ESTALLAN LAS PARITARIAS

Visto: 4728


Las paritarias de los empleados de las droguerías ingresaron en zona de conflicto  a partir de esta semana con  asambleas diarias en los lugares de trabajo que se convierten en la práctica en cese de tareas y que progresivamente se irán incrementando en paros escalonados, hasta la paralización total de las actividades a partir de la semana próxima, si no hay acuerdo en la mesa de negociaciones.

Voceros del sindicato del personal de droguerías, ATSA-seccional capital,  confirmaron a Pharmabaires.com que fracasaron las negociaciones paritarias y que a partir de esta semana se “extenderán las medidas de protesta”.

ATSA reclama un incremento salarial de 26 por ciento, que es el porcentaje con el que cerraron el acuerdo de este año con los hospitales de colectividades,  la primera paritaria por rama que rubricó la organización sindical en el Ministerio de Trabajo.

Además, los voceros de ATSA confirmaron que a fin de mes comienza la paritaria con los laboratorios farmacéuticos y si bien por ahora “estamos en punto cero”, la intención es negociar a partir de un incremento del 26 por ciento, como  ya han conseguido como piso en la rama de los hospitales privados.  

La paritaria entre los laboratorios y sus empleados afiliados a ATSA será el anticipo de la que comenzará, poco después, con los visitadores médicos agrupados en la AAPM.   En cuestión de semanas,  la industria deberá librar duras batallas en dos frentes sindicales.

Los visitadores médicos desembarcarán con un pedido superior al 30 por ciento de aumento, similar a los incrementos de los últimos años. Pero reconocen que este año “la negociación viene durísima”.

“El clima está enrarecido y la industria especula con  que el Ministerio de Trabajo no avalará este año aumentos por encima del 25 o 26 por ciento y de esa manera se siente respaldada por el gobierno”, admtieron voceros sindicales.

El Ministerio de Trabajo está “apurado” por cerrar las paritarias lo más rápido posible, especialmente con los sindicatos más poderosos y con capacidad de ruido mediático como los camioneros, negociación que viene  complicada. Los visitadores médicos suelen ser los últimos en firmar, pese a las presiones de las autoridades laborales.

Voceros de la industria habían anticipado a Pharmabaires.com en febrero pasado que este año abordarían las negociaciones paritarias con otra estrategia de mayor dureza y ajustarían los aumentos de sueldos a los incrementos de precios que por esos días había autorizado el secretario de Comercio Guillermo Moreno.

“Y si no están de acuerdo, que le vayan a pedir aumento a (Guillermo) Moreno”, expresaron con contundencia.

Ese partido que promete ser trabado,  de dientes apretados y jugadas ríspidas, acaba de comenzar y todo indica que durará más de noventa minutos.