JUSTICIA DE ESTADOS UNIDOS ACUSA A NOVARTIS DE CORRUPCION

Visto: 1629

El laboratorio multinacional Novartis afronta sendas demandas ante la  justicia de Estados Unidos por “actos de corrupción”  cometidos al pagar  “incentivos” a los médicos y “beneficios especiales” a decenas de farmacias de ese país,  a cambio de prescribir y vender sus medicamentos.

    En la primera de las demandas, el  Departamento de Justicia aseguró que cuenta con pruebas de que Novartis abonó sobornos a médicos para que prescribieran sus medicamentos contra la hipertensión y la diabetes y  desecharan  productos similares más baratos de sus competidores.

   La demanda, presentada en el Tribunal federal de Distrito de Nueva York, alega que, para promover la venta de medicamentos de Novartis como Lotrel y Valturna, recetados para tratar la hipertensión, o Starlix, prescrito para la diabetes, la empresa pagó a médicos para dar conferencias en lo que denominaban "eventos sociales" y organizó lujosas cenas.

   “Este tipo de acciones eran, en realidad, sobornos para los conferenciantes y asistentes con el fin de inducirlos a recetar los medicamentos de Novartis", afirmó el Departamento de Justicia.

  Los pagos incluyeron "miles" de programas de conferencias en las que los médicos "pasaban muy poco tiempo o casi ninguno hablando sobre el medicamento en cuestión" y se convertían en “reuniones sociales”, denunció el Departamento de Justicia.

  "Novartis sólo agasajaba a los doctores en restaurantes de moda con costes astronómicos”, afirmó la demanda. Al fundamenta su imputación ell Departamento de Justicia presentó como prueba la cuenta de una cena para tres personas en un restaurante japonés que ascendió a casi 10 mil dólares.

  Estas acciones “violaron el estatuto anti-sobornos estadounidense” y provocaron que el gobierno pagara "falsas peticiones" a través de sus programas de salud para adquirir los productos farmacéuticos de Novartis, subrayó la demanda.

  “Todo esto   llevó a los programas de ayuda médica Medicare y Medicard a pagar millones de dólares en reembolsos por medicamentos para la hipertensión como Lotrel y Valtuma o la droga contra la diabetes Stalix, que muchas veces son más caros que los de la competencia”, denunció el Departamento de Justicia.

  El gobierno estadounidense también acusó a  Novartis por pagar sobornos al menos a una veintena de farmacias con el objetivo de que recomendaran el uso del Myfortic  en  lugar de otros medicamentos genéricos más baratos para tratar a los pacientes trasplantados, a cambio de obtener beneficios sobre las ventas.

  Los pagos a las farmacias sumaron decenas de millones de dólares y las ventas de Myfortic en las farmacias implicadas facturaron por 100 millones de dólares.

  La mitad de esa facturación en favor de Novartis fue pagada con  fondos de los programas de salud pública estadounidense, según el texto de la demanda.

  En un comunicado, Novartis contestó ambas demandas y afirmó que el gobierno estadounidense estaba expandiendo la definición de "soborno" más allá de la ley, afirmó su vocera, Julie Masow..

"Los descuentos y las rebajas realizadas por las compañías farmacéuticas son una práctica habitual, adecuada y legal reconocida por el propio gobierno", indicó la farmacéutica suiza.

 La farmacéutica suiza añadió en su descargo que "las conferencias médicas son aceptadas como práctica habitual en la industria".