LA INDUSTRIA AFRONTA CUELLOS DE BOTELLA EN LA PRODUCCIÓN DE VACUNAS COVID

Visto: 596

La OMS y los fabricantes de vacunas se reunieron en una cumbre virtual para analizar los cuellos de botella existentes en la fabricación de vacunas COVID, que finalizó con el compromiso de escalar al máximo la producción, aunque admitieron que no hay soluciones fáciles ya que la capacidad mundial está saturada y hay escasez de insumos.

"Hay signos crecientes de tensión dentro de las cadenas de suministro" a medida que los fabricantes de vacunas se esfuerzan por adquirir algunos de los mismos insumos y equipos de materias primas, analizó Richard Hatchett, director ejecutivo de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), una iniciativa pública-privada que impulsa la plataforma COVAX.

En general, los fabricantes ya han destacado el impacto de las restricciones a la exportación que están comenzando a afectar la producción de vacunas. Algunas vacunas necesitan numerosos componentes procedentes de todo el mundo, en una cadena de suministro de varios países.

“Las empresas están comenzando a informar sobre escasez de materias primas críticas, consumibles críticos e incluso equipos necesarios para la fabricación de vacunas”, admitió Hatchett, en la clausura de la cumbre, organizada por el Instituto Real de Asuntos Internacionales Chatham House, con sede en Londres.

Hatchett señaló que la producción mundial habitual de vacunas era de entre 3,5 y 5,5 mil millones de dosis anuales, mientras que el objetivo para este año era producir 14 mil millones de vacunas COVID-19.

El director ejecutivo de CEPI agregó que estaba preocupado por la posibilidad de que Estados Unidos use su Ley de Producción de Defensa para reservar los escasos ingredientes de la vacuna para su propio uso, y dijo que esto también "interrumpiría la fabricación de vacunas" a un nivel más global.

Un documento elaborado a partir de las discusiones de la cumbre titulado “Hacia la vacunación del mundo" proporciona uno de los documentos más detallados hasta la fecha sobre el panorama de los actuales cuellos de botella de la cadena de suministro de vacunas, los desafíos de fabricación y las posibles soluciones. 

El documento advierte que ya “se ha hecho evidente que muchos suministros de insumos para la vacuna COVID-19 de materias primas y materiales de empaque, consumibles y equipos son escasos, lo que puede resultar en que varios fabricantes de vacunas COVID-19 no puedan cumplir con su fabricación actual de vacunas. compromisos”.

Esta escasez también afectará la capacidad de fabricar otras vacunas y productos biológicos que salvan vidas. Los mecanismos para garantizar el suministro de insumos para la intención de capacidad de fabricación actual y aumentada deben implementarse con soluciones a corto, mediano y largo plazo”, propone.

Thomas Cueni, Director General de la Federación Internacional de Fabricantes de Productos Farmacéuticos (IFPMA), agregó que “pocas personas en el mundo comprenden completamente la escala de la tarea en cuestión.”

“Este es el aumento de producción más grande que jamás haya visto el mundo”, afirmó Cueni, Director General de la cámara de las multinacionales farmacéuticas.

Todo el mundo ya está haciendo lo máximo que puede, en las últimas semanas, hemos visto entrar nuevos jugadores, jugadores experimentados en la fabricación farmacéutica. También hemos visto una increíble cantidad de colaboración y unión, por ejemplo, entre fabricantes innovadores y fabricantes de países en desarrollo", elogió.

Cueni comunicó al periodismo que la reunión profundizó en detalles granulares sobre los tipos de transferencias de tecnología que serían necesarias para acelerar la fabricación de vacunas, señalando la importancia de poder mover la fuerza laboral calificada, la voluntad política y la armonización regulatoria.

“Creo que todos estamos muy agradecidos por el increíble trabajo que hacen los reguladores. Es asombroso lo rápido que vimos que se aprobaron vacunas seguras y efectivas”, subrayó Cueni.

"A diferencia de los productos farmacéuticos que son productos químicos, las complejidades de las operaciones de vacunas biológicas siguen siendo un desafío mayor", agregó Rajinder Suri, director ejecutivo de la Red de Fabricantes de Vacunas de Países en Desarrollo (DCVMN).

“Una vez más, esto debe entenderse completamente antes de entrar en este tipo de acuerdo de transferencia de tecnología con otras empresas u otros países. Por lo tanto, la capacidad de una empresa individual para absorber tecnología y tener mano de obra capacitada para comprender realmente qué son las complejidades y cómo llevarlas adelante, también serán los desafíos clave", analizó.

Sai Prasad, presidente de DCVMN, estuvo de acuerdo y agregó: "Con COVID-19, necesitamos garantizar las vacunas lo antes posible, por lo que para 2021 y 2022, debemos ir donde haya capacidad, recursos humanos y conocimientos técnicos".

Prasad también agregó que la transferencia de tecnología "se trata menos de propiedad intelectual y más de transferencia de conocimiento".

El disertante se refería a la propuesta conjunta de Sudáfrica e India para una exención intelectual adecuada sobre las tecnologías de salud relacionadas con COVID-19, que los grupos la sociedad civil y un centenar de países consideran que desbloquearía los cuellos de botella en el suministro.

Rasmus Hansen, de la compañía de investigación AirFinity, agregó que los fabricantes también estaban preocupados por “un desajuste entre la oferta y la demanda”, en el que aumentar demasiado rápido podría incluso crear un exceso de capacidad.

"¿Llegaremos a un punto de exceso de oferta?" preguntó Hansen. Explicó que los fabricantes que estaban considerando inversiones costosas y tecnológicamente complejas en la producción de vacunas, también estaban preguntando cuál debería ser su nivel de inversión a largo plazo.

Cueni respondió que era “optimista” sobre el potencial de ver evolucionar más empresas o asociaciones que puedan abordar los cuellos de botella globales.

"Espero que veamos más asociaciones, veremos más anuncios sorprendentes sobre nuevas capacidades encontradas", vislumbró Cueni.

"Pero, también veremos el diálogo a más largo plazo sobre cómo mejorar la transferencia de tecnología", agregó.

“Creo que hay puntos de vista comunes que ya he tenido conversaciones con varios fabricantes de nuestro lado después, y existe la voluntad de participar en eso”, reforzó.

“Sin embargo, en términos de transferencia de tecnología, ya está sucediendo, y la expansión de la capacidad se ha llevado a cabo porque hay asociaciones, por ejemplo, entre fabricantes innovadores y fabricantes de países en desarrollo, ambos trayendo sus respectivas competencias a un primer plano”, completó el representante de la industria multinacional.

Foto: Rueda de prensa después de la discusión de Chatham House sobre los cuellos de botella y las soluciones de la cadena de suministro de la vacuna COVID-19