FEFARA Y EL RUMBO INSTITUCIONAL, UNA MIRADA POSPANDEMIA

Visto: 627

La pandemia ha tensionado al máximo el sistema de salud y el futuro -que ya no será igual a lo conocido- impone un debate sobre el papel de los eslabones del mercado farmacéutico. Por eso desde FEFARA proponen diseñar y debatir un modelo de “vinculación productiva agregando valor a la prestación farmacéutica”.

FEFARA ha entendido que ante la nueva realidad que se aproxima debe profundizar “ciertas transformaciones” que ya están en proceso de consolidación y “replantearnos estrategias políticas y comerciales que garanticen nuestra posición en el mercado y, en la medida de lo posible, un crecimiento cuantitativo y cualitativo”.

Las propuestas de FEFARA, contenida en la última edición de la revista MÉDICOS, surgen de un escenario complejo por “el alto impacto en el ámbito de los medicamentos, un continuo desfinanciamiento del Estado y finalmente, una alarmante pauperización de gran parte de la población”.

Pero, justamente “el escenario complicado” que nadie eligió pero en el que hay que navegar cotidianamente, al mismo tiempo es “propicio para demostrar nuestra capacidad de gestión”, sostiene Damian Sudano, presidente de FEFARA, en la nota de MEDICOS.

Columna completa:

El nuevo escenario del mercado de los medicamentos nos obliga como institución farmacéutica a profundizar ciertas transformaciones que venimos llevando adelante y, a la vez, a replantearnos estrategias políticas y comerciales que garanticen nuestra posición en el mercado y, en la medida de lo posible, un crecimiento cuantitativo y cualitativo.

La crisis económica que comenzó en abril de 2018 con una fuerte inestabilidad en el mercado cambiario; luego trasladada a un proceso inflacionario creciente, de alto impacto en el ámbito de los medicamentos; a un continuo desfinanciamiento del Estado y finalmente, a una alarmante pauperización de gran parte de la población, nos situó en un escenario complicado pero propicio para demostrar nuestra capacidad de gestión.

Hoy, lejos de haberse acabado aquello, debemos sumarle la crisis sanitaria y económica mundial producto de la aparición del Covid-19, que refuerza aún más la necesidad de actuar para enfrentar nuevos desafíos y tomar las oportunidades que pudiera ofrecernos el mercado.

Nuestra idea central es diseñar y trabajar en las distintas acciones políticas, operativas y comerciales entendiendo que, si no emprendemos una vinculación productiva agregando valor a la prestación farmacéutica, no estaremos en condiciones de garantizar la subsistencia de la institución y sus representados.

Producto de todo lo trabajado hasta hoy, tenemos una posición en el mercado que nos permite proyectarnos como una institución con potencial competitivo y estar a la vanguardia en materia de tecnología aplicada a la salud.

Para mejor ilustrar todo lo antes dicho, hagamos un sintético repaso sobre lo que actualmente tenemos disponible desde la institución, en favor de los financiadores, sus pacientes, nuestras farmacias y el Estado  

Financiadores

Las Obras Sociales necesitan imperiosamente adaptarse a los cambios que se presentan, entre los cuales se destacan la puesta en operación de los nuevos sistemas y desarrollos digitales de prescripción, dispensación, tratamiento, control y archivo de recetas.

Su implementación constituye en sí misma una gran oportunidad para transparentar el mercado y mejorar su control y peso frente a la oferta. En ese sentido, desde nuestro espacio podemos garantizarle la satisfacción de sus necesidades más urgentes: la adaptación a las nuevas herramientas tecnológicas y digitales, y la posibilidad que su funcionamiento aporte a la sustentabilidad económica y financiera de quien las adopte.

Farmacias

Las pequeñas y medianas farmacias, que son la gran mayoría de las farmacias del país y aquellas cuyos intereses defendemos especialmente, son las primeras beneficias de nuestras políticas.

Todas las herramientas informáticas y de gestión que hemos desarrollado y trabajado en los últimos años han estado dirigidas a consolidar el posicionamiento de las farmacias en un mercado que, aún más en estos tiempos de nuevas tecnologías de comunicación e información, tiende a expulsarlas

Es nuestro objetivo para este año, lograr que ya no se atiendan en farmacias recetas manuales, sino que todo sea en formato digital. En este sentido hemos diseñado un plan de trabajo transitorio en el que convivirán el sistema manual y electrónico, siempre intentando promover la forma digital.

Pacientes

Hemos desarrollado una aplicación que permite a los pacientes la gestión de sus recetas y otros tratamientos médicos. La utilidad de la misma radica en su fácil acceso y seguridad de información sobre el tratamiento; alternativas terapéuticas; marcas; consejos sanitarios y demás mensajes que su obra social o agente de salud le quiera comunicar.

Para los casos de cronicidad, proponemos implementar un sistema de “consumo programado” de medicamentos. El sistema es parte de la estrategia integral con obra social, farmacia, distribución y droguería, ya que necesita de todos los eslabones; pero su objetivo final es que los pacientes crónicos puedan contar con una herramienta de gestión e información que cada mes le gestiona el pedido, envío y provisión de sus medicamentos.

Estado

Desde siempre, en nuestra Federación hemos estado impulsando ideas que permitan la gestión de proyectos en conjunto con el sector público. Afortunadamente no son pocas las ocasiones en las cuales hemos llegado a concretar convenios de colaboración con el sector, tanto a nivel nacional, provincial o municipal

Hoy, en esta especial situación generada por la pandemia, vemos con agrado que la sociedad ha logrado revalorizar la función social del farmacéutico, haciendo evidente su importante función y el carácter de servicio público indispensable que reviste su actuación en cada rincón del territorio nacional

En tales circunstancias, y sumando a todos los aportes ya realizados, nos encontramos trabajando en forma conjunta con el Ministerio de Salud de la Nación. Nos impulsan aquí dos inquietudes de real significación: gestionar un plan de vacunación para los integrantes de nuestra red y acordar el alcance y la extensión del aporte que realizarán nuestras farmacias, para hacer frente a la enorme tarea de lograr la aplicación de las vacunas a la población del país.

A manera de síntesis: en este nuevo año nuestro objetivo estratégico principal será continuar trabajando de manera asociativa, en procura de un mejor acceso al medicamento a toda la población; colaborando con los financiadores para una mejor utilización de recursos cada vez más escasos; persiguiendo la sustentabilidad de nuestra red de farmacias y acompañando al Estado en todas las acciones que tiendan al logro de estos objetivos

Trabajar de manera proactiva, aportando a la construcción de una mejor realidad del sector, sigue siendo nuestro norte… y hacia allá seguimos

Damian C. Sudano
Presidente FEFARA