OMS CONTRATÓ SEGURO PARA AFRONTAR LAS EVENTUALES DEMANDAS POR LAS VACUNAS REPARTIDAS A TRAVÉS DE COVAX

Visto: 624

La OMS contrató un seguro para afrontar eventuales demandas por efectos secundarios de las vacunas COVID distribuidas a través del programa COVAX, que será financiado con un impuesto de 10 centavos de dólar por vacuna.

El seguro global que brindará cobertura a los gobiernos de 92 países de economía de ingresos bajos y medios si la vacuna produce efectos secundarios, fue contratado con ESIS Inc, una empresa de seguros con cabecera en Filadelfia.

ESIS administrará “un programa de compensación por lesiones causadas por vacunas para los 92 países y economías de ingresos bajos y medios elegibles para el apoyo de donantes a sus campañas de vacunación”, informó la OMS.

La OMS definió esta cobertura global “como el primer y único mecanismo de compensación por lesiones causadas por vacunas que opera a escala internacional”.

“El programa ofrecerá a las personas elegibles en países y economías elegibles por un proceso rápido, justo, sólido y transparente para recibir compensación por eventos adversos raros pero graves asociados con Vacunas distribuidas por COVAX hasta el 30 de junio de 2022”, anunció la Alianza Mundial de Vacunas  GAVI, que administra COVAX junto con la OMS.

Al proporcionar una compensación global en la resolución total y final de cualquier reclamo, COVAX tiene como objetivo "reducir significativamente la necesidad de recurrir a los tribunales de justicia, un proceso potencialmente largo y costoso".

ESIS, que es parte del grupo Chubb de Estados Unidos, no cobrará ninguna tarifa a los solicitantes, aseguró.

“El fondo de compensación sin culpa es un impulso masivo para el objetivo de COVAX de un acceso global equitativo a las vacunas: al proporcionar un mecanismo sólido, transparente e independiente para resolver eventos adversos graves, ayuda a aquellos en países que podrían tener tales efectos, a los fabricantes a implementar vacunas a los países más rápido, y es un beneficio clave para los gobiernos de bajos ingresos que adquieren vacunas a través de Gavi COVAX”, aseguró Seth Berkley, director ejecutivo de GAVI.

El programa de compensación COVAX entrará en funcionamiento a través de un portal web (www.covaxclaims.com) antes del 31 de marzo, y las personas podrán solicitar una compensación incluso si recibieron una vacuna distribuida por COVAX antes de esta fecha.

El programa se financiará inicialmente a través de un impuesto que se cobra sobre todas las dosis de vacunas COVID distribuidas a través de la Instalación COVAX a las economías elegibles como Advance Market Commitment (AMC). En conjunto, existen 165 países candidatos que representan el 60% de la población mundial.

Todas las vacunas adquiridas o distribuidas a través de la instalación COVAX habrán recibido la aprobación reglamentaria previa de una autoridad nacional estricta y / o una autorización de uso de emergencia de la OMS para confirmar su seguridad y eficacia.

Pero, como ocurre con todos los medicamentos, incluso las vacunas aprobadas para uso general pueden, en casos raros, causar reacciones adversas graves.