EL PARLAMENTO EUROPEO APROBÓ EL PASAPORTE SANITARIO Y PIDIÓ SANCIONES CONTRA ASTRAZENECA

Visto: 387

El Parlamento Europeo aprobó por mayoría abrumadora el “Certificado Verde Digital” o “Pasaporte Verde” para facilitar los viajes dentro de la Unión Europea durante el próximo verano de los ciudadanos que ya han sido vacunados contra la pandemia.

Los parlamentarios europeos también descargaron su artillería contra AstraZeneca, en la mira por su demora en entregar las dosis prometidas, con el agravante que se descubrieron millones de dosis escondidas en un laboratorio de Italia.

“Se están riendo de nosotros en nuestras caras”, se quejó una eurodiputada española, mientras que desde el bloque de la izquierda pidieron la anulación de las patentes.

El “Certificado Verde Digital” fue aprobado con 468 votos a favor, 203 en contra y 16 abstenciones, luego de recurrir a un procedimiento de urgencia (artículo 163), que permite un control parlamentario más rápido de las propuestas de la Comisión.

Pero, los parlamentarios europeos también advirtieron que todos los esfuerzos para recuperarse del COVID-19 serán nulos a menos que los europeos se vacunen más rápidamente.

Tenemos que acelerar la vacunación que es la única luz al final del túnel”, pidió Katalin Cseh eurodiputada húngara del Grupo Renovar Europa (liberales), durante la sesión parlamentaria.

 

“Solo las vacunas pueden ofrecernos una salida a la crisis; debemos hacer todo lo posible para ayudar a impulsar la producción de vacunas y garantizar una mayor transparencia, previsibilidad y suministro de vacunas, de modo que podamos acelerar las campañas de vacunación en toda la UE”, agregó Ana Paula Zacarias actual secretaria de Estado para Asuntos Europeos de Portugal.

La mayoría de los eurodiputados que hicieron uso de la palabra dijeron que el Certificado Verde Digital propuesto por la Comisión Europea el 17 de marzo respaldaría la tan necesaria recuperación del sector de los viajes y el turismo.

El certificado ofrecería pruebas de que una persona ha sido vacunada, recibió un resultado negativo en la prueba o se recuperó del COVID-19 y tiene anticuerpos.

Además, los parlamentarios aseguraron que será un documento gratuito, en formato digital o en papel, con un código QR para ayudar a garantizar la seguridad y la autenticidad.

Otras disposiciones claves son que el certificado será reconocido en todos los estados miembros de la UE y allanará el camino para el establecimiento o restablecimiento de la total libertad de movimiento dentro de la UE durante la pandemia de COVID-19.

“La Comisión creará una puerta de enlace para garantizar que todos los certificados se puedan verificar en toda la Unión Europea y apoyará a los estados miembros en la implementación técnica de los certificados”, dijo el vicepresidente de la Comisión, Maroš Šefčovič. Šefčovič, quien estimó que estará disponible para junio.

Varios eurodiputados durante el debate pidieron acciones legales contra AstraZeneca por retrasos en la entrega de su vacuna y el incumplimiento del contrato firmado con la UE.

Las preocupaciones sobre el incumplimiento de los compromisos por parte de Astra Zeneca se han visto agravadas por el reciente descubrimiento de casi 30 millones de dosis no entregadas y escondidas en una fábrica italiana.

La española Iratxe García Pérez, presidenta del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, calificó los informes sobre las dosis no entregadas de AstraZeneca como "la gota que colmó el vaso".

No estamos hablando de que no estén cumpliendo con sus compromisos y contratos. Básicamente, se están riendo de nosotros en nuestras caras”, acusó la parlamentaria española.

Las vacunas AstraZeneca fueron descubiertas por la policía italiana en una redada de una fábrica en Anagni, una ciudad cercana a Roma. Según los informes, los funcionarios del gobierno italiano no estaban al tanto del alijo de vacunas hasta que el comisionado de mercado interno de la UE, Thierry Breton, inició una investigación y luego avisó a la policía italiana, según el periódico italiano La Stampa.

AstraZeneca aseguró que 16 millones de las dosis de la vacuna simplemente estaban esperando el control de calidad para ser entregadas a los países de la UE. 

Otros 13 millones de dosis se fabricaron fuera de la UE y luego se llevaron a la planta para el proceso de "llenado y acabado" de poner la vacuna en viales, se defendió la compañía multinacional.

García Pérez y otros eurodiputados, sin embargo, culparon a AstraZeneca de seguir avanzando demasiado lento en las entregas de vacunas de la UE.

“[Tenemos] que actuar con firmeza y tomar acciones contra una empresa farmacéutica porque están minando el prestigio de otras empresas que están cumpliendo con sus obligaciones. Por eso exhorto a la Comisión a que se ponga manos a la obra y haga algo sobre este flagrante ataque a los compromisos que asumió la empresa”, pidió García Pérez.

Aunque varios eurodiputados pidieron acciones legales contra AstraZeneca para impedirle exportar vacunas al Reino Unido y a otras partes del mundo, otros advirtieron que una prohibición de exportación podría provocar más retrasos en el lanzamiento de vacunas en Europa.

“Las prohibiciones de exportación pueden dar lugar a medidas de represalia y eso podría conducir a una menor producción de vacunas en la UE. Podríamos terminar en la peor situación posible en la que nadie se beneficie”, advirtió el alemán Martin Schirdewan, del Grupo de Izquierda en el Parlamento Europeo.

Schirdewan, sin embargo, pidió a la Comisión Europea que "renuncie a todos los contratos con las compañías farmacéuticas y libere las patentes para producir las vacunas".

Nos hemos hecho dependientes de las empresas farmacéuticas. Nos hemos hecho dependientes de un mercado que no regula nada, como lo demuestra claramente AstraZeneca que almacena 29 millones de dosis en Italia que acaban de ser descubiertas accidentalmente”, denunció Martin Schirdewan.