NUEVA DIRECTORA DE LA OMC: EL ACCESO EQUITATIVO A LAS VACUNAS ES UN IMPERATIVO MORAL

Visto: 725

La nueva directora General de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, afirmó que el acceso equitativo a las vacunas es un “imperativo moral” y pidió el compromiso financiero de los países ricos para acelerar el proyecto ACT Accelerator Facilitation de la OMS.

Ngozi Okonjo-Iweala formuló sus primeras declaraciones sobre las vacunas COVID y el acceso equitativo a pocas horas de conocerse que Estados Unidos destraba su elección, tal como había acontecido durante la presidencia de Donald Trump.

La primera mujer que dirigirá la OMC (y también la primera vez que Africa accede a la dirección de la organización), Okonjo-Iweala fue la oradora principal durante la cuarta reunión del Access to COVID-19 Tools (ACT) Accelerator Facilitation Council, donde se anunció un nuevo acuerdo de reparto para reclutar más fondos de países donantes para cubrir una brecha de financiamiento de 27 mil millones de dólares que requiere el emprendimiento en el que participa la Fundación Gates entre los donantes privados.

El Consejo del ACT Accelerator copresidido por Noruega y Sudáfrica necesita el dinero para implementar componentes claves del proyecto insignia de ACT, como es COVAX, la instalación de distribución global de vacunas, así como iniciativas paralelas para garantizar el acceso global a las pruebas y tratamientos de COVID-19.

En el primer desafío al mando de la OMC, Okonjo-Iweala, ex ministra de Finanzas de Nigeria y que posee la doble ciudadanía estadounidense -  tendrá que negociar un rumbo en el acalorado debate relacionado con la exención de patentes que impulsan India/Sudáfrica con el apoyo de decenas de países.

Los países de ingresos bajos y medianos, liderados por Sudáfrica e India, buscan que la OMC apruebe "una exención de la propiedad intelectual" en todos los productos de salud relacionados con COVID, durante la duración de la pandemia, mientras que los países ricos que se han opuesto a la medida.

En sus comentarios ante el Consejo, Okonjo-Iweala, tomó un camino intermedio pidiendo una mayor equidad en la distribución de vacunas y más fondos de donantes para apoyar la instalación COVAX global y otras iniciativas ACT Accelerator copatrocinadas por la OMS y una variedad de otras agencias de la ONU y asociaciones público-privadas.

Okonjo-Iweala fue precisamente la enviada especial de la OMS para ACT Accelerator cuando se estableció en abril de 2020, antes de lanzar su candidatura a la dirección general de la OMC.

Okonjo-Iweala hizo hincapié en la desigualdad actual en el despliegue mundial de vacunas, con altos porcentajes de vacunación en los países de ingresos altos, mientras que solo un puñado de los países de bajos ingresos han recibido dosis hasta ahora.

"Si queremos detener la propagación y la mutación de esta pandemia, debemos cambiar la apariencia de este mapa lo más rápido que podamos", dijo Okonjo-Iweala, refiriéndose al mapa de las vacunas COVID-19 administradas por cada 100 personas.

“No podemos retrasar el lanzamiento de herramientas en todo el mundo. El acceso equitativo a las herramientas COVID-19 no es solo un imperativo moral, también es estratégico y económico. La solidaridad mundial es la forma más rápida y eficaz de derrotar la pandemia”, declaró Okonjo-Iweala.

La primera mujer en dirigir la OMC elogió la ambiciosa iniciativa ACT Accelerator como el "esfuerzo global más rápido, coordinado y exitoso de la historia para desarrollar estas herramientas para combatir la enfermedad".

Sin embargo, la iniciativa está plagada de una "subinversión persistente en soluciones globales y una creciente acción bilateral", lo que socava la capacidad de la instalación COVAX para adquirir vacunas para los países participantes, incluidos los países más pobres del mundo, a un precio asequible, señaló.

“Los gobiernos de todo el mundo están bajo una inmensa presión para asegurar dosis para todos sus ciudadanos. Muchos no pueden pagar los acuerdos bilaterales, otros todavía los buscan y algunos han obtenido más dosis de las que requieren sus poblaciones. Resolver estos problemas requiere que todos nos unamos para encontrar soluciones”, pidió Okonjo-Iweala.

“Dada la contracción de la asistencia oficial para el desarrollo disponible, muchos más países tendrán que encontrar formas sostenibles de financiar y cofinanciar las herramientas COVID-19, incluso a través de los bancos multilaterales de desarrollo”, agregó.

Los países que participan en COVAX están preparados para comenzar a recibir dosis y COVAX ya ha publicado un pronóstico de distribución provisional para el primer y segundo trimestre de 2021, sin embargo, es posible que no se disponga de suministros adecuados de las vacunas para cumplir con los requisitos y necesidades de los países.

“La instalación de vacunas COVAX de ACT Accelerator está preparada para la distribución por vía rápida de más de dos mil millones de dosis de vacunas seguras, efectivas y de calidad garantizada reconocidas internacionalmente en 109 países y economías participantes. Y los países están listos ... Sin embargo, hay desafíos”, dijo Okonjo-Iweala.

“Los países, los fabricantes, los reguladores, la sociedad civil y los actores del sistema multilateral tienen un papel que desempeñar para garantizar que las vacunas lleguen a las personas en todos los países, prevenir la infección y poner fin a esta pandemia en todas partes ... Por eso estamos aquí hoy”, agregó la directora General de la OMC.

Mientras tanto, el CEO de AstraZeneca, Pascal Soriot, que también participó en la reunión, dijo que creía que la vacuna de la compañía puede seguir siendo un ancla fundamental del esfuerzo mundial de COVAX para implementar vacunas en países de ingresos bajos y medianos.

“Nuestro compromiso como empresa de suministrar a COVAX, junto con nuestra colaboración con el Serum Institute of India, que están desarrollando la vacuna junto con nosotros, significa que más de 300 millones de dosis de la vacuna podrían estar disponibles en 145 países en el primer semestre. de este año, sujeto a aprobación regulatoria”, dijo Soriot.

La vacuna AstraZeneca es uno de los pilares de la iniciativa global, con el mayor compromiso de volúmenes de vacunas con COVAX hasta el momento.

“Nuestro suministro a COVAX significa que, en promedio, el 3% de las personas en estos países recibirá la vacuna. Y estoy muy orgulloso de decir que el 61% de nuestro suministro proyectado de COVAX durante este período de tiempo se destinará a países de ingresos bajos y medios”, subrayó Soriot.