de la Junta Ejecutiva, ya que “esto garantizará una financiación de la resistencia a los antimicrobianos suficiente y sostenible” mediante la utilización de corrientes de múltiples fondos.

“134 países han establecido planes nacionales [sobre resistencia a los antimicrobianos], pero muchos países carecen del financiamiento necesario. Como resultado, los planes no tendrán un impacto real. No podemos tener éxito si no contamos con el financiamiento necesario para implementar actividades a nivel nacional, regional y local”, destacó el Profesor Hanan H. Balkhy, Subdirector General de Resistencia a los Antimicrobianos de la OMS.

“Hacemos un llamado a todos los estados miembros para que tomen las medidas necesarias para combatir la RAM estableciendo estos planes de acción nacionales y estableciendo el financiamiento para que puedan ser implementados en el contexto de la Cobertura Universal de Salud y la atención primaria de salud”, agregó.

“Aplaudimos las muchas iniciativas que están poniendo en práctica el enfoque de una sola salud a nivel mundial ... Alemania acoge con satisfacción el reciente establecimiento del Grupo de líderes por una sola salud y está feliz de estar representado en este grupo”, dijo el delegado de Alemania. "Confiamos en que mantendrá la RAM en un lugar destacado de la agenda política".

Austria, hablando en nombre de los estados miembros de la UE, subrayó la “situación confusa” y la inseguridad jurídica que rodea al acceso oportuno a patógenos en emergencias sanitarias. Esta incertidumbre “podría provocar retrasos en el acceso a los diagnósticos, terapias y vacunas”.